Primera cancelación

Juan Carlos Cilveti Puche | 21 de agosto de 2018 a las 9:20

El pasado cinco de junio, con el título “Una nueva aventura”, les contaba en esta columna la llegada del yacht-cruise Harmony G. En aquel texto, además de informarles  del posicionamiento malagueño de este barco y sobre la temporada que tenía previsto realizar, también les hacía una serie de comparaciones que relacionaban a este buque con el motovelero Pan Oramma II, otro yate grande que bajo la contraseña de la misma naviera efectuó el año pasado, entre los meses de junio y septiembre, una complicada campaña crucerística de 11 atraques.

Y aunque las comparaciones son odiosas, las similitudes entre lo que vivió aquel velero de tres mástiles en su estancia malacitana y cómo va transcurriendo la temporada del Harmony G. apuntan a que ambas campañas se saldarán de una manera muy parecida.

Pero centrándonos en el Harmony G., les diré que este buque clasificado como un yacht-cruise, fue construido en el año 2001 en los astilleros helenos Neorion. Con 498 toneladas de registro bruto y 54 metros de eslora,  este barco adscrito a la flota de la compañía griega Variety Cruises puede embarcar a un total 44 pasajeros acomodados en 21 camarotes de cuatro categorías diferentes.

Con una programación similar a que realizó en 2017 el Pan Orama II, el Harmony G. llegaba  el 2 de junio para realizar una prolongada campaña de viajes redondos; unas rutas de ochos días  con embarques y desembarques  completos que saliendo de Málaga debían tocar Puerto Banús, Gibraltar, Sevilla, Cádiz, Portimao y Lisboa.

Cumplimentados cinco viajes, en su sexta escala, la correspondiente al 9 de agosto, este yate de crucero se quedaba parado. Tras desembarcar en el muelle dos a los 31 pasajeros que habían salido de Lisboa, el Harmony G. amarraba en el muelle de Heredia dos días después; un lugar donde permaneció hasta el jueves 16 de agosto, fecha en la que partía sin pasaje hacia la capital lusa.

Una primera cancelación que podría afectar a la programación que este barco tiene planificada en Málaga hasta octubre. Un revés para la naviera y  para el Puerto que no acertará  en las previsiones que vaticinaba sobre el número de pasajeros que debían llegar durante la Feria.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAHARMONY G atracado en el muelle 4 tras cancelar uno de sus viajes.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 21 de agosto de 2018.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber