Archivos para el tag ‘Cádiz’

El capitán Casares

Juan Carlos Cilveti Puche | 15 de mayo de 2012 a las 8:38

LA pasada semana, fallecía el capitán de la marina mercante malagueño José María Casares Barroso. Tras una dura enfermedad que muy pocos conocimos y que sufrió con ejemplaridad, José María se fue y en el recuerdo nos dejó su muy especial forma de ser y su desmesurado amor por la mar y los barcos.

Vinculado a la Trasmediterránea, compañía en la que pasó la gran mayoría de su vida de mar, el capitán Casares, como él me permitía llamarlo de una forma cómplice y cariñosa, aun residiendo en Cádiz, nunca se olvidó de su ciudad natal, y cada vez que la ocasión le era propicia, regresaba a Málaga y al puerto que tanto quería.

Después de cubrir durante años diversas rutas en diferentes buques (sus destierros como a él le gustaba decir), José María, ya al final de su carrera, conseguía el mando del ferry Las Palmas de Gran Canaria, y con “su barco”, regresaba temporalmente a Málaga para cubrir, durante varias campañas, la ausencia del melillero titular.

Y aunque nunca se separó de su cámara fotográfica (las instantáneas tomadas desde los alerones de los puentes de mando de los buques en los que navegó fueron una constante durante su carrera), el capitán Casares, una vez jubilado, se volcó en su afición por fotografiar barcos.

Ubicado siempre en los mismos lugares tanto en Cádiz como en Málaga (el desaparecido morro de Poniente era su punto preferido de disparo cuando estaba en su tierra), José María Casares vivió sus últimos años enganchado a las fotos mientras recordaba sus muchas vivencias en la mar.

Y aunque unos absurdos avatares impuestos caprichosamente por la vida rompieron nuestra amistad poco tiempo antes de su muerte, sirvan estas palabras para recordar a un gran hombre y marino al que nunca olvidaré.

José María Casares a bordo de su barco en el puerto de Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (15 de Mayo de 2012).

Las cenas de gala

Juan Carlos Cilveti Puche | 28 de febrero de 2012 a las 8:49

Si han viajado en un buque de crucero, habrán comprobado la excesiva decoración que  acompaña a los alimentos que se sirven en sus bufetes y restaurantes. Desde esculturas hechas con hielo, pasando por todo tipo de frutas talladas y terminando con infinidad de flores, la comida que se sirve en estos barcos, es, como se suele decir, algo que entra por los ojos.

Y aunque estos adornos suelen estar bastante estandarizados (por supuesto cada barco tiene su toque especial), en determinadas ocasiones, se encuentran detalles que marcan la diferencia por su originalidad.

El 20 de agosto de 2006, atracaba en el muelle  número uno el buque de crucero Van Gogh. Realizando un  largo  viaje con turistas alemanes, el barco llegaba a Málaga procedente de Gibraltar para efectuar una larga escala desde las seis de la mañana hasta las nueve de la noche. Al tratarse de un viejo buque de la clase Belorrusiya (una serie de ferries reconvertidos en buque de cruceros de los que ya les he hablado), semanas antes de su llegada pedí permiso para  visitar el buque.  Acompañado del jefe de relaciones públicas recorrí el barco, y me sorprendí, cuando sin pedirlo, pude acceder a lugares que normalmente no se suelen visitar. Tras conocer la cocina, mi anfitrión me mostró una pequeña estancia en la que se fabricaban unas esculturas que servían para decorar el comedor principal del barco en sus cenas de gala. Realizadas con corcho blanco pintado, un camarero singapurés copiaba  de una foto algún monumento típico de la ciudad que se iba a visitar, y lo exponía en el restaurante  junto a la comida la noche  antes de que el buque llegara el puerto de esa ciudad.

Una muy especial  e idealizada réplica de la catedral malagueña, tras haber presidido la cena la noche anterior, se encontraba en ese taller para ser reconvertida en la catedral de Cádiz,  siguiente puerto de escala que debía tocar el Van Gogh.

La supuesta catedral de Málaga del VAN GOGH

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (28 de Febrero de 2012).

Fotos curiosas: Elcano desarbolado

Juan Carlos Cilveti Puche | 27 de julio de 2011 a las 13:31

Hace unos días, Antonio Moreno, fiel seguidor del blog (muchas gracias), me remitía unas muy curiosas fotos.

Atracado en el muelle que lleva su nombre en Navantia (San Fernando, Cádiz),  el buque escuela de la Armada española JUAN SEBASTIAN DE ELCANO está siendo reparado para su próximo viaje de instrucción.

Como podrán observar, el buque está parcialmente desarbolado; en concreto se encuentran desmontados el mastelerillo del trinquete, así como el bauprés y el botalón.

JUAN SEBASTIAN DE ELCANO desarbolado parcialmente. Foto:Antonio Moreno ©.

Sin lugar a dudas, unas muy interesantes fotos que fueron tomadas el pasado día 23 de junio.

Una curiosidad; mejor dicho, dos, al respecto de los palos del ELCANO que seguramente ya conocerán.

Al tratarse de un bergantín goleta de cuatro palos, la denominación típica de los buques de vela de tres mástiles (trinquete, mayor y mesana) varía un poco. En este caso, los cuatro mástiles de ELCANO serían: Trinquete, mayor proel, mayor popel y mesana.

Pero además, hay que decir que cada uno de estos palos tiene su nombre propio; nombres que hacen referencia a los anteriores buques escuela que ha tenido la Armada: BLANCA el Trinquete, ALMANSA el mayor proel, ASTURIAS el mayor popel y NAUTILUS el de mesana.

JUAN SEBASTIAN DE ELCANO.


La Nao Victoria

Juan Carlos Cilveti Puche | 8 de diciembre de 2010 a las 19:52

Ayer, procedente de Cádiz, llegaba a Málaga dentro de un viaje promocional “La empresa de la primera vuelta al mundo”, la Nao Victoria.

Siempre impresionante de ver en nuestros días, este barco, réplica del que circunnavegó por primera vez nuestro planeta (Expedición de Magallanes 1519-1522), me lleva a pensar, cómo un barco de estas dimensiones (25,90 metros de eslora, 6,60 de manga y un calado de 2,90 metros), pudo realizar aquella proeza.

Con infinidad de limitaciones; la primera su forma de navegar (siempre con vientos de popa), ver hoy día esta fiel réplica de lo que fue uno de los barcos de aquella expedición, cuando menos me hace pensar.

Nao Victoria 7-XII-10 (2)

NAO VICTORIA entrando ayer (7 de Diciembre) en Málaga.

Desde la primera vez que visité este barco, y ya lo he hecho en varias ocasiones, siempre (sin duda influido por la profesión), se me ha venido a la cabeza el tema de  las condiciones higiénico- sanitarias de los marinos que se embarcaban a la aventura en uno de estos buques.

Con unas condiciones de vida infrahumanas, salir vivo de uno de estos viajes, en uno de estos barcos, era, sin duda alguna, toda una suerte.

Y aunque podría contarles algunas cosas al respecto; para no caer en el morbo fácil, prefiero recomendarles un libro.

Con el título LA MEDICINA NAVAL ESPAÑOLA EN LA ÉPOCA DE LOS DESCUBRIMIENTOS, este libro narra cómo era la vida a bordo de un barco entre los siglos XV y XVI. Cómo se vivía, la higiene, la salud, las enfermedades, las curas, los médicos; en definitiva, una magnífica obra que nos da luz al respecto de las condiciones de salud y enfermedad en los barcos que por entonces navegaban, especialmente, con rumbo al nuevo mundo.

Publicado por Labor, el autor de esta obra es doctor Fernando López-Ríos Fernández.

Pero independientemente de que les pudiera interesar esta recomendación, si tienen oportunidad, no dejen de visitar la Nao Victoria. Merece la pena retrotraerse, aunque sea sólo por unos minutos, a lo que vivieron aquellos aguerridos marinos del siglo VXI.

Después de Málaga, el barco visitará Almería y Sevilla.

Nao Victoria 7-XII-10

NAO VICTORIA atracada en el muelle Nº2 del puerto malagueño.

Adiós IZARO

Juan Carlos Cilveti Puche | 12 de octubre de 2010 a las 9:29

Aunque en más de una ocasión les he hablado hechos históricos de importancia, lo que hoy les contaré, constituye un acontecimiento marítimo verdaderamente relevante.

El pasado jueves 30 de septiembre, con la puesta de sol, se arriaba por última vez la bandera del patrullero de la Armada Española Izaro P-27. Después  haber tenido su base de operaciones en Málaga durante cerca de una década, este buque, nos dejaba definitivamente para posicionarse en Cádiz, donde, aun sin una fecha concreta, será desguazado.

Perteneciente a la clase Anaga (una clase compuesta por diez unidades), el Izaro, construido entre los años 1979 y 1980 en los astilleros Bazán de Cádiz, tras ser botado en diciembre de 1980, era dado de alta en nuestra Armada el 12 se septiembre de siguiente año.

Con 350 toneladas de desplazamiento a plena carga y 44,4 metros de eslora, este patrullero llegaba por primera vez a Málaga el dos de julio de 2002; día en el que se cumplimentaba el relevo de la añorada Conejera P-31, buque que hasta esa fecha, había tenido su base en el puerto de nuestra ciudad.

Tras realizar infinidad de misiones de todo tipo; quizás la más conocida haya sido la de los relevos de las tropas destacadas en la isla de Alborán, el Izaro, de una forma silenciosa y eficaz, siempre ha estado dispuesto para lo que pudiera hacer falta en la mar.

Y aunque ya nunca más volveremos a tener un barco de guerra atracado permanentemente en Málaga; ahora un buque más grande y mucho más dotado nos visitará periódicamente, el recuerdo de nuestra última patrullera siempre estará presente.

Un barco, que como otros muchos, ya forma parte de la historia, la más relevante, del puerto de nuestra ciudad. Adiós Izaro.

Izaro P-27 5-V-09 MHblog

Patrullero Izaro P-27 en una de sus salidas desde Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicado en la página Marítimas (12 de Octubre de 2010).

Cuatro “turistas”

Juan Carlos Cilveti Puche | 14 de abril de 2010 a las 19:40

MSC Armonia Costa Serena Grand Voyager blog

 

Hoy (14 de Abril) llegaban a Málaga cuatro buques de crucero; la primera concentración multitudinaria de barcos con turistas de la temporada, y eso, que el pasado día 7 coincidían por aquí tres buques en una misma jornada.

Les dejo los preceptivos datos y luego les hago un comentario.

Buques:

Vistamar: Llegada (según datos de la Autoridad Portuaria) a las 06:00 horas. Procedencia Cádiz. A las 09:00 horas salía con destino a Almería. Atraque en el Muelle de Levante.

Grand Voyager: Llegada (según datos de la Autoridad Portuaria) a las 07:00 horas. Procedente de Tenerife, a las 17:00 horas salía con destino a Orán. Atraque en el Muelle de Levante.

MSC Armonia: Llegada (según datos de la Autoridad Portuaria) a las 07:00 horas. De Funchal, a las 14:10 horas salía con destino a La Goulette Nord. Atraque Norte del Muelle de Levante.

Costa Serena: Llegada (según datos de la Autoridad Portuaria) a las 07:15 horas. Procedente de Funchal, el buque salía a las 13:00 horas con destino a Savona. Atraque Sur del Muelle de Levante.

Y aunque se podría decir mucho, pero muchísimo más sobre este día; se podría hablar del número total de turistas que han llegado a Málaga, de los que han embarcado o desembarcado, de las excursiones, de los que han bajado y volverán a subirse en Almería, de lo que han hecho los barcos (si han cargado algo o si han realizado los habituales ejercicios que se suelen hacer en puerto), o de muchas otras cosas, hoy me quedo, y este es el comentario que quiero hacerles, con una extraña sensación.

Ante un día grande en el puerto de Málaga (y días como el de hoy se repetirán más veces en el transcurso de este año), la espinita que me queda, hace referencia a la brevedad de las escalas.

 Los cuatro buques que han copado casi al completo los atraques turísticos del puerto malagueño, a las cinco de la tarde ya estaban navegando hacia sus próximos puertos de destino.

Un problema; el de la brevedad de las escalas que se repite en la gran mayoría de puertos receptores de buques de crucero, y que tiene una complicada (yo diría que muy complicada) solución.

Les dejo unas fotos de los barcos.

Como el Vistamar me ha sido imposible pillarlo (las horas en las que ha estado no son horas para fotos), les dejo una muy buena instantánea del Capt. José María Casares; foto tomada ayer en Cádiz, en la escala que precedía a su llegada hoy al puerto de Málaga.

Vistamar Cádiz JMCB

Vistamar entrando en Cádiz (Foto: Capt. José María Casares).

 

Grand Voyager

Grand Voyager

 

Costa Serena

Costa Serena

 

MSC Armonia

MSC Armonia

 

 

 

Tres muertos y un desaparecido. Una semana negra para Costa Cruceros

Juan Carlos Cilveti Puche | 2 de marzo de 2010 a las 21:20

Incluso en los barcos para turistas, donde se supone que todo es diversión, también hay momentos duros.

Con tan sólo unos días de diferencia, la compañía Costa Cruceros  ha vivido dos muy malas experiencias; dos graves sucesos que se han saldado con tres muertos y un desaparecido.

El primero de estos incidentes ocurría el pasado 26 de febrero. El buque Costa Europa, sufría un accidente mientras realizaba la maniobra de atraque en el puerto egipcio de Sharm el-Sheikh. Al parecer, unas fuertes rachas de viento precipitaron al buque contra el muelle. El costado de estribor fue el que impactó contra el muelle, produciéndose en el casco del buque una importante brecha de algo más de dos metros.

A causa de este impacto, fallecieron tres miembros de la tripulación. Cuatro personas más (tres pasajeros y otro tripulante) sufrieron heridas de diversa consideración.

 El Costa Europa, realizaba un crucero de 18 días entre los puertos de Dubai y Savona.

http://www.youtube.com/watch?v=rICiW4BBvms&feature=related

Este es el comunicado oficial emitido por Costa Cruceros al respecto:

En relación al accidente del buque Costa Europa ocurrido esta mañana en el puerto de Sharm El Sheik (Egipto), el grupo Costa Crociere S.p.A. quiere expresar que:

-          Hoy,  viernes 26 de febrero, alrededor de las  4.45 horas (hora local), mientras atracaba en el puerto de Sharm El Sheik (Egipto), el Costa Europa golpeó el muelle. Lamentablemente tenemos que confirmar la muerte de tres tripulantes y confirmamos que 3 pasajeros y 1 miembro de la tripulación han sido atendidos en el hospital de la ciudad y actualmente se encuentran en buen estado. El barco está anclado en el puerto de manera segura. Todas las personas han desembarcado y en su mayoría ya están alojados en hoteles. Costa Crociere está arreglando sus vuelos de regresos a sus ciudades. El Costa Europa navegaba en un crucero de 18 días de Dubai a Savona, con 1.437 personas a bordo. El barco pesa 55.000 toneladas y entró en servicio en la flota de Costa Crociere en 2002.

-          Pier Luigi Foschi, presidente y consejero delegado de Costa Crociere S.p.A., ha afirmado: “En referencia al accidente ocurrido esta mañana en el Costa Europa mientras atracaba en Sharm El Sheik, producido -de acuerdo con las averiguaciones previas y en curso-  por unas excepcionales condiciones de mal tiempo y de viento inesperado que causaron el impacto del buque en el muelle, me gustaría expresar que participamos en el gran dolor de las familias de los tres compañeros tripulantes que trágicamente fallecieron en este accidente y nos solidarizamos con los heridos y sus familiares. Con gran pena, quisiera agregar que la situación nunca fue peligrosa para los pasajeros. Expresando mi más profundo pesar por la situación, tengo que agradecer sinceramente a todo el personal del barco por su rápida reacción y la profesionalidad en la gestión del accidente. Quisiera también aclarar que los huéspedes del buque han sido desembarcados con total seguridad y están actualmente alojados en hoteles locales, desde donde se está gestionando su regreso a sus ciudades”.

 El segundo de los incidentes ocurría a bordo del buque Costa Serena.

Varias horas después de salir del puerto de Tenerife con destino a Cádiz (el buque zarpaba del puerto tinerfeño el día 26 de febrero a las 17:00 horas), un pasajero caía a la mar. Tras los avisos pertinentes, y después de realizar una prolongada búsqueda, el Costa Serena, anulaba su escala en Cádiz, llegando al puerto de Málaga el día 1 de marzo.

Costa Serena 1-III-10 Málaga

1-III-2010. Costa Serena saliendo de Málaga

Dos tristes incidentes cargados de mala suerte que tiñen de luto los colores de esta compañía.