Archivos para el tag ‘bahía de Málaga’

Nuevas golondrinas

Juan Carlos Cilveti Puche | 15 de mayo de 2018 a las 8:54

Si nos remontamos a mediados del siglo XIX, encontraremos que una de las diversiones malagueñas que se podían disfrutar, eran los paseos en barca por las dársenas del muelle. Sorteando a embarcaciones menores que asistían a los buques que permanecían fondeados, aquellos bucólicos paseos desaparecieron cuando un abordaje se llevó la vida de un barquero que estaba paseando a una pareja. Tras aquel incidente ocurrido ya entrado el siglo XX, estos recorridos fueron decayendo, y muy pronto, aparecieron las denominadas golondrinas. Dedicadas a navegar por las dársenas y en algunos casos salir a la bahía, estos barquitos se hicieron muy populares para familias, parejas y turistas que comenzaron a disfrutarlas.

Con el recuerdo del Ciudad de Malaga, Aldapeta y Bahia de la Concha, tres históricos barcos que trabajaron durante la segunda mitad del pasado siglo, en los años ochenta estos tradicionales paseos desaparecieron. Varias décadas después, un matrimonio muy vinculado a la mar apostó por retomar las golondrinas trayendo a Málaga al Andalucia Cat, un moderno catamarán que operó entre 2004 y 2006.

Asentada otra vez la tradición, al Andalucia Cat le siguieron La Pinta, los Pelegrines uno y dos, el Joven María Segundo, el Estrella Fugaz y el Isla de Tabarca II, unas embarcaciones que fueron consolidado estos paseos.

Ante esta circunstancia y con la necesidad de regularizar estos tráficos, en 2017 la Autoridad Portuaria sacaba a concurso la explotación de estas navegaciones; una formalidad ya se había ejecutado en el pasado.

Obtenidos los permisos, desde principios de este año tres barcos salen a navegar ofertando unas opciones de viaje muy diferentes. Intentando captar a un pasaje juvenil  con ganas de sol y baño, el catamarán a vela Mundo Marino compite con el Joven María Segundo, una embarcación que representa a una golondrina tradicional. Frente a estos dos, desde hace unas semanas la goleta de tres mástiles Anne  Bonny completa esta variada oferta; unas muy diferentes posibilidades de salir a la mar y retomar los tradicionales paseos malagueños por la mar.

IMG_5023Goleta de tres mástiles ANNE BONNY una de las nuevas golondrinas.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 15 de mayo de 2018.

San Pedro Metropolitano de Moscú

Juan Carlos Cilveti Puche | 26 de mayo de 2015 a las 17:13

Por motivos personales no pude subir al blog esta columna publicada el pasado 19 de mayo. Aquí está.

Encontrar referencias de barcos de bandera rusa que no tengan una cierta relevancia internacional, resulta un trabajo verdaderamente complicado; una circunstancia que se incrementa si el buque en cuestión es un velero.
En el año 2002, a orillas del lago Onega, en la ciudad de Petrozavodsk, se construía una réplica de los barcos que en el siglo XVII surcaban los mares de Rusia transportando todo tipo de mercancías. Fabricado con madera de Carelia (la propia de la región), este velero de tres mástiles y 17 metros de eslora, fue bautizado con el muy peculiar nombre de San Pedro Metropolitano de Moscú, una denominación que alude a un pequeño relicario situado a su bordo donde se depositaron algunos recuerdos de Fyodor Fyodorovich Ushakov, un afamado almirante ruso canonizado por la Iglesia Ortodoxa que, amén de haber sido el santo protector de los bombarderos estratégicos nucleares, desde 2005 es el patrón de la marina de guerra rusa.
Con todo este historial, este pequeño velero construido en base a unos restos arqueológicos, llegaba a la costa malacitana en julio de 2014. Patrocinado por un club náutico ruso, y tras haber navegado durante años realizando viajes culturales, el San Pedro Metropolitano de Moscú fondeaba durante cinco días frente a las playas de La Malagueta en una larga singladura que lo llevaba a un puerto francés para participar en una regata de barcos de época.
Si haber tenido ninguna referencia más sobre este buque después de pasar por Málaga, hace unos días, me llegaba la noticia de su naufragio en Grecia en noviembre de 2014. Una información muy retrasada y que ratifica lo complicado que es encontrar datos sobre determinados barcos que navegan bajo la bandera de Rusia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERASAN PEDRO METROPOLITANO DE MOSCU fondeado frente a Málaga en 2014.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 19 de mayo de 2015.mode

Suciedad ignorada

Juan Carlos Cilveti Puche | 18 de diciembre de 2012 a las 11:30

Sería bueno recordar a todos los que se rasgan las vestiduras ante la posibilidad de obtener recursos naturales de los fondos marinos en las costas de Málaga, que año tras año, el litoral malagueño experimenta agresiones que pasan desapercibidas o, que en el mejor de los casos, se solucionan tarde y mal.

El 4 de octubre de este año, la bahía de Málaga amanecía sembrada por una enorme isla de suciedad flotante. Con varios centenares de metros de longitud, esta mancha compuesta por cañas y ramas de árboles fundamentalmente, amén de todo tipo de basura inorgánica, tras permanecer a la deriva durante muchas horas, finalmente desembarcaba plácidamente en las playas de la Malagueta y en las dársenas del puerto.

Esta circunstancia, fruto de unas intensas lluvias otoñales que arrojaron a la mar por diferentes arroyos y riachuelos todo tipo de desperdicios, no es la primera vez que ocurre y desgraciadamente, no será la última.

Y aunque estas manchas, en nada se parecen a otras que dañarían gravemente las costas malagueñas, lo que sí está claro, es que estas mareas que sí producen daños (una de las embarcaciones turísticas que da paseos por la bahía sufría una avería al chocar contra uno de los troncos que componían esta isla flotante), venden mucho menos polémica a la hora de hablar de la protección ante posibles agresiones medioambientales en la mar.

Si las cosas se hacen bien, efectuar prospecciones y posteriormente extraer recursos a muchas millas de la costa, no debería suponer un riesgo  de contaminación mayor que el que año tras año suponen las avalanchas de suciedad que la tierra arroja a la mar y que, los que tantas vestiduras se rasgan, no parecen tener demasiado en cuenta.

Mancha de suciedad en la bahía.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (18 de Diciembre de 2012).

El fondeo del CLARA DEL MAR

Juan Carlos Cilveti Puche | 16 de octubre de 2012 a las 9:20

EL 13 de septiembre de este año, procedente de Algeciras, llegaba a la bahía malagueña el buque portacontenedores Maersk Brooklyn. Sin ningún contenedor sobre su cubierta, este barco abanderado en Dinamarca, quedaba anclado en una de las áreas de fondeo de la rada a órdenes. Tras un mes de espera, ayer, el buque finalmente atracaba en la terminal de contenedores, y así, concluía una estancia de 32 días inactivo frente a la ciudad de Málaga.

El 10 de junio de 2011, el barco de bandera española Clara del Mar fondeaba en la bahía. Inmerso en los trámites de un cambio de armador, este conro (buque de carga rodada y contenedores), llegaba procedente de Sevilla quedando a la espera de finalizar sus gestiones y encontrar un puerto de destino.

Casi un mes después de su llegada, en concreto el 6 de julio, el Clara del Mar hacía una fugaz entrada en el puerto atracando durante seis horas en el pantalán de Levante. Tras volver al fondeo, el 18 de julio, el buque matriculado en Santa Cruz de Tenerife repetía amarre, aunque en aquella ocasión, pasaba la noche atracado. Al día siguiente, nuevamente el barco regresaba a la rada, volviendo por tercera vez al Pantalán de Levante el día 27 de ese mismo mes.

Después de una nueva pernocta, el barco salía a la bahía y tras un día de fondeo, ponía rumbo a las Palmas donde finalmente cambiaba de nombre y propietario. Y aunque los fondeos de larga duración, como el del Maersk Brooklyn suelen ser normales (hay zonas en el mundo destinadas a este tipo de fondeos prolongados), lo que no resulta tan habitual, es que un barco esperando órdenes entre y salga de puerto varias veces en tan corto especio de tiempo, tal y como hizo el Clara del Mar en Málaga.

CLARA DEL MAR en una de sus salidas del puerto de Málaga

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (16 de Octubre de 2012).

El segundo Oriana

Juan Carlos Cilveti Puche | 28 de junio de 2011 a las 8:20

Hace algún tiempo, les contaba la historia de un barco de crucero (un buque de pasaje reconvertido en barco turístico) que causó  una muy especial expectación la primera vez que atracó en el puerto de  Málaga. Tras haber fondeado en la bahía el 13 de junio de 1973, el Oriana, regresaba siete días después, amarrando en el muelle número dos.  Perteneciente a la compañía P&O (la naviera por excelencia del Imperio Británico), este buque visitó Málaga en 16 ocasiones, realizando su última escala el 17 de agosto de 1981.

Catorce años después; en concreto el lunes 8 de mayo de 1995, atracaba en el Pantalán de Levante el nuevo Oriana, un barco construido en los astilleros alemanes Jos. L. Meyer que se entregaba a sus armadores ese mismo año,  y que  heredaba el nombre de aquel histórico buque de línea reconvertido en barco de turistas.

Diseñado y destinado en exclusividad para el mercado británico (en este buque embarcan, por norma general, personas que superan los sesenta años muy apegadas al estilo de vida inglés), el segundo Oriana, sin ser un buque de líneas clásicas, se aleja bastante de la imagen  prototípica de los actuales hoteles flotantes.

Con 69.153 toneladas de registro bruto, 260 metros de eslora y 32,2 de manga, este buque, que puede alojar en sus 991 camarotes a 1.928 pasajeros, desde su primer año de vida en la mar, se mantiene fiel a las escalas malagueñas, realizando como promedio, al menos, dos visitas al año.

Un verdadero clásico a flote que, cuando deje de navegar, seguro que cede su nombre y su muy especial filosofía a un nuevo buque; un tercer Oriana que, sin duda alguna, traerá a al puerto de Málaga a nuevos turistas aficionados a tomar el té de las cinco.

ORIANA atracado en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (28 de Junio de 2011).

44 días de fondeo

Juan Carlos Cilveti Puche | 24 de mayo de 2011 a las 9:12

En más de una ocasión, al ver a uno o varios barcos parados en la bahía, se habrán preguntado qué es lo hacen esos buques ahí. Básicamente, esos barcos fondeados, lo único que hacen es esperar; ya sea para entrar en puerto o para recibir órdenes y dirigirse a un nuevo lugar de destino.

Y aunque la bahía de Málaga es un muy buen fondeadero, lo habitual es que un barco a la espera, no pase demasiado tiempo parado aguardando trabajo; aunque siempre, hay algunas excepciones.

El 8 de septiembre de 1923, llegaba a la bahía malagueña el buque de bandera holandesa Ursula. Procedente de Lisboa, este pequeño vapor, fondeaba a la espera de poder atracar en Málaga, lugar donde debía embarcar un cargamento de toneles con destino a Marsella.

Después de que su capitán y armador (la figura del capitán propietario era por aquellos años muy frecuente de ver en estos pequeños mercantes), desembarcara y ultimara los detalles de la carga, el buque quedaba a la espera de recibir la orden para entrar en puerto. Tras una primera semana de fondeo, al Ursula llegaban noticias de que su cargamento se retrasaría unos días; un hecho que dejaba al buque ante la disyuntiva de buscar un nuevo trabajo o seguir esperando. Después de apostar por la espera, el barco cumplía una segunda semana de fondeo, y tras tener que aprovisionarse, la espera se prolongaba durante siete días más. Cumplidas ya las tres semanas, un temporal de levante obligaba al Ursula a levantar el fondeo; circunstancia que mantuvo al buque tres días alejado de la costa. Ya con la mar en calma, el barco volvió a la bahía, y después de unos días más de espera, finalmente, tras 44 jornadas de fondeo, el 21 de octubre el Ursula entraba en Málaga.

Buques fondeados en la bahía de Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (24 de Mayo de 2011).

WELL STIMULATION VESSEL

Juan Carlos Cilveti Puche | 8 de julio de 2010 a las 20:27

Mi noticia marítima de hoy (8 de Julio de 2010), sería la llegada a Málaga en escala técnica del buque SARAH.

Desde las 10:00 horas hasta aproximadamente las tres de la tarde, este extraño buque ha estado en la bahía malagueña. Procedente de Las Palmas y con destino Tarragona, el SARAH, consignado por Trasmediterránea, ha realizando el embarque de algunos tripulantes y técnicos.

sarah blog 2

SARAH en la bahía de Málaga.

Pero con independencia de esto, lo más destacado es que el SARAH es un buque casi único en el mundo. Se trata de un diseño muy innovador, del cual, sólo hay unas cuantas unidades similares en activo.

Como se puede apreciar en la foto, el barco dispone de una proa muy especial. Un diseño, repito, verdaderamente nuevo y que como en casi todas estas cosas, tiene sus muchos partidarios y, también, su muchos detractores.

sarah blog 1

SARAH. Foto J.A.G.

Con posibilidades de ser usado para diferentes actividades (es lo que en un principio, podríamos denominar como buque multipropósito), el SARAH (modelo SX121), está dotado de tecnología para trabajar en aguas muy profundas, casi siempre realizando funciones de prospección y extracción petrolífera o de gas; amén de otros trabajos que hasta la aparición de este tipo de buques estaban destinados fundamentalmente a barcos semisumergibles.

Y aunque se podrían decir muchas otras cosas de este barco (se podría hablar por ejemplo de que para estar trabajando parado en la mar, no necesita ningún tipo de fijaciones externas), lo que a mí más me ha llamado la atención, es cómo está clasificado este buque.

Me explico.

Todos los barcos, según a qué se dediquen, están incluidos en unas clasificaciones generales que determinan el tipo de barco del que se trata.

Por ejemplo: Buques de crucero (hacen recorridos turísticos más o menos largos), ferries o transbordadores (hacen cortos recorridos de transporte de pasajeros y pasajeros/carga), buques de carga general, buques de cargas especiales, portacontenedores, buques tanque, remolcadores etc, etc.

En el caso del SARAH, el Lloyd´s Register (la clasificadora-aseguradora más importante del mundo), denimina a este buque como WELL STIMULATION VESSEL, una expresión difícilmente traducible y que yo personalmente no conocía.

Sarah blog

Datos generales del SARAH. Cortesía SEA-WEB. Lloyd´s Register of Ships online.

Les dejo algunos datos más del barco:

SARAH

Año de construcción: 2009.

Construcción: El buque se construyó en dos diferentes astilleros:

ATVT Sudnobudivnyi Zavod “Zaliv”. Kerch, Ucrania.

Ulstein Verft AS. Ulsteinvik, Noruega.

Bandera: Chipre.

Armador: Marine Subsea Sarah Ltd.

Registro bruto: 11.572 RTB.

Eslora: 120 m.

Manga: 25 m.

Calado: 8 m.