Archivos para el tag ‘ERE’

Mayo en diciembre

Rafael Navas | 2 de diciembre de 2015 a las 9:49

Primeras impresiones a poco del comienzo de la campaña: cambio de guiones. Se quejaban los partidos políticos de que en las elecciones municipales no se hablaba de los ayuntamientos, de las cuestiones más cercanas al ciudadano, y de que los candidatos se dedicaban al debate de asuntos nacionales. Y ahora llegan las elecciones generales y no paramos de escuchar a muchos políticos lo mal que lo están haciendo sus contrarios en los ayuntamientos, sobre todo los recién llegados a la política. Se entiende ya por qué Podemos no quiso usar su marca en las pasadas municipales. ¿En qué quedamos? Parece claro que se utiliza lo que más conviene en cada momento. En la campaña de mayo se habló de los ERE y de la Gürtel.

Los candidatos de PSOE, Ciudadanos y Podemos se tutean (y tuitean) entre ellos. Con Mariano Rajoy suena rara esa confianza. Es un arma de doble filo. Supuesta seriedad frente a supuesta cercanía en una campaña que -era cierto lo que se vaticinó en 2011- se celebra en un clima de sobreexposición de los candidatos, de romería por las televisiones y con humo en las redes sociales. Vivimos en la era de los mítines virtuales.

Después del Black Friday en las tiendas, en pocas horas comienza el Black Friday político. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, lo adelanta al anunciar que en la provincia de Cádiz, la más castigada por el paro en España, se crearán 100.000 puestos de trabajo la próxima legislatura. No 50.000 ni 150.000. La cifra elegida, redonda toda ella, es un brindis al sol en la tierra de los lunes al sol. Muchos políticos piensan que la memoria de los electores es frágil y que sus promesas son objeto de consumo rápido y masivo, como la comida basura o los gadgets que se compran y venden por internet. Y qué más da a estas alturas un cero más u otra promesa sin cumplir, si ya hemos perdido la cuenta. Y si alguien se atreve a echarla en cara, hablamos de los ayuntamientos.

El debate

Rafael Ruiz | 13 de marzo de 2012 a las 12:11

Si no me he informado mal, la juez Alaya –muy fan del troley de su señoría– acaba de mandar provisionalmente a la sombra al ex director general de Trabajo de la Junta. Si no he entendido malamente la cuestión, la decisión se encuadra en un escándalo fenomenal que, muchos millones de euros aparte, se ha llevado por delante la honra y la fama de personas principales del partido que gobierna la autonomía desde 1982. Si la prensa que yo he leído en los últimos meses no es la de Mozambique, dicho partido, el socialista, ha recibido collejas hasta en el cielo de la boca por el comportamiento del encausado estrella que, según testimonio obrante, buscaba refugio en paraísos artificiales a costa, al parecer, del dinero que todos dejamos de gastar en tabaco rubio y gin-tónic.
Si las emisoras de radio que se escuchan no se equivocan, cosa que pudiera suceder llegado el caso, a las elecciones autonómicas se llega con una destacada distancia del PP en los sondeos que sólo podría paliar un gobierno de coalición entre partidos de izquierda. Si no hay error, en el periodo previo a la campaña electoral se ha desarrollado un proceso de elaboración de candidaturas donde algunos se han ido dejando más jirones de piel de los debidos producto de una bronca interna de alto nivel. Si no yerra la memoria, el PSOE ha perdido pie incluso en caladeros de voto tradicional como el funcionariado de la Administración autonómica y, al parecer, el candidato Javier Arenas tiene la experiencia y la labia que se le supone para defender las medidas impopulares adoptadas por Mariano Rajoy.
Si el presupuesto y la economía andaluza llegan a estas elecciones en estado calamitoso, obligando a que las farmacias tengan que pedir un préstamo para inyectar liquidez en el sistema y no dejar de servir medicamentos, a que la obra pública se encuentre hundida y el desempleo disparado, a que se haya convocado una huelga general de esas que no crea empleo.
Si todo eso es verdad, según parece, ahí va la pregunta: ¿qué puñetas hace el Partido Popular dándole tantas vueltas a asistir a un debate televisado con José Antonio Griñán?

La juez y la campaña

José Aguilar | 16 de noviembre de 2011 a las 11:32

Para ganar las elecciones del domingo el Partido Popular no necesita ayuda externa. Le basta con la ayuda interna (de dentro del Partido Socialista, que lleva unos años suicidándose). No hace falta ponerse guerrista para deducir que el PP está recibiendo un plus en esta campaña. Un plus de deterioro de la imagen de sus adversarios socialistas. Esto es objetivo: cada avance en la instrucción judicial del escándalo de los ERE -que ya no es propiamente de los ERE, sino también de la política de ayudas a las empresas que ha practicado la Junta- viene a cuestionar un poco más al socialismo en el poder y a mermar sus posibilidades electorales, que ya estaban lastradísimas a causa de la crisis. Insisto para que nadie se confunda: la responsabilidad de lo que le está pasando al PSOE andaluz concierne enteramente al PSOE andaluz, y perdón por la tautología. Si se enfrenta a un proceso que más que salpicarlo lo enloda es por lo que ha hecho él mismo, no por una conspiración. Dicho lo cual, ahí está el nuevo auto de la juez Mercedes Alaya en el que se citan dos nombres, el del actual presidente de la Junta y el de la actual consejera de Hacienda, y se alude a otro, el de Manuel Chaves y su hija apoderada de Matsa. Ninguno está imputado. Ninguno ha sido citado como testigo, pero a los tres se refiere inequívocamente el auto judicial, dictado cuando la campaña electoral está dando las boqueadas y se sabe que los tres van a estar entre los que perderán los comicios. Y los perderán no sólo por los ERE y lo que sale tirando de su ovillo, pero también por eso.