La cancelación del PACIFIC DREAM

Juan Carlos Cilveti Puche | 15 de agosto de 2010 a las 21:15

Pasadas las nueve de la mañana de hoy (15 de agosto de 2010), procedente de Lisboa y habiéndose saltado su escala prevista en Gibraltar, atracaba en el muelle Norte de la Estación Marítima de Levante el buque de crucero PACIFIC DREAM. Como todos los domingos desde el pasado 4 de Julio, este barco llegaba al puerto malagueño para desembarcar a la totalidad de su pasaje, embarcar a nuevos turistas, e iniciar desde aquí un crucero de ocho días y siete noches denominado “Joyas del Atlántico” (Málaga, Casablanca, Agadir, Lanzarote, día de navegación, Lisboa, Gibraltar, Málaga).

Pero la jornada de hoy, no ha transcurrido con la habitual normalidad de la de las pasadas semanas. El PACIFIC DREAM, que según parece, sufría una avería en su máquina el pasado viernes 13, llegaba, desembarcaba al pasaje y  a la una de la tarde se marchaba con destino a Marsella para reparar; y así, el crucero que hoy, a las 16:00 horas debía comenzar desde el puerto de Málaga, quedaba anulado, y los pasajeros que ya estaban listos para embarcar en tierra.

Pacific Dream 15-VIII-10 avería blog

PACIFIC DREAM atracado hoy (15 de agosto de 2010) en el muelle Norte de la Estación Marítima de Levante.

Y aunque eventualidades como estas pueden ocurrir, y ocurren en todos los barcos (desde el más moderno y lujoso de los buques turísticos al más modesto de los barcos de carga), en el caso de un buque de crucero, una avería y una cancelación de este tipo provoca una verdadera catástrofe. Las planificaciones para posteriores viajes se alteran, y sobre todo, se alteran y mucho, los ánimos de los pasajeros que no han podido realizar su viaje.

Y ante situaciones como estas ¿qué es lo que habitualmente pasa?

Pues las opciones son muchas y muy variadas; en la industria crucerística todo está pensado y estudiado al milímetro.

Lo normal, como en este caso, es que la compañía propietaria del buque reembolse el dinero u ofrezca un nuevo viaje con el añadido de algún incentivo económico; algún dinerillo para el libre consumo de cualquier producto a bordo del barco. Además, por norma general, los gastos de alojamiento y transporte de los viajeros también suelen ser cubiertos, aunque en algunos casos, no en su totalidad.

Con todo esto, Pullmantur, en estos momentos, además de la preocupación por la avería de su barco, deberá afrontar las muchas protestas de los que se han quedado en tierra, amén de pensar qué hará para resolver los próximos viajes del PACIFIC DREAM; el cual, el próximo domingo 22 debería iniciar un nuevo itinerario crucerístico desde el puerto de Málaga.

Si para ese día la cosa no se soluciona, se volverá a repetir la historia, y los pasajeros que han pagado por su viaje protestarán, y  se volverá a generar una nueva complicación; una complicación que como la de hoy, saltará a los muchos foros  de usuarios de cruceros que existen en la red, y que son los verdaderos enemigos de la mayoría de las compañías dedicadas a los viajes turísticos por mar.

Una circunstancia, la cancelación de un viaje como este, que independientemente de todas estas historias,  además de afectar/fastidiar directamente a los pasajeros que se han quedado en tierra (trayectos de desplazamiento, hoteles, tiempo de vacaciones, o incluso la simple  ilusión por realizar el viaje), afecta  y mucho al nombre de una compañía dedicada a los cruceros.

Pacific Dream 1-VIII-10 blog

PACIFIC DREAM atracado en Málaga el pasado 1 de agosto.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber