Archivos para el tag ‘Buque de crucero a vela’

Sólo cinco velas

Juan Carlos Cilveti Puche | 12 de mayo de 2015 a las 8:37

Hace unos días, procedente de Tánger y con destino a Valencia, atracaba en el muelle número dos el velero de bandera francesa Le Ponant. Construido entre los años 1990 y 1991 en los astilleros galos Francaise De Construction Navals, este buque fue uno de los primeros barcos de vela modernos fabricados para ser destinados al mercado crucerístico internacional. Con 32 camarotes que le permiten embarcar a un máximo de 64 pasajeros, Le Ponant, que dispone en sus cuatro cubiertas de todas las comodidades propias de los grandes barcos turísticos, realiza exclusivos itinerarios por todo el mundo; un hecho que en abril de 2008 lo significó internacionalmente cuando en el golfo de Adén, navegando sin pasajeros, un grupo de piratas somalíes lo mantuvo secuestrado durante ocho días.

Pero dejando a un lado este incidente que siempre será una constante en la biografía de Le Ponant, lo que realmente llama la atención de este barco es su muy singular sistema de propulsión vélica. Manteniendo la filosofía de los modernos veleros turísticos en las que los complicados aparejos del pasado han sido sustituidos por automatizados mecanismos eléctricos controlados por ordenador, Le Ponant, ha dando una vuelta de tuerca a estos sistemas simplificado al máximo todo su aparejo.

Sobre sus tres mástiles, Le Ponant monta tan sólo cinco velas de cuchillo que le proporcionan un total de 1.500 metros cuadrados de superficie para navegar a una velocidad máxima de 10 nudos. Una simplicidad verdaderamente significativa que confiere a este barco de 88 metros de eslora y 1.189 toneladas de registro bruto un especial atractivo que lo hace muy diferente a los modernos buques de vela dedicados al mercado crucerístico.

OLYMPUS DIGITAL CAMERALE PONANT atracado hace unos días en el muelle dos.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 5 de mayo de 2015.

El WIND SURF

Juan Carlos Cilveti Puche | 17 de julio de 2012 a las 8:55

AL igual que en su momento los buques MSC Orchestra y Costa Mágica pasaron a la historia portuaria malagueña por haber sido los primeros en amarrar en los muelles turísticos Sur y Norte respectivamente, el velero de cinco mástiles Wind Surf, también quedará reflejado en los anales del puerto por reinaugurar la actividad crucerística del muelle número dos.

Con una estrecha relación con Málaga, este novedoso velero construido en 1989 y bautizado originalmente como La Fayette, un año más tarde, iniciaba su vida activa de mar con el nombre Club Med 1. Abanderado en Francia y publicitando la exclusividad de sus tecnológicas velas controladas por ordenador, el Club Med 1 llegaba por primera vez al puerto malagueño el 28 de abril de 1997. Tras aquel primer atraque en el pantalán de Levante donde pernoctó, ese mismo año, el barco repetía dos veces más, regresando al año siguiente bautizado ya como Wind Surf bajo la contraseña de la compañía WindStar Cruises.

Desde entonces, este buque de crucero con velas (así se definía a este barco en una revista especializada del sector crucerístico a finales de los noventa), se convertía en un habitual de las aguas malagueñas. A punto de completar 40 escalas y tras haber pasado por todos los muelles que, en las últimas décadas, han sido usados para los buques de turistas (muelles uno y dos, pantalán de Levante, muelle de Levante y atraques Norte y Sur), este velero, participa de una curiosa peculiaridad al respecto de sus estancias en el puerto de Málaga.

Tras haber conocido todos los muelles turísticos malagueños, hace unos días, al reinaugurar el muelle número dos, el Wind Surf regresaba al lugar en el que había quedado atracado en su primera visita a Málaga.

WIND SURF atracado en la reinauguración del muelle dos.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (17 de Julio de 2012).