Sevilla se queda sin alquiler de coches a dos euros la hora

Ana S. Ameneiro | 11 de agosto de 2018 a las 5:00

Cierra Bluemove-Cochele, que comenzó a operar en 2010 con una flota de vehículos elécricos cuando Sevilla destacaba en nuestro país por sus avances en movilidad sostenible

pic-20130308065847S5424P4.jpg

Foto: Imagen de archivo de uno de los vehículos eléctricos de Cochele en Sevilla, en 2013. Autor: M.G.

Los vecinos de Sevilla que renuncian a tener coche propio por los gastos que supone pero necesitan ocasionalmente uno para moverse y hacer gestiones ya no van a tener, de momento, la opción de alquilar por dos euros la hora ni de elegir uno eléctrico. La empresa de carsharing Bluemove-Cochele ha dejado de operar en la capital andaluza. Lo ha hecho a finales del mes de julio, según ha admitido esta semana la propia compañía a este periódico. “En Sevilla ya no operamos desde finales de julio”, respondió al teléfono la operadora.

La empresa explica que a día de hoy el mercado sevillano no reúne lo que necesitan

Desde Bluemove se explica que interrumpen el servicio de carsharing en Sevilla “después de un estudio muy profundo en el que hemos tenido en cuenta todo tipo de condicionantes. Hemos llegado a la conclusión de que el mercado sevillano no reúne, a día de hoy, las características que nuestra empresa necesita para poder mantener el servicio”. Y añade que “no descartamos volver a Sevilla en caso de que entendamos que se dan las condiciones para ello”.

La compañía de carsharing Bluemove compró en 2013 la totalidad de lo que entonces era Cochele, una Start-up sevillana que puso en marcha el primer servicio de coche compartido con una flota de vehículos 100% eléctricos. Bluemove estaba interesada en adquirir esta empresa sevillana por su flota de coches eléctricos. Y la ventaja es que Cochele seguía manteniendo su marca unida a la de Bluemove.

Cochele se presentó en la ciudad allá por 2010, cuando Sevilla destacaba en el panorama nacional en movilidad sostenible. Eran los tiempos del Ayuntamiento de Alfredo Sánchez Monteseirín, que ofrecía al naciente coche eléctrico de alquiler todas las ventajas para acceder al centro de la ciudad. El centro se preparaba para restringir, en diciembre de ese año, el paso de tráfico con cámaras con el Plan centro y contaba con una línea de tranvía que permitió peatonalizar el eje Plaza Nueva-Constitución-San Fernando; la línea 1 del Metro se había estrenado un año antes y el uso de la bicicleta crecía imparable.

El sevillano Sergio Rodríguez y su socio holandés Paul Lubbes fundaron Cochele

Los fundadores de Cochele fueron el sevillano Sergio Rodríguez y su socio holandés Paul Lubbes. Cuando se presentaron en Sevilla hace casi una década anunciaron que convertirían a Sevilla en la primera ciudad española con carsharing de coches eléctricos y aspiraban incluso a lograr el enorme uso que tenía este medio de transporte en países como Suiza o Noruega, donde el coche alquilado tenía una gran implantación. Se decía que el uso del eléctrico sustituía hasta a diez coches privados en los países nórdicos, lo que reducía la contaminación y aportaba ventajas para la salud de los ciudadanos y de la ciudad.

Cochele comenzó con dos coches en un garaje de República Argentina y se fue extendiendo el negocio. La sede estaba en Los Remedios, en el sótano del aparcamiento Buenos Aires y más tarde se implantó en la calle Arjona, hoy cerrada.

En los inicios los socios debían pagar una fianza de 100 euros al apuntarse, mensualmente un fijo de 19,95 euros por tenerlo siempre disponible, y 4,5 euros por hora de uso o 0,29 euros por kilómetro si tenía que salir de la capital. El socio recibía una tarjeta con su clave que servía para abrir el coche pasándola por un lector óptico. Las llaves estaban en el interior.

Hotel Inglaterra. Plaza Nueva, 7.. Fotos para portadilla del día de la presentación de Bluemove, un servicio de alquileres de coches por horas en Sevilla.

Foto: Jorge González Iglesias y Gabriel Herrero-Beaumont, fundadores de Bluemove, en uno de los ‘coches de barrio’ en 2014. Autor: J.L.M.

La llegada a Sevilla de Bluemove supuso una novedad. Los coches que alquilaban en Sevilla ya no serían únicamente eléctricos. Bluemove cambió el mix de coches, introduciendo vehículos de gasolina e híbridos, y cambió también su política de precios realizando una reducción y ofreciendo tarifas para recorridos de larga distancia. Gabriel Herrero-Beaumont y Jorge González Iglesias fueron los socios fundadores de esta Start-up madrileña.

En 2016, los usuarios de la tarjeta del Consorcio de Transportes Metropolitano de Sevilla podían alquilar vehículos eléctricos por horas tras un convenio. Entonces Bluemove-Cochele tenía una flota de 30 automóviles en 17 puntos de recogida y entrega en toda la ciudad. En verano de ese mismo año Bluemove fue adquirida por Europcar, que se sumaba así al servicio de coche compartido para expandirlo más allá de Sevilla, Madrid y Barcelona.

Dos pistas que ayudan a entender la marcha de Bluemove: no hay Plan Centro en Sevilla, derogado y Espadas no tiene interés en recuperarlo, y los coches eléctricos son más caros.

  • Catalán

    Mientras se pueda llegar en coche hasta los pies de la Giralda, la Campana o la Plaza Nueva y dejar el coche en cualquier sitio, con un riesgo mínimo de que te multen, incluso si te multas ya veremos si se paga la multa o caduca en el papeleo, quién va a alquilar nada?
    Sevilla fue pionera en hacer un Centro accesible, del que desaparecieron las dobles filas y los gorrillas, donde se podia entrar hacer una gestion y salir. Lo que no se podía aparcar en doble fila y estar tomando cerveza dos horas. Sevilla ciudad cateta que perdió ser innovadora en movilidad.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber