La mar de Historias » Aplausos

Archivos para el tag ‘Aplausos’

Aplausos

Juan Carlos Cilveti Puche | 5 de mayo de 2020 a las 10:05

Después de haberles contado cuatro historias marítimas relacionadas con el estado de alerta que estamos viviendo, hoy, quiero terminar esta serie de narraciones hablándoles de los aplausos. Entendidos como una señal de aprobación o entusiasmo, estos palmoteos que se han convertido en unas emotivas pruebas de agradecimiento, en el mundo de la mar y los barcos también tienen su cabida.

Pasando por las ovaciones que reciben todos los buques cuando son botados y bautizados, los aplausos más habituales en la mar suelen darse en los barcos de turistas; unos alegres signos de aprobación que atienden a las muchas y muy diferentes actividades que a diario se escenifican a bordo. Con la imagen de esos camareros que, entre las mesas en los grandes restaurantes de los más afamados buques de crucero aplauden tras la cena o las inolvidables escenas de la serie televisiva Vacaciones en el mar en las que los pasajeros, envueltos en serpentinas, daban palmas al inicio de su viaje, hoy les referiré dos curiosas historias de aplausos vividas en aguas malacitanas.

Corría mayo de 2008, y compartiendo estancia con el buque finlandés Kristina Regina, llegaba por primera vez al puerto malagueño el Asuka II.  Cargado de turistas japoneses, este barco de bandera nipona que realizaba una vuelta al mundo, fue agasajado con una muy especial recepción. En la escala, unas señoritas ataviadas con trajes de flamenca repartieron a todos los viajeros un clavel; un obsequio que se vio correspondido con infinidad de reverencias. Ya con algunos pasajeros en tierra, las flamencas comenzaron a bailar y los turistas asiáticos, que atendieron el espectáculo con un respetuoso silencio, prorrumpieron con unos cálidos y prolongados aplausos cuando el acto finalizó.

Unos cuantos años antes, en concreto en abril de 2000, otro buque japonés, el Nippon Maru, realizaba su primera visita malagueña. Sin bailes regionales a pie de muelle y mientras el barco deja su amarre en el muelle número dos, todos los turistas, capitaneados por una serie de animadores, realizaron una singular danza en la cubierta de botes; una coreografía donde los pasajeros se despedían aplaudiendo a la ciudad que les había recibido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERANIPPON MARU en su primera escala malagueña en el año 2000.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 5 de mayo de 2020.