Archivos para el tag ‘tribu’

¡Que vienen los sioux!

David Fernández | 14 de marzo de 2015 a las 12:58

Unos pocos años dando guerra en Cataluña, una corta pero intensa experiencia parlamentaria y algo de suerte han convertido a Ciudadanos en la sensación de la campaña, aunque nadie ponga cara a su candidato. Sus dirigentes dieron el salto a la política por el vacío que existía en el espacio de centro-izquierda no nacionalista en Cataluña, pero su imagen se asocia al centro-derecha, quizá por su defensa de la unidad de España.
Parte de la Andalucía más moderada y callada, que ante la duda suele tirarse de cabeza al centro, opina que viene bien un cambio, y contempla la idea de votar al partido de Albert Rivera. Y la reacción desmedida de Antonio Sanz gritando ¡que vienen los sioux!, como si los catalanes fuesen una tribu del norte de EEUU, delata el nerviosismo popular y siembra el esperpento. Los electores que llevan toda la vida votando al PP y que, cegados por el desencanto y la rabia, no descartaban votar a Podemos, han descubierto en Ciudadanos una apuesta que les permitiría descansar por la noche. Dice poco de su candidato gaditano -¿cómo se llamaba…?- que se presente a la Junta por Sevilla. Y, aunque nadie conoce a fondo la opinión de Ciudadanos sobre Andalucía y los andaluces, más allá de la pamplina de la caña y los peces, da igual.

Los sondeos dicen que los cabreados de Andalucía ya no temen lo bueno por conocer. Y el salto tardío de Podemos al centro, la renuncia a sus siglas para los ayuntamientos y las dudas con su candidata le han hecho perder algo de brillo. Los populares detectaron el ascenso de Ciudadanos hace tiempo y giraron al centro traicionando sus principios y su ala más conservadora. Pero tendrán que inventar algo más valioso para recuperar terreno. Algo que vaya más allá del discurso destemplado que nace de las tripas para descalificar al adversario, como hizo Sanz, por el hecho de nacer en Cataluña. Según su teoría, también Moreno Bonilla tendría que renunciar por haber nacido en Barcelona. Ni al mismísimo Artur Mas se le habría ocurrido. ¡Qué grande!