La mar de Historias » Archivo » Parado en Málaga

Parado en Málaga

Juan Carlos Cilveti Puche | 24 de junio de 2014 a las 9:15

Convertido el puerto malacitano en un punto de atraque de primera elección para los grandes yates que navegan por el Mediterráneo, la estancia de estos barcos de recreo, en algunas ocasiones, genera singulares circunstancias dignas de ser destacadas.

Pero antes de contarles lo que desde hace algo más de un mes le está ocurriendo a unos de estos superyates amarrado en Málaga, les hablaré de un curioso hecho del que participan muchos de estos barcos.  A excepción de los yates institucionales, la gran mayoría de los grandes buques de recreo privados, durante unos meses al año pueden ser alquilados.

Gestionados estos alquileres por empresas fundamentalmente norteamericanas, muchos de los yates propiedad de afamados hombres de negocios o celebridades, están a disposición de todo aquel que disponga de las, permítanme la expresión, indecentes cantidades de dinero en las que está valorado pasar unos días a bordo de estos barcos de lujo.

Después de efectuar una escala en enero, el 17 de mayo, atracaba en el muelle número dos el Tatoosh, el yate del cofundador de Microsoft Paul G. Allen.  Construido en Alemania en el año 2000 por encargo del magnate de los teléfonos móviles Craig MacCaw, en 2001 el barco pasaba a manos de Allen, que lo compraba por 100 millones de dólares. Tras varios años de uso personal y exclusivos alquileres, en 2011 se ponía a la venta. A la espera de encontrar un nuevo armador que pague por el Tatoosh 160 millones de dólares,  o que alguien se interese por  rentar este superyate de 92 metros de eslora y 27 tripulantes, el buque navega por diversos puertos del mundo, circunstancia por la que desde hace algo más de un mes, el Tatoosh permanece parado en Málaga.

OLYMPUS DIGITAL CAMERASuperyate TATOOSH amarrado en el muelle 2 un día después de su llegada.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 24 de junio de 2014.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber