Archivos para el tag ‘amarradores’

Amarradores

Juan Carlos Cilveti Puche | 25 de junio de 2019 a las 9:06

La pasada semana, el buque de Salvamento Marítimo Clara Campoamor llegó otra vez a aguas malacitanas. Posicionado  desde febrero de este año en el mar de Alboran compartiendo base  entre Málaga, Almería y Motril, el  que está considerado como el mejor buque de la marina mercante española, era ubicado en uno de los de los tres atraques  que conforman  el muelle de Cánovas. Con infinidad de curiosas peculiaridades que poco a poco les iré desvelando en próximas columnas, el Clara Campoamor participa de una muy  singular circunstancia; un hecho explicable por su misión de rescatador que le posibilita entrar y, especialmente salir, con la mayor celeridad posible ante una emergencia sin tener que usar el servicio de amarradores.

Dicho esto y al haber mencionado a los amarradores, hoy les contaré algunos aspectos sobre esta profesión portuaria. Particularizando en Málaga, hasta la década de 1960, el trabajo de amarrar los barcos al muelle constituía una labor un tanto anárquica. Aunque había personas encargadas para esta misión, básicamente,  y sólo les hablo ya en el siglo XX, los consignatarios eran  los que decidían quién debían ejecutar estas funciones. Sobre un amplio grupo de trabajadores que habitualmente cumplimentaban estas misiones, los agentes representantes de los buques eran los contrataban sus servicios; una circunstancia muy similar a la que se deba con las collas de estibadores. De la mano de la autoridad marítima militar, estos diferentes grupos de trabajadores fueron unificados; un hecho que mejoró la situación laboral de los amarradores.

Organizados y creada en diciembre de 1979 la empresa SEPUMASA, la forma de trabajar de los amarradores malagueños ha cambiado considerablemente en las últimas décadas. Además de la uniformidad, el material empleado y las medidas de seguridad con la que ahora se amarran los barcos, los trabajos de este colectivo se han diversificado mucho; unas labores que en la actualidad se complementan con servicios tales como los barqueos a buques fondeados o la vigilancia ante la contaminación portuaria.

Un grupo de trabajadores portuarios que viven los 365 días del año a pie de muelle y del que en otra ocasión les seguiré hablando.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAmarradores en el atraque de un buque de crucero.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 25 de junio de 2019.

Bicicletas

Juan Carlos Cilveti Puche | 7 de septiembre de 2010 a las 9:08

Aunque les parezca un tanto extraño, las bicicletas, siempre han estado muy vinculadas al mundo marítimo. Particularizando en el ámbito portuario, años atrás, estos vehículos constituyeron para muchos una herramienta de trabajo de muy útil para moverse por los muelles.

Entre los muchos portuarios malagueños que usaron bicicletas para deambular por el puerto, en primer lugar habría que recordar a los carabineros. En las décadas de los años cuarenta y cincuenta, se hicieron muy famosos en el puerto de Málaga unos triciclos que con un cajón en su parte delantera, servían para realizar todo tipo de pequeños portes. De entre todos estos, quizás, el más popular fue uno que efectuaba servicios de tintorería rápida. Años más tarde (y esto duró hasta hace muy poco tiempo), los amarradores también usaron bicicletas para desplazarse por los muelles.

En la actualidad, estos vehículos han debajo de ser usados por los portuarios, y sólo se pueden ver bicicletas en los muelles como instrumentos de ocio.

Al respecto de esto, curiosamente, han sido los buques de crucero los que han vuelto a traer las bicicletas a los puertos. Ofreciendo a sus pasajeros excursiones sobre dos ruedas, estos barcos, han retomado una imagen que ya se había perdido.

Y aunque muchos barcos ofrecen esta actividad, son los Aida (esos buques dedicados al mercado alemán que lucen unos labios rojos pintados en su proa), los que más implicados están con el turismo ciclista.

En cada una de sus escalas, tras desembarcar un buen número de bicicletas, varios grupos de turistas salen de nuestro puerto para conocer la ciudad sobre dos ruedas. Las bicicletas, de una forma muy diferente, han vuelto a circular por los muelles.

Bicicletas Aidacara 5-IV-09

Turistas del AIDACARA preparados para una excursión ciclista.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicado en la página Marítimas (7 de Septiembre de 2010).

¿Tanto hubiera costado poner las banderitas?

Juan Carlos Cilveti Puche | 20 de julio de 2010 a las 18:23

Aunque sabía lo que me iba a encontrar, el pasado día 16, como hago todos los años, me fui al puerto. Buscaba, como todos los días de la Virgen del Carmen, cuántos barcos de bandera española se habían engalanado para celebrar la festividad de “su patrona”.

Teniendo en cuenta que los mercantes siempre han sido bastante reacios a este tipo de historias, y que ahora, el que un barco se engalane depende en gran medida de lo que su capitán decida (hace unos años era prácticamente obligatorio hacerlo), no me llevé ninguna sorpresa al ver lo que ví.

La mañana del 16 de Julio (les pongo en situación), además de los remolcadores DIHECIOCHO, VEHINTE  y VEHINTIUNO, se encontraban atracados en el puerto de Málaga los buques de bandera española JUAN. J. SISTER y ALCANTARA DOS, amén de la patrullera IZARO P-27, una lancha de Salvamar y varias de las embarcaciones de Aduanas.

Con este pobre plantel de buques españoles (en esta lista no he incluido a las lanchas de amarradores, otras pequeñas embarcaciones o los barcos de pesca), el día de la patrona de los hombre de la mar, sólo  los remolcadores, la lancha de salvamento y la patrullera de la Armada, lucían sus guirnaldas de banderas para festejar la jornada.

Remolcadores 16 de julio de 2010 blog

Remolcadores.

Izaro 16 de Julio de 2010 blog

IZARO P-27.

Sin sorprenderme nada que el ALCANTARA DOS no estuviera engalanado; este barco está parado desde hace muchos meses y su futuro no pinta nada bien (el barco se mantiene con una tripulación mínima), sí me sorprendió, y  mucho que el JUAN J. SISTER no luciera su vestido de banderas.

Alcantara Dos 16 de Julio de 2010 blog

ALCANTARA DOS.

Teniendo en cuenta que en anteriores años el trasatlántico de Melilla (así es como llamo yo  al Sister) sí se había engalanado, me pareció feo (quizás sería mejor decir triste) que este año, el mercante más significativo que hay en Málaga no lo hiciera.

Y aunque como ya he dicho, esta decisión, hoy día, depende exclusivamente del capitán; creo que una tradición como esta, sin entrar en temas de creencias, no cuesta nada mantenerla  viva.

Con casi toda seguridad, a bordo del JUAN J. SISTER, el día de la Virgen del Carmen, el menú de la tripulación fue especial.

Y si se celebró el día de la patrona así, ¿tanto hubiera costado poner las banderitas?

Juan J Sister 16 de Julio de 2010 blog

JUAN J. SISTER desnudo de adornos el día de la Virgen del Carmen en el puerto de Málaga.

Temporales interiores

Juan Carlos Cilveti Puche | 22 de junio de 2010 a las 9:00

Cuando se habla de temporales, en muy pocas ocasiones, se piensa sobre las consecuencias que estos pueden tener sobre los puertos y los buques que se encuentran amarrados en ellos.

Y aunque la historia del puerto de Málaga está repleta de incidentes, de mayor o menor importancia, provocados por el mal tiempo, hoy les contaré un susto ocurrido hace apenas unos meses.

La mañana del sábado seis de marzo del presente año, amanecía con muy mal tiempo. Un fuerte temporal de levante azotaba la costa malagueña; y las consecuencias de la temperie, muy pronto se vieron reflejadas en los muelles del puerto nuestra ciudad.

Con el nuevo remolcador Vehintinuno llegando desde Ferrol para posicionarse en Málaga y  el melillero capeando el temporal en la bahía, a media mañana, saltaban las alarmas portuarias. En el espigón norte pesquero, azotado fuertemente por el viento, el fast ferry de bandera maltesa Eid Travel estaba siendo golpeado peligrosamente contra el muelle. Ante esta circunstancia, y para evitar que el catamarán sufriera importantes desperfectos, se decidió añadir unas defensas complementarias entre el casco del buque y el muelle; y así, una vez colocadas estas y reforzados los amarres, evitar un problema que podría haber acarreado serias e importantes consecuencias.

Con una muy desagradable llovizna y con un intenso viento racheado que dificultaba la labor, los amarradores desde tierra y el remolcador Vehinte desde la mar, completaban, en algo más de una hora, esta complicada maniobra.

Una emergencia que afortunadamente no pasó a mayores, y que ilustra a la perfección algunos de los múltiples problemas que se pueden dar dentro de un puerto cuando, fuera, la mar se pone brava.

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte blog

Eid Travel en el espigón norte pesquero momentos antes de la maniobra.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (22 de Junio de 2010).

Completo esta columna con varias fotos de aquella maniobra.

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte 6-III-10 blog2

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte 6-III-10 blog1

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte 6-III-10 blog3

Fotos curiosas: EL TOCÓN

Juan Carlos Cilveti Puche | 26 de febrero de 2010 a las 18:46

Las fuertes lluvias de estos últimos días, han arrastrado infinidad de objetos a la mar. Y aunque mayoría de estos objetos flotantes no suelen ser peligrosos para la navegación, en algunas ocasiones sí podrían serlo.

Y para muestra un botón.

Hace unos días, los amarradores del puerto de Málaga, rescataban en una de las dársenas del puerto este enorme tocón.

Algo que resulta curioso de ver y que podría haber causado algún tipo de problema a un barco que se lo hubiera encontrado mientras navegaba.

tocón Nº 1 blog

Tocón rescatado de la mar y “atracado” en el muelle Nº 1.

Etiquetas: ,