Archivos para el tag ‘pactos’

Anguita: apoyo y advertencia

José Aguilar | 20 de marzo de 2015 a las 4:47

No podía ser de otro modo. La resurrección política de Julio Anguita, el miércoles en Málaga, fue una ayuda a Maíllo –y Garzón, candidato a las generales– y una advertencia. Salió puntualmente del ostracismo –de la política nunca se fue– para mitinear en favor de Izquierda Unida en la tierra en la que la fundó y acarrearle votos al joven profesor de Sanlúcar y Aracena. Su carisma al servicio de la causa, como siempre hizo. Pero con el aviso propio del guardián de la ortodoxia: cuidadito con los pactos, cuidadito con repetir los tres años de colaboración con el PSOE corrupto y neoliberal que El Califa no ha dejado ni un momento de rechazar. No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta. No hay más izquierda que la que se propone acabar con el capitalismo y liquidar la Transición, y si ahora han surgido nuevos profetas de lo que se trata no es de arriar los viejos dogmas y desteñir las banderas impolutas, sino de procurar la unión de los profetas dispersos. Hablando en plata: Anguita llama al voto a IU y llama a IU a caminar junto a Podemos y otros grupos de la izquierda inequívoca y auténtica. Conclusión: IU ha de juntar sus fuerzas con el partido que no oculta su voluntad quitárselas. Todas, a ser posible.

Los nudillos rotos

Rafael Ruiz | 15 de marzo de 2012 a las 10:47

Mismo escenario. Canal Sur, antier mismo. José Antonio Griñán y Diego Valderas emprenden un debate de guante blanco. Más cosas son las que unen que las que separan. Políticas sociales, salida de la crisis por la izquierda, desarrollo estatutario, algún pellizco de monja del de Bollullos al presidente en funciones por el escándalo de los enchufados en los ERE. Escenifican que es posible un entendimiento para detener la ola conservadora, de derechas, que pretende colocar en San Telmo o la Casa Rosa a Javier Arenas, el ausente.
Plató de la tele autonómica. Año 2000. Antonio Romero es el candidato a la Presidencia de IU tras la decisión estratégica de descabalgar a Luis Carlos Rejón. El de Humilladero “llama a la puerta” de un PSOE hegemónico para emprender un gobierno de izquierdas, en la línea de la catastrófica propuesta en términos electorales que defendían en Madrid Joaquín Almunia y Francesc Frutos, reconvertido en Paco para la ocasión. Error de cálculo. Manuel Chaves, habitualmente parco en salidas de guasa, le espeta a Antonio Romero: “Se te van a romper los nudillos de tanto llamar”. Telón o fundido en negro.
Se da por supuesta una alianza poselectoral si los números son propicios durante la madrugada del 25 de marzo. Largo lo fían. La tradición demuestra que el PSOE e IU terminan mal cuando se sientan en la misma mesa, vistas las experiencias municipales que han acabado como el rosario de la aurora. Ambos partidos funcionan como vasos comunicantes, como imágenes especulares. La fortaleza del uno es la debilidad del otro, la mano izquierda del uno es la derecha del adversario. Desconocen, además, la diversidad de la vida interna de IU, que tiene que someter a referéndum entre su militancia cualquier alianza.  Si el PSOE está revuelto de puertas hacia dentro, IU –esta IU– es inestable.
Muchos años de rencillas se han acumulado en ambas  casas como para propiciar un escenario coherente enfrente del Partido Popular. Año 2000, tan cerca y tan lejos. Como Extremadura. A la vuelta de la esquina.