El KAPITAN BORCHARDT

Juan Carlos Cilveti Puche | 28 de abril de 2015 a las 8:44

Si hubiera que hacer una lista de los veleros que más han visitado el puerto malagueño en los últimos años, uno de los primeros puestos de ésta, sería para el Kapitan Borchardt, una histórica goleta de tres mástiles que navega realizando viajes turísticos como buque escuela civil.

Iniciada su construcción en 1916 en los astilleros holandeses J.J. Pattje, al año siguiente, bautizado como Nora, este barco comenzaba su biografía de mar como un buque de carga. Después de cubrir diversas rutas comerciales por el Norte de Europa y cambiar cuatro veces de nombre, en 1940, el velero era requisado por el gobierno alemán que lo reconvertía en una base flotante para tripulaciones de submarinos en Polonia.

Finalizada la segunda guerra mundial, tras navegar durante algo más de tres décadas con dos nombres diferentes bajo las contraseñas de diversos armadores, en 1979, la goleta volvía a ser rebautizada como Nora. Con la intención de dedicarse en exclusividad a los viajes turísticos por el Caribe, y después de acumular una serie de fracasos comerciales durante diez años, en 1989, el barco finalmente comenzaba a realizar navegaciones por el Báltico con pasajeros.

Clasificado desde entonces como un buque escuela turístico, una asociación marítima polaca se hacía cargo del velero en 2011 renombrándolo como Kapitan Borchardt.

Con 173 toneladas de registro bruto y 33 metros de eslora, esta goleta que monta diez velas en sus tres mástiles, además de sus cuatro tripulantes fijos, puede embarcar a un total 43 personas. Dedicada a navega en verano por el Norte de Europa, en los meses más fríos, realiza rutas por el Mediterráneo; un hecho que lo ha convertido en un asiduo visitante de las aguas malacitanas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Kapitan Borchardt atracado en el muelle número dos.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 28 de abril de 2015.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber