La mar de Historias » Archivo » El barco de los tiñosos

El barco de los tiñosos

Juan Carlos Cilveti Puche | 12 de julio de 2011 a las 13:00

A raíz de una sorprendente noticia aparecida hace unos días en un gran número de diarios locales y nacionales (se detectaba un brote de tiña en un colegio madrileño),  hoy les contaré un hecho que, con el paso de los años, se ha convertido en una de esas muchas historias, mitad realidad mitad ficción, que inundan el mundillo portuario malagueño.

A principios del siglo XX, el puerto de Málaga, además de contar con un muy abundante tráfico comercial, contaba también, con una muy importante flota autóctona de pequeñas embarcaciones dedicadas fundamentalmente a la pesca y al transporte de mercancías. Uno de estos barcos era el Josefa, un modesto y heterodoxo velero construido en la playa que realizaba portes menores entre el puerto y diversas localidades de la costa malagueña.

Debido a las nulas condiciones higiénicas que debían existir a bordo de esta embarcación, toda su tripulación (el Josefa iba tripulado por un padre, sus dos hijos y tres marineros más), sufría reiteradas lesiones de tiña; una patología que potenciada por el calor y  la humedad del clima malagueño,  seguramente estaría cronificada y complementada con alguna que otra enfermedad dermatológica más.

Apodado como el barco de los tiñosos, y dedicado a transportar las mercancías que otras muchas embarcaciones similares no querían cargar, el Josefa, al parecer, trabajó durante varias décadas en el puerto de Málaga; y sólo cesó su actividad, cuando un temporal lo dejó varado en una playa del litoral malagueño.

Ya con el Josefa desaparecido y desguazado en la misma playa donde sufrió el accidente, uno de sus tripulantes, que heredaba el apodo de el tiñoso, se hizo muy famoso como barquero en el puerto de Málaga.

Embarcación similar al Josefa.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (12 de Julio de 2011).


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber