La mar de Historias » Contenedores

Archivos para el tag ‘Contenedores’

Contenedores…sí

Juan Carlos Cilveti Puche | 14 de junio de 2011 a las 8:48

Sin entrar en consideraciones al respecto de si la gestión ha sido o no la correcta, y dejando a un lado determinadas actitudes de euforia e incluso altanería que la terminal de contenedores tenía cuando todo iba bien, lo que sí está claro, y esta es la triste realidad, es que la marcha de Maersk Line constituye una verdadera catástrofe para el puerto de Málaga.

Con el tráfico de graneles sumido en un profundísimo coma del que será muy complicado salir; y  ahora, sin contenedores, el puerto malagueño se queda sólo con el exitoso movimiento de buques de crucero, amén de algún que otro goteo vario y las líneas regulares de pasaje y carga que enlazan  Málaga con Ceuta y Melilla.

Y aunque los que trabajan y conocen el sector marítimo-portuario lo saben (y lo saben muy bien), hoy, desde esta columna, me permito recordar; especialmente a todos aquellos que de una u otra forma han criticado, desde el más absoluto desconocimiento, que las grúas de contenedores afeaban el Skyline malagueño o que los polvos de los graneles ensuciaban sus ventanas y balcones, que Málaga, es lo que es gracias al puerto.

Parcelar en exclusividad el negocio marítimo malagueño a los buques de crucero, sería, sin lugar a dudas, un  grandísimo error.  Y aunque esto lo saben muy bien los gestores del puerto, y el hecho de que ahora sólo nos queden los turistas, únicamente atiende a que los graneles no levantan cabeza y los contenedores se han marchado, Málaga, cuanto antes, debe recuperar y consolidar alguno de estos dos tráficos, si no lo dos.

Teniendo esto en cuenta; y teniendo en cuenta también que el movimiento de contenedores constituye la base fundamental del transporte moderno de mercancías por mar, Málaga, si quiere mantenerse medianamente a flote y subsistir como puerto, tiene la imperiosa necesidad que volver a traer containeros.

Dejándonos de tonterías y hablando de forma clara, lo que deja dinero, dar de comer a muchas familias y genera negocio, son los barcos que cargan y descargan; y si además, hay buques de crucero (tenemos ya el mercado hecho y unas instalaciones inmejorables), mucho mejor.

Con la esperanza de ver muy pronto el muelle número nueve otra vez repleto de buques portacontenedores, y la bahía malagueña con barcos a la espera de operar bajo esas cinco grandes grúas que tanto afean el panorama pero que significan trabajo, permítanme que desde esta columna diga: contenedores sí; y cuantos más, mejor.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (14 de Junio de 2011).

Una MUY MALA noticia

Juan Carlos Cilveti Puche | 11 de junio de 2011 a las 19:57

Hoy se publicaba esto en el diario Málaga Hoy.

Aunque se podrían decir muchas cosas al respecto de esta catastrófica noticia, prefiero que la lean, y luego, si les apetece, se comente entre todos.

El mayor operador de contenedores del mundo deja el puerto como escala fija.

El acuerdo con Maersk, que fijaba una serie de movimientos mínimos, expiró el pasado 31 de marzo · Movía 320.000 unidades de veinte pies al año, la mitad del máximo que puede albergar el recinto.

Varapalo al tráfico de contenedores. Maersk Line, la principal naviera mundial de este sector y la compañía que ha tenido el monopolio del muelle 9, explotado por la empresa Terminales del Sudeste (TDS), deja el puerto de Málaga como escala habitual. El pasado 31 de marzo expiró el acuerdo suscrito entre la operadora y TDS que fijaba una serie de movimientos mínimos, una situación que abre ahora un nuevo escenario marcado por la incertidumbre.

De hecho, como se puede consultar en la propia página web de Maersk (www.maerskline.com), la operadora sólo tiene previsto de aquí a final de año la escala de un barco, el Irene, algo que se producirá en la jornada de hoy. No obstante, en función de las propias necesidades del gigante danés y de que los puertos de Algeciras o Tánger estuvieran llenos, sus contenedores podrían regresar a Málaga, que ya no figura en su hoja de ruta como escala habitual.

“La situación que se abre ahora es compleja y estamos preocupados”, admitía ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Linde, quien en los dos últimos años ha llamado sin éxito a la puerta de las principales operadoras europeos para que trabajen en Málaga. “Sabemos que los dos próximos años van a ser complejos y que hasta 2013 el tráfico de contenedores no se recuperará”, reconoció Linde. No obstante, el presidente de la Autoridad Portuaria recordó que en el puerto de Málaga también está operando MSC con un barco a la semana.

La salida de Maersk se produce justo dos años después de que la Autoridad Portuaria optara por bajar los precios y equipararlos con los de la terminal de Tánger para intentar reflotar el tráfico de contenedores. Todos los sectores portuarios acordaron apretarse el cinturón con el objetivo de que regresaran los contenedores y Maersk se comprometió a mover 320.000 teus anuales (unidad de medición equivalente a contenedores de veinte pies), la mitad del máximo que puede albergar la terminal. Gracias a esa entente, Maersk incluyó a Málaga dentro de sus líneas de tráfico internacional merced a las nuevas tasas que ofrecía. En aquel momento, el negocio de la principal naviera del mundo fue redondo. Durante unos meses borró a Málaga de sus rutas pese a la millonaria inversión realizada y un año después regresaba con tasas muy inferiores. La terminal de contenedores del puerto de Málaga cambió de manos en agosto del año pasado. La empresa Terminales del Sudeste, como parte de Dragados SPL (Servicios Portuarios y Logísticos), fue objeto de una importante operación de venta por parte de ACS, firma matriz, que se desprendió de esta parte de la compañía en favor del fondo de infraestructuras de JP Morgan por unos 720 millones de euros.

La fuerte caída de los tráficos portuarios en Málaga desde el año 2008, además del desvío continuado de contenedores por parte de Maersk, llevó a la Sociedad de Estiba del puerto de Málaga a reducir finalmente su plantilla en un 25%, lo que supuso pasar de 163 estibadores a 120.

Éxito agridulce

Juan Carlos Cilveti Puche | 25 de noviembre de 2010 a las 9:03

Si cualquier empleado del puerto (con mayor o menor responsabilidad), tuviera una varita mágica con la que pudiera modificar los tráficos que llegan a Málaga, sin duda alguna, cambiaría algunos de los 300 buques de crucero que hasta la fecha han llegado este año, por un buen puñado de “mercantes” con  cualquier tipo de carga.

Con los muelles vacíos de barcos, y con el tráfico de mercancías; ya sean carga general, graneles, o carga en contenedores en un estado de coma profundísimo, el éxito crucerístico de este año, se torna en un éxito, cuando menos agridulce.

Con esta triste realidad, y con el agravante de que las previsiones para el próximo año apuntan a mayores éxitos crucerísticos y bastante menos movimiento de carga, nuestro puerto triunfa con los turistas y se hunde en lo demás.

Y aunque la apuesta por los buques de crucero es una apuesta muy meditada y muy bien trabajada (ahora se empiezan a recoger los exitosos frutos de esta labor), la asignatura pendiente para los responsables de nuestro puerto, sigue siendo el tráfico de mercancías.

Un puerto como el de Málaga, no puede ni debe vivir en exclusividad de los barcos de turistas; un mercado, o mejor dicho, un negocio muy voluble y caprichoso que hoy está aquí y mañana tal vez no.

Con la alegría de haber alcanzado las 300 escalas crucerísticas,  y mi más sincera felicitación a todos los que han trabajado para conseguir este record, me quedo con la espinita de la carga. Una agridulce sensación, por otra parte, muy portuaria.

Columna publicada en  el diario de hoy 25 de Noviembre de 2010.

Carga general

Juan Carlos Cilveti Puche | 9 de noviembre de 2010 a las 9:20

Si tuvieran entre sus manos un viejo parte de carga, o una de aquellas tan peculiares notas de atraques que, hace unas cuantas décadas,  aparecían a diario en los periódicos malagueños, repararían al instante en que la expresión “carga general”, aparecía con mucha frecuencia. Esta frase, que hoy día  ha sido sustituida, al menos en nuestro puerto, por la de “mercancía genérica”,  hace referencia a un hecho que es parte de la historia de la navegación.

Cuando el transporte de mercancías por mar no estaba tan especializado como lo está hoy, gran parte de la totalidad de los barcos mercantes de carga, navegaban de puerto en puerto con sus bodegas repletas de mercancías de todo tipo.

A bordo de estos barcos, denominados de carga general, se podían transportar a la vez cajas, sacos, barriles o cualquier otra cosa susceptible de ser embarcada; algo que constituía un  verdadero ejercicio de pericia para los oficiales de estos buques, los cuales, además de tener que estibar lo máximo posible, debían de tener en cuenta lo que había que cargar o descargar en los diferentes puertos en los que atracaban.

Con todo esto, les diré que Málaga, hasta no hace demasiados años, era un puerto de mucha carga general; una carga muy variada que se podía ver apilada en cualquiera de los muelles de nuestro puerto.

Pero con la llegada de la carga rodada y fundamentalmente, con la aparición de los contenedores, la carga general entendida como la que trae un barco que transporta diferentes  tipos de mercancías, ha desaparecido casi por completo.

Hoy día, encontrar un barco que llegue a Málaga con la etiqueta “transporta mercancía genérica” (carga general), es algo, cuando menos, digno de ser reseñado.

carga general blog Carga general en uno de nuestros muelles a principios del siglo XX.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (9 de Noviembre de 2010).

Fotos curiosas: BARCOS DESNUDOS

Juan Carlos Cilveti Puche | 9 de marzo de 2010 a las 20:29

Aunque esto que digo podría parecer una perogrullada (lo mismo lo es), la idea que la mayoría de nosotros tenemos de cualquier buque portacontenedores, lleva implícita la  imagen de una serie de contenedores estibados sobre su cubierta.

Sofie Maersk 30-I-10 blog1
Sofie Maersk

Al ser unos barcos que aprovechan al máximo sus capacidades; estos buques estiban una grandísima cantidad de contenedores “al aire”, la imagen de uno de estos barcos con su cubierta “pelada”, resulta verdaderamente curiosa.

Para los CAZADORES  DE BARCOS (los que son capaces de estar horas a la espera de poder pillar unas buenas fotos), una instantánea de uno de estos buques “desnudos” es todo un trofeo.

Les  dejo unos  cuantos ejemplos de mis trofeos (perdón por la inmodestia).

Jervis Bay
Jervis Bay
Sea-Land Developer
Sea-Land Developer
Sea-Land Eagle
Sea-Land Eagle
Cornelia Maersk

Cornelia Maersk