Archivos para el tag ‘arribada’

Tres días de espera

Juan Carlos Cilveti Puche | 9 de febrero de 2016 a las 8:30

Procedente de Marsella y con destino a Londres, el siete de noviembre de 1935 atracaba en el puerto de Málaga el mercante de bandera inglesa City of Lancaster. Transportando diversas mercancías, este buque de la compañía Ellerman Lines Ltd. de Liverpool, llegaba de arribaba con un cadáver a bordo. Tras quedar amarrado en el muelle número cuatro a media mañana, el consignatario del barco comenzaba una serie de gestiones encaminadas al desembarco del fallecido; unos complejos trámites que se prolongaron más de lo deseado.

Varios días después de haber salido de Marsella, el ayudante de cocina, un marinero de 38 años de origen australiano, aparecía sin vida en su camarote. Tras comprobarse el deceso, el buque ponía rumbo a Málaga, lugar designado por naviera propietaria del barco para gestionar los trámites de la muerte y el desembarco del fallecido.

Con la presencia a bordo de dos funcionarios sanitarios, amén del consignatario y un representante del gobierno británico que, además de cumplir su misión diplomática sirvió como intérprete, la policía, que también acudió al City of Lancaster, decidió tomar una declaración a todos los tripulantes del buque; unas entrevistas que se realizaron al día siguiente de la llegada del barco a puerto.

Formalizado aquel trámite no demasiado habitual, las gestiones para desembarcar al cadáver se fueron alargando, y el buque, dos días después de su atraque aún mantenía a su tripulante muerto a bordo. Finalmente, en la mañana del domingo 10 de noviembre, el marinero fallecido fue desembarcado del City of Lancaster para, por carretera, ser llevado a Gibraltar. Mientras esto ocurría, el buque de la Ellerman Lines dejaba Málaga con destino a Londres.

City_of_Lancaster-1924CITY OF LANCASTER que trajo al puerto a un tripulante muerto de 1935.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 9 de febrero de 2016.

Sin nombre a proa

Juan Carlos Cilveti Puche | 19 de marzo de 2013 a las 8:32

El pasado 20 de febrero, llegaban de arribada a Málaga el remolcador de bandera británica Princeton y la draga de cuchara Von Rocks.  Viajando desde Valencia al puerto marroquí de Jorf Lasfar, este tren de remolque, se refugiaba del mal tiempo en aguas malagueñas, atracando, tanto el remolcador como la draga,  en el muelle número dos.

Pero con independencia de lo que de interesante tiene ver un tren de remolque (un remolcador que navega tirando de un barco o de un artefacto flotante), lo más destacado de esta llegada, lo constituyó la presencia del remolcador Priceton.

Construido en 1965 en los astilleros alemanes Schulte & Bruns, este pequeño buque de 28, 7 metros de eslora y 148 toneladas de registro bruto, tras llevar los nombres Kapitan Engler (en dos ocasiones) y  Alex Falck, en 2005 se rebautizaba con su actual denominación, navegando para la compañía de origen inglés Griffin Towage & Marine.

Con base en el puerto Poole, en la costa Sur de las islas británicas, este remolcador, al igual que los otros tres que operan para esta compañía, realiza todo tipo de remolques; ya sean costeros, de altura o de emergencia.

Y aunque el Princeton podría destacar por su aspecto de viejo remolcador o por la reducida potencia de tiro de la que dispone (la propia de un barco de 1965), la mayor curiosidad visual de este buque reside en el lugar donde lleva pintado su nombre a proa. Teniendo en cuenta que cualquier barco, como norma habitual, luce su nombre en el casco (tanto a proa como a popa), el Pricenton, debando sus amuras libres, muestra su nombre en el puente de mando.

Una circunstancia no demasiado ortodoxa que imprime personalidad a este viejo remolcador que se refugió del mal tiempo en Málaga.

PRINCETON atracado en el muelle 2.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (19 de Marzo de 2013).

Arribar

Juan Carlos Cilveti Puche | 22 de febrero de 2011 a las 13:57

Teniendo en cuenta que todos, en mayor o menor medida, maltratamos considerablemente nuestro idioma; al hablar, y sobre todo al escribir de temas marítimos, el mal uso de nuestro rico vocabulario se hace extremadamente patente.

Así pues, y con independencia de que las normas lo permitan, quizás, el sentido común de los que escriben sobre barcos, tal vez debería estar más presto y agudizado a la hora de emplear ciertos términos; los cuales, aunque correctos, no terminan de encajar en la gran mayoría de las noticias marítimas que leemos casi a diario.

Y aunque podría ponerles muchos ejemplos (denominar nave a un buque portacontenedores o llamar embarcación a un super hotel flotante no queda nada bien), hoy, no me resisto a comentarles el pésimo uso que habitualmente se da a un término marítimo muy concreto.

Según la Real Academia Española, el verbo arribar, en su primera acepción significa “llegar a un puerto”; aunque en realidad, para cualquier marino, los términos arribar o arribada tienen una significación muy diferente. La acción de arribar, ‘la arribada’, implica entrar en puerto de forma forzosa; una búsqueda de refugio por mal tiempo o avería, generalmente.

Una vez hecha esta aclaración, les contaré un curioso suceso ocurrido en nuestro puerto en diciembre de 2009. Debido a un fuerte temporal que azotó las costas andaluzas en la última semana de aquel año, cuatro buques de crucero nos llegaban de arribada. El 23 de diciembre, los buques Island Escape y Queen Victoria buscaban refugio en Málaga; mientras que al día siguiente, también de arribada llegaba el Aurora. Dos días más tarde, el MSC Fantasía se cobijaba del mal tiempo en las resguardadas aguas de nuestro puerto.

Island Escape-Aurora-Queen Victoria 24-XII-094 blog

Tres de los cuatro buques de crucero que entraron de arribada en Málaga en Diciembre de 2009.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (22 de Febrero de 2011).

La historia del NIKA Z

Juan Carlos Cilveti Puche | 19 de octubre de 2010 a las 9:20

Al reclamo de ser un barco de construcción española, haber entrado de arribada y haber sido detenido, al día siguiente de su llegada, fui a verlo. Atracado en el muelle número cuatro, me encontré al Nika Z, un barco como pocos, donde el óxido y las huellas del deterioro se hacían patentes en cada centímetro de su estructura.

Cargado con pasta de papel, este buque de bandera camboyana, se quedaba sin propulsión mientras navegaba desde el puerto marroquí de Kenitra al turco de Izmir. Tras pedir auxilio y ser asistido por Salvamento Marítimo, el Nika Z entraba a remolque en Málaga en la madrugada del pasado día dos de septiembre.

Construido en el año 1976 en la Sociedad Metalúrgica Duro Felguera de Gijón, este buque de carga general, bautizado originariamente como Duro Turiellos, comenzaba una azarosa vida de mar que lo ha llevado a tener seis nombres diferentes bajo cinco banderas distintas (Francia, Territorio de las Tierras Australes y Antárticas francesas, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves y Camboya).

Con un buen número de deficiencias y una importante deuda acumulada, el Nika Z, nada más llegar a nuestro puerto y pasar la perceptiva inspección, quedaba detenido. Ante este panorama y con el añadido de que el barco llevaba una carga que se estaba esperando en Izmir, las semanas fueron pasando sin unas claras perspectivas de solución. Finalmente, el pasado jueves día 14, tras realizar un cambio de muelle y pasar del número cuatro al siete, el Nika Z, a primeras horas de la noche nos dejaba saliendo con destino a Ceuta.

Unas historias muy habituales en este tipo de barcos, y muy frecuente en puertos de otras latitudes que de vez en cuando ocurren aquí.

Nika Z blog

NIKA Z atracado y detenido en el muelle de Heredia.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicado en la página Marítimas (19 de Octubre de 2010).

Sucio, vacío y con problemas. Actualizado.

Juan Carlos Cilveti Puche | 27 de mayo de 2010 a las 19:55

Un habitual lector de este blog, se me ha adelantado y me pregunta qué es lo que hace el buque portacontenedores Maersk Mytilini (vacío a primera vista y también a primera vista inactivo), atracado desde el pasado martes 25 del presente en el muelle número 9 del puerto de Málaga.

Y aunque me reservaba esta historia hasta tener algo más de información, les cuento lo que hasta la fecha he podido indagar al respecto. Tampoco creo que pueda obtener mucha más información de las que les doy a continuación.

Sobre las siete de la mañana del pasado día 25, el buque iniciaba la maniobra de entrada al puerto de Málaga. Esta maniobra la realizaba con la ayuda de los remolcadores Diheciocho y Vehinte.

Maersk Myt blog4

Maersk Mytilini maniobrando para entrar en Málaga. Foto: J. M. M.

El Maersk Mytilini, llegaba a Málaga de arribada procedente del puerto de Tánger, interrumpiendo una navegación que desde la terminal marroquí debía llevarlo al puerto norteamericano de Newark.

Al parecer, uno de los contenedores estibado en el interior de sus bodegas se había roto (literalmente me llegó la expresión desventrado); motivo por el cual, el buque se veía en la necesidad de entrar en la terminal de Málaga.

Según parece, este contenedor ha causado algún tipo daño en el sistema de guías que fijan los contenedores; lo cual, mantiene al buque atracado en Málaga mientras se realiza una evaluación y reparación del problema. El tiempo que se tarde en tener al barco listo para poder reemprender su viaje lo desconozco.

Maersk Myt blog3

Vista del portacontenedores atracado en el muelle Nº 9. Foto: J. R.

Independientemente de esto, lo que llama poderosamente la atención es la imagen del buque sin ningún contenedor sobre  su cubierta (de este asunto ya les hablé hace tiempo), amén de lo manchado, sucio o “trabajado” que está su casco.

Maersk Myt blog2

Maersk Myt blog1

Dos de las fotos que ilustran esta nota (muchas gracias por enviarlas) son de sendos amigos del blog. Sus iniciales aparecen a pie de foto.

Actualización: El buque dejaba el puerto de Málaga el día 27 sobre las 21:30 horas. Destino Newark.

Para los amantes de los datos, les dejo la ficha del buque.

MAERSK MYTILINI

Año de construcción: 1991

Astillero: Odense Staalskibsvaerft A/S.  Lindo, Dinamarca.

BANDERA: Panamá.

Nº DE CASCO: 133. Nº IMO: 8819952.

ARMADOR: Boxcarrier No 8 Corp. Operador: Maersk A/S.

REGISTRO BRUTO: 52.181TRB.

ESLORA: 294.120 m.

MANGA: 32,280 m.

CALADO: 13,520  m.

Capacidad de contenedores: 4.437.

HISTORIAL (RENOMBRES): Madison Maersk (1991), Maersk Mytilini (1996).

Llamada: 3EIM7.

Buques gemelos:

8613322. CAP VICTOR. GT: 52.191 TRB. 1989-01 Nº de Casco: 125.

8618310. CAP YORK. GT: 52.191 TRB. 1989-12. Nº de Casco: 131.

8618293. MAERSK MERRITT. GT: 52.191 TRB. 1989-04. Nº de Casco: 129.

8819964. MAERSK MESSOLOGI. GT: 52.181 TRB. 1991-10. Nº de Casco: 134.

8715871. MAGLEBY. GT: 52.181 1990-11 TRB. Nº de Casco: 128. 

8715857. MAJESTIC MAERSK. GT: 52.181 TRB. 1990-04. Nº de Casco: 126.

8819940. MARATHONAS. GT: 52.181 TRB. 1991-03. Nº de Casco: 132.

8715869. MARIE MAERSK. GT: 52.181TRB. 1990-08. Nº de Casco: 127.

8618308. MSC ANCONA. GT: 52.191TRB. 1989-09. Nº de Casco: 130.

8613310. MSC MANDRAKI. GT: 52.191 TRB. 1988-09. Nº de Casco: 124.

8613308. MSC MYKONOS: GT: 52.191 TRB. 1988-04. Nº de Casco: 123.

Contratiempos

Juan Carlos Cilveti Puche | 15 de abril de 2010 a las 18:57

Cuando ocurren cosas como la que hoy ha pasado en el puerto de Málaga, los ánimos de alteran; y lo que es peor, el trabajo que muchas personas han realizado durante algunos (o muchos) días previos, se modifica o se va al garete.

Hoy, debía haber hecho su primera escala en el puerto de Málaga el buque de crucero Azura. El flamante buque insignia de la flota turística de P&O Cruises, en la jornada de hoy, debía haber conocido el puerto malagueño; y a su bordo, como es tradicional, se debería haber celebrado una recepción de bienvenida con un nutrido grupo de personalidades relacionadas con el mundo de la mar y los barcos.

Pero (permítanme la licencia poética, o casi poética), la mar, no ha querido que esta primera escala se realizara. Una fuerte marejada con importante rachas de viento, han impedido la entrada del buque; el cual, tras capear el temporal durante varias horas en las inmediaciones del puerto, finalmente, cancelaba su entrada en Málaga para seguir viaje hacia su próximo puerto de destino.

Azura 15-IV-10 blog

Azura capeando el temporal frente al puerto de Málaga.

Ante este contratiempo; y eso que sé que se ha hecho todo lo posible para que el barco pudiera atracar (ante las fuertes rachas de viento, el muelle Sur, donde estaba previsto su atraque, o el de Levante no abrigan lo suficiente a estos buques tan altos), la inicial decepción se ha convertido en una “espídica” rueda de llamadas telefónicas por parte de los miembros de la agencia Cabeza Marítima (consignatarios de esta compañía en Málaga), los cuales,  han tenido que cancelar todas y cada una de las actividades que este buque tenía previsto hacer en su primera escala en este puerto.

La recepción a bordo, las excursiones, los diversos temas relacionados con el pasaje y la tripulación, o la infinidad de pequeños asuntos que se gestionan en cualquiera de las escalas de un buque como este, han debido de ser cancelados o redireccionados (los que se puedan redireccionar) hacia el puerto de Palma de Mallorca, la próxima escala que tiene previsto realizar este buque.

Una dura y desilusionante jornada para esta agencia consignataria, a la que habría que añadir la que están viviendo los responsables de Pérez y Cía, otra consignataria malagueña que ayer se encontraba la sorpresa de la llegada anticipada del buque de crucero Funchal; un buque que debía haber atracado hoy, y que a causa del mal tiempo, entraba de arribada en Málaga doce horas antes de lo previsto. En esta ocasión, todo lo que ya estaba organizado, ha debido de ser reestructurado y reacondicionado para una escala que, de una forma inesperada, se ha  prolongado muchas más horas más de lo previsto.

Funchal 15-IV-10 blog

Funchal en el atraque Norte del Muelle de Levante.

Por cierto, en estos instantes, aun no se sabe la hora exacta de la salida de este buque. Aunque las previsiones indican que el Funchal saldrá a las 00:00 horas con destino a Gibraltar, lo mismo las condiciones de la mar retrasan su salida. Otro contratiempo.