Las excusas de Sevilla para no limitar el tráfico en el centro

Ana S. Ameneiro | 17 de noviembre de 2018 a las 5:30

Málaga restringe con cámaras el acceso de vehículos al centro histórico y desde años usa el mismo sistema que Sevilla derogó en el mandato de Zoido (PP)

La ciudad malagueña está gobernada por un alcalde del PP, Francisco de la Torre, y no tiene más kilómetros de Metro que Sevilla 

En Sevilla, Espadas (PSOE) prefiere mirar a otro lado y pone todo tipo de excusas para dejar el centro como está  

Acceso al centro por Puerta Osario

Foto: Acumulación de tráfico en la entrada al centro por la Puerta Osario. Foto: Juan Carlos Vázquez

El Ayuntamiento del socialista Juan Espadas sigue poniendo todas las excusas posibles para evitar poner en marcha un verdadero plan de tráfico en el centro que limite seriamente la circulación de vehículos. Lo ha dejado bien claro esta semana en rueda de prensa el portavoz municipal y concejal de Hábitat Urbano Antonio Muñoz: que en este primer mandato que concluye en 2019 no se hará nada en esta dirección. Que si no es el momento, que si hay vecinos que no quieren, que hay que mejorar el consenso que tuvo el primer plan de tráfico del centro …Desde las filas del PP de Beltrán Pérez opinan lo mismo y recalcan que hay que esperar a tener más líneas de Metro….

Pues bien, estas excusas y estos miedos de Sevilla no se han dado en la ciudad de Málaga. Sin tener más kilómetros de Metro que Sevilla, el alcalde malagueño del PP Francisco de la Torre se ha atrevido a restringir el tráfico en el centro y encima lo ha hecho con un sistema similar al que derogó Sevilla cuando era alcalde su colega de partido Juan Ignacio Zoido (PP). Sin duda es cuestión de personas y de mentalidades, no de partidos políticos. Málaga hace tiempo que está concienciada de la necesidad de limitar el tráfico en el centro para hacer más habitable la vida a los residentes, fomentar el transporte público y el ocio al aire libre y promover el uso peatonal de las zonas con valor patrimonial. Y aplica planes en este sentido.

En Sevilla la reacción ante estos avances en movilidad sostenible de Málaga (ciudad con la que Sevilla ha establecido alianzas estratégicas) ha sido mirar para otro lado y seguir como estamos. El PP derogó el sistema que había implantado el socialista Alfredo Sánchez Monteserín en el último mandato. Zoido podía haberlo mejorado y perfeccionado si entendía que tenía fallos, pero prefirió anularlo por completo. Espadas también ha tenido opción de reponerlo con mejoras y tampoco lo ha hecho. Igualmente no se han construido más aparcamientos rotatorios en el exterior del centro para dar alternativas a los vehículos privados que quieren llegar al centro. Ni más carriles buses reservados para agilizar el transporte público. La política ha sido no hacer nada. La paradoja es que Espadas preside la Red Española de Ciudades por el Clima de la Federación Española de Municipios y Provincias.

En Málaga las restricciones de tráfico en el entorno protegido del centro histórico y en el entorno del centro de arte contemporáneo comenzaron en 2009 y el sistema se ha ido perfeccionando con sucesivas mejoras, sobre todo en lo que respecta a ampliar las plazas de aparcamiento para los vecinos. La regulación más reciente es el decreto del sistema de control de accesos a zonas restringidas de agosto de 2017. La carga y descarga puede operar en todas las calles del centro siempre que cumpla su horario de 7.00 a 11.00. Un sistema de cámara de videovigilancia controla esos accesos y graba las matrículas de los infractores. Tienen paso libre al centro los vehículos de emergencias en servicio, bicicletas, motos y ciclomotores. Necesitan pedir una autorización permanente para entrar al centro residentes, propietarios y arrendatarios de vivienda y garajes, y distribuidores de mercancías y comercios. Y también requieren autorización provisional los restantes vehículos, desde servicios de empresas de reparaciones y alarmas a grúas, etcétera.

La cuestión de atreverse a dar pasos para mejorar la calidad de vida en las ciudades. Málaga lo está haciendo. Sevilla, de momento, no pasa de tener buenos propósitos.

  • José Manuel Macarro Vera

    El centro histórico de Sevilla es el más grande de Europa. Una mayor peatonalización sobre la existente acabaría definitivamente con el tejido comercial, que será la desertización económica y con ella la vecinal. El centro no puede convertirse en mero lugar de paseo donde no hay nada que hacer ni qué comprar. Para ser un lugar vivo económica y vecinalmente exige ser accesible por metro, tranvía, autobús y con aparcamientos en la corona.No lo compare con otros centros de ciudades que son una décima parte del nuestro. Eso es ignorar la realidad.

  • Mirto

    La razón para no hacer nada aquí es el miedo al gremio de repartidores y hostelería, no es lógico el tamaño de los camiones que hacen reparto por el centro, no se controla el horario ni si se respetan las zonas de carga… Durante años se ha dado libertad absoluta y ahora no pueden restringir nada

  • LUIS

    la realidad es que no hay problemas de atascos reales, puntualmente y muy localizados los viernes tarde y sábado en la entrada parking Gavidia. Cuando se habla de casco antiguo, de qué estamos hablando, el tamaño del de Sevilla supera al de muchas ciudades.

  • K

    Dos matices: el Caso Histórico de Sevilla es mucho mayor que el de Málaga, con los problemas que eso tiene (por no hablar de las corrientes de opinión que interesadamente se crean de modo artificial, como con este artículo)…y si tiramos de memoria, ya se instauró un control de acceso al centro, y un alcalde “popul(list)ar” desmanteló, sin que se le pidieran estas explicaciones…

    Si sólo se tuviera coherencia al crear opinión a todos nos iría mucho mejor…

  • Ciudadano

    Lo que fue una medida pionera en Sevilla hace 15 años, va a tener que volver a tomarse por necesidad imperiosa, pero esta vez a remolque de ciudades de menor categoría. El centro está hecho una porquería por los coches.

  • Pablo Ollero Pina

    Será que Málaga ha restringido el tráfico en un área de 376.000m2 perímetro de 2,38Km y lo que vd. propone es cerrar un área de 3.310.000m2 perímetro de 7,52Km. Debería usted calcular cuanto m2 de restricción al tráfico hay en el centro de Sevilla e igual se sorprende con la comparación. El cálculo está hecho con google maps, no puede aspirar a ser exacto pero creo que le dará una idea de la diferencia de magnitudes

  • fm

    Las excusas de Sevilla son las excusas de Zoido.