Archivos para el tag ‘Manolo Recio’

Sometidos al imperio de la red

David Fernández | 9 de marzo de 2012 a las 10:19

Resulta sorprendente la tranquilidad con que los políticos se expresan en las redes sociales. Les atraen porque les permiten lanzar consignas sin que nadie les interrumpa. Los más ocurrentes también compiten a ver quién dice la pamplina más grande por ejemplo en Twitter, aun a costa de olvidarse de dar la cara en la vida real. Muy pronto el virtual Recio le pedirá a Griñán, mientras comparten mesa y mantel, que le pase la sal a través de un tuit, tan inmerso como está en su mundo de ficción. Nadie puede discutir la habilidad de los políticos de hoy para navegar en internet, aunque la mayoría no tenga pajolera idea de cómo frenar el paro ni sepa transmitir confianza a las compañías que abandonan la región. Esto requiere carisma y cargarse de razones, pero tachar al adversario de mentiroso y lanzarlo al aire en 140 caracteres es muy fácil. Los populares ya se aplican tan a fondo en las redes que celebran la victoria de manera virtual. Algunos se repiten como el gazpacho pensando que dan un mitin y estresan tela. Lo bueno es que puedes dejar de seguirlos. Son las reglas del mundo virtual. Y más de uno preguntará de dónde demonios sacan tiempo. El truco está en que dedican a personas de su confianza a enviar dardos en la red cuando están ocupados. ¿Dónde quedan la palabra y el discurso? En el espacio infinito.

Anoche, en lugar de pegar carteles, varios candidatos se presentaron en Facebook. Internet ha cambiado tanto las relaciones sociales que hasta los mítines se fabrican en serie. Sometidos al imperio de la red, a muchos da pena verlos totalmente desbordados por la vida real: prometen un cambio que ya trajo internet y que aún les supera. A fuerza de un enorme sacrificio, ya son tan inteligentes como su teléfono, y pueden a un tiempo chatear y reenviar un mail. Ahora bien, ¿los han visto encima de los conflictos laborales de la región? Cuantos más canales tienen a su alcance, más lejanos se les ve, porque su acercamiento sabe a pura ficción. Y con las nuevas tecnologías ocurre a veces como con la comida rápida, que puede parecer basura y acabar todo en una papelera de reciclaje con un simple click.