Archivos para el tag ‘barcos de vela’

Mástiles y palos 1º

Juan Carlos Cilveti Puche | 1 de noviembre de 2010 a las 20:30

Aprovechando la estancia de dos muy interesantes barcos de vela en Málaga (al final les dejo varios enlaces por si quieren saber más de estos), y teniendo en cuenta el comentario que un amigo y fiel seguidor de este blog me hacía hace un tiempo, se me ocurre hablar de los mástiles y palos de los buques de vela.

De una forma genérica (que no se enfaden los puristas), se podrían denominar mástiles a todos aquellos palos principales del buque; palos situados (con alguna excepción) en un plano vertical con respecto a la eslora de este.

El resto de palos que componen la arboladura de un buque de vela, también con alguna excepción, se denominarían vergas; que no son otra cosa que perchas (palos de menor entidad que los mástiles) situadas perpendicularmente a estos (a los mástiles) en un plano horizontal con respecto a la eslora del buque.

Pero para no complicar más la cosa, creo que lo mejor es ir por partes.

Veamos los mástiles:

Como casi todo lo que hay a bordo de un barco (y mucho más en uno de vela), los mástiles tienen sus respectivos nombres.

El situado más a popa se denomina de MESANA. El situado en el centro del barco es el MAYOR, y el que está más a proa es el TRINQUETE.

Además de estos tres mástiles, existe otro denominado BAUPRES; el cual, con una determinada inclinación sale desde el casco del barco a proa.

tres mástiles blog1

1º TRINQUETE,  2º MAYOR,  3º MESANA,  4º BAUPRÉS.

En el caso de ser barcos de dos mástiles, los nombres de estos son: Mayor (el que está más a proa) y Mesana, el de popa. Si hablamos de buques de cuatro mástiles, por norma general se mantienen las denominaciones principales Trinquete, Mayor y Mesana; siendo el cuarto palo (contado desde la proa sería el tercero), el denominado de CONTRAMESANA o BUENAVENTURA.

cuatro mástiles blog 2

1º TRINQUETE, 2º MAYOR, 3º CONTRAMESANA, 4º MESANA, 5º BAUPRÉS.

En barcos de cinco mástiles, la denominación del quinto varía; aunque por norma general, el quinto mástil (sería el cuarto desde la proa) se podría denominar SEGUNDA CONTRAMESANA.

Pero como sobre los mástiles y sus nombres aun quedan algunas cosas básicas por decir, lo dejo para otra ocasión.

Termino con una anécdota.

En el siglo XVIII, en la época de los grandes navíos, como las tripulaciones, en gran medida, eran de leva (literalmente se obligaba a determinadas personas a embarcarse como marineros), en los barcos españoles, los mástiles y algunas vergas llevaban clavadas una carta de la baraja. Así, la marinería inexperta, hasta que se iba haciendo con la terminología, sabía que debía trabajar en el mástil o verga que tenía una determinada carta de la baraja.

Enlaces de buques de vela en Málaga:

http://malagamaritima.blogspot.com/2010/10/christian-radich.html

http://malagamaritima.blogspot.com/2010/10/primera-escala-de-la-goleta-sueca.html

Desarbolado en Málaga

Juan Carlos Cilveti Puche | 28 de enero de 2010 a las 8:08

Astrid 18-I-10blog2

 

Probablemente esta sea una de las más, si no, la más curiosa imagen marítima que se ha podido ver en el puerto de Málaga en lo que llevamos de 2010.

El bergantín de bandera holandesa Astrid, desarbolado parcialmente realizando tareas de reparación en uno de sus dos mástiles.

Llegado a Málaga el pasado 12 de enero, el velero quedaba atracado en el muelle 3-A3. Dos días después, pasaba a la ochava (transversal entre los muelles 1 y 2) donde se encuentra en la actualidad.

Para los más puristas, o para los que les gusta la compleja terminología de los barcos de vela, les diré que el Astrid está reparando su palo de proa o trinquete. En concreto, tiene desmontado el mastelero y el mastelerillo; palos que junto con el macho, componen la totalidad del trinquete. Además, todas las vergas de este palo y parte de la jarcia, están también retiradas.

 

Astrid 18-I-1012blog3

 

Biografía del Astrid

Construido en 1.918 en Scheveningen, Holanda. Hasta mediados de la década de los años setenta navegó como buque de carga por el Báltico.

Después de sufrir un importante incendio del que sólo se salvó su casco, en 1.984, dos ex-oficiales de la marina británica lo reconstruían convirtiéndolo en buque escuela.

En 1.998, el Astrid se restauraba manteniendo su original fisonomía y comenzaba a navegar como buque turístico.

Características técnicas:

Bergantín de dos mástiles y 16 velas.

170 toneladas de registro bruto.

Eslora: 42 metros.

Manga: 6,70 metros.

Calado: 2,65 metros.

12 camarotes que pueden albergar un máximo de 24 pasajeros (no tripulantes).

Normalmente, el Astrid realiza pequeños viajes por aguas del Norte de Europa.