Archivos para el tag ‘Paro’

El corredor en el desierto y el bofetón del desempleo

Jesús Ollero | 16 de noviembre de 2011 a las 2:11

La campaña afronta su recta final y nada mejor para escenificarlo que un corredor que enfoca ese último esfuerzo. Los partidos mayoritarios se han ido esmerando tras su acartonado comienzo audiovisual y, en general, han terminado por plasmar el verdadero leit-motiv electoral respectivo. Más vídeos que días y poco margen para difundirlos; la campaña agoniza y no ha recobrado el pulso del país tras el debate, a decir verdad. El PP, firme, seguro y procurando no resbalar, incide de nuevo en el empleo con datos. El PSOE, tras mostrar la celebradísima retórica Rubalcaba aprovechando el 11/11/11, quema las últimas naves acudiendo a la metáfora.

Tras mostrar a Rubalcaba como el brillante orador que es (igual el escenario podía interpretarse en su contra por cierta similitud con la dramaturgia poco favorecedora), aparece un corredor de fondo (símbolo de la caravana socialista y hasta del propio Rubalcaba) en plena diatriba sobre si merece la pena el esfuerzo tras 35.000 kilómetros y tropecientos actos habida cuenta de la lejanía del objetivo (ventaja del PP, se entiende). Con una estética muy lograda (como si el socialismo estuviera predicando en el desierto), enumera qué hay en juego (educación, sanidad, derechos, futuro) y retoma con decisión la carrera mientras se le va sumando una multitud. Tardío, pero puede que el vídeo de campaña más logrado.

En el PP, como continuación del sensible vídeo en el que se escenificaba cómo comunicar a tu entorno que te quedabas en paro, llega una segunda parte que describe a cámara lenta (los vídeos parecen símbolos del frenesí que necesitan los socialistas y la calma que transmiten los populares) cómo 1 de cada 5 españoles está en paro (brutal similitud tipográfica con cierto rotativo nacional), 1 de cada 5 es pensionista y les han recortado la pensión, la mitad de los jóvenes no ha encontrado su primer empleo, 1 de cada 8 negocios cerró este año, 1 de cada 10 familias tiene pleno de parados… no hace falta insistir en Rajoy ni en el silogismo de votar PP como apuesta de empleo. De libro.

Vuelta de tuerca

Alberto Grimaldi | 10 de noviembre de 2011 a las 8:35

Inteligencia es adaptarse a los cambios –sostiene Hawking– y, siguiendo su axioma, el PSOE opta por endurecer la campaña.

A la vista de cómo avanza la campaña, que esta medianoche pasa su ecuador, crece mi convicción de que el equipo de campaña de la R de Rubalcaba admira el pensamiento de Stephen Hawking.
El célebre físico británico define la inteligencia como la habilidad de adaptarse a los cambios. Y siguiendo a pies juntillas ese axioma, fracasado el intento de darle un vuelco a la campaña en el único debate con la R de Rajoy, lo inteligente es adaptarse y variar la hoja de ruta. Y eso es justamente lo que desde ayer hizo el PSOE, darle una vuelta de tuerca al tono de su campaña. Los socialistas lo escenificaron en varios frentes: por un lado un endurecimiento de sus mensajes y, por el otro, recurrir sin tapujos para captar votos al comunicado en el que ETA dijo que ya no matará ni extorsionará más, poniendo fin a su ciega lucha de fieras de casi cuarenta años con más 800 muertos como balance. Pero el que sigue atribuyéndose el papel de sangriento vigilante de nuestra democracia.

En contraposición, los estrategas de la R de Rajoy también han comprendido que si el debate no fue, como pretendían, el punto de inflexión que les hiciera adaptar su plan ya trazado, lo único sensato es intensificar el mensaje en el que creo –lo he sostenido aquí desde el primer día– se basa todo: el paro. Porque hay un automatismo que sitúa como culpable del paro a Zapatero (y si no salta éste, ya dijo él en una de sus pocas apariciones en mítines que se sentía el responsable).

Dudo que la vuelta de tuerca funcione frente a la cruda realidad de los cinco millones de parados. Pero tanto para el resultado electoral como para sus consecuencias orgánicas, me atrevo a recomendar al PSOE otra cita de Hawking: “Cuando las expectativas de uno son reducidas a cero, uno realmente aprecia todo lo que sí tiene”.