El Único

Juan Carlos Cilveti Puche | 25 de enero de 2011 a las 10:15

Este pasado sábado, atracaba en Málaga el buque de crucero Vistamar. Realizando lo que muy bien se podría denominar como una escala de larga duración; este barco, que nos llegaba con sólo una tripulación mínima, permanecerá en  nuestro puerto realizando diferentes tareas de mantenimiento hasta mediados del mes de febrero, momento en la cual, tras viajar a Santa Cruz de Tenerife, comenzará una campaña de itinerarios crucerísticos.

Pero independientemente de este significativo hecho (muy pocos buques turísticos se han preparado para una temporada crucerística en nuestro puerto), hoy les hablaré de una notable y muy especial peculiaridad del Vistamar.

Construido en los astilleros valencianos de La Unión Naval de Levante en 1989, este buque, que iniciaba su vida de mar bajo bandera panameña, ese mismo año visitaba Málaga por primera vez. Procedente de Melilla y con destino a Gibraltar, el Vistamar se estrenaba en nuestro puerto atracando en el muelle número dos. Desde entonces, este coqueto buque con capacidad para algo más de 300 pasajeros nos ha visitado en multitud de ocasiones.

Con la especial condición de ser un barco que nunca ha realizado cruceros estandarizados (no suele  repetir itinerarios de forma continuada), este buque, en el año 2000 se abanderaba en España, convirtiéndose desde aquel mismo instante, y hasta la fecha, en el único buque de crucero que como tal, ha navegado luciendo el pabellón de nuestro país.

Después de seis años ondeando nuestra bandera, y tras de varios posteriores cambios de nacionalidad, en la actualidad y bajo pabellón italiano, el Vistamar resiste como puede el feroz envite del exitoso mercado crucerístico de los superhoteles flotantes.

Vistamar 11-IX-05 blog

VISTAMAR saliendo de Málaga con bandera española en el año 2005.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (25 de Enero de 2011).


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber