Archivos para el tag ‘dique flotante’

Extraña matrícula

Juan Carlos Cilveti Puche | 29 de enero de 2019 a las 10:16

Hoy les contaré una de esas raras curiosidades que de vez en cuando puedo ver a pie de muelle. Rodeada de un cierto misterio y sin una explicación, la historia a la que me referiré se produjo a finales de diciembre del pasado año en aguas malacitanas.

Con una importante carga de trabajo, como viene ocurriendo desde hace varios años, los astilleros de Mario López, combinando las varadas con las reparaciones a flote, recibían el miércoles 28 de noviembre al buque tanque Scot Bremen. Consignado por la agencia Condeminas, este barco que llegaba procedente de Gibraltar entraba en el dique Andalucía para realizar una serie de revisiones además de pintar su deteriorado casco.

Integrado en la flota de la compañía Scot Tanker, una naviera fundada en 2015 con sede en Estambul que opera en la actualidad con ocho tanques químicos gemelos, el protagonista de nuestra historia de hoy iniciaba su vida de mar en el año 2003. Construido en los astilleros Rumanos de Galati, este barco, bautizado con el nombre Wappen Von Bremen comenzaba a navegar bajo bandera de Liberia para la naviera alemana Poseidón.

Con 5.145 toneladas de registro bruto y 116,8 metros de eslora, en 2015, el buque era adquirido por la compañía Scot que lo registraba en Malta con matrícula de La Valeta. Tras sufrir unos extraños cambios de nombre, en concreto cuatro en los que siempre mantuvo la marca Scot, en 2018 el barco era rebautizado como Scot Bremen.

Llegados a este punto, les diré que este buque que entraba en el dique malagueño el 28 noviembre salía de él en la jornada del 17 de diciembre. Luciendo una pintura inmaculada, el barco quedaba atracado en el muelle seis a la espera de ultimar algunos detalles antes de salir con destino a Las Palmas de Gran Canaria. Al día siguiente de su puesta a flote, mientras lo fotografiaba, me sorprendí al ver un curioso detalle en su popa. Bajo el nombre Scot Bremen se mostraba con letras blancas recién puestas la palabra Vallet; una denominación que no se corresponde al nombre Valletta con el que llegó y que designa a este puerto de registro maltes en lengua inglesa. Una extraña matrícula con la que este buque, si no estoy equivocado, dejó las aguas malagueñas tras su varada.

OLYMPUS DIGITAL CAMERASCOT BREMEN mostrando su extraña matrícula.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 29 de enero de 2019.

La barcaza antillana

Juan Carlos Cilveti Puche | 28 de mayo de 2013 a las 9:03

El 27 de diciembre de 2012, procedente de la localidad mauritana de Nouadhidou, llegaba al puerto de Málaga el remolcador Felis. Con apenas 277 toneladas de registro bruto y 31 metros de eslora, este buque abanderado en San Vicente y las Granadinas construido en 1972, traía a remolque a la barcaza Ans, una plataforma flotante multipropósito de 677 toneladas que venía a reparar.

Tras quedar amarrados ambos en el muelle número seis, varios días después de su llegada, el remolcador  ponía rumbo a la ciudad portuaria holandesa de Ijmuiden, quedando la barcaza a la espera de entrar el en dique flotante de Mario López.

Matriculada en Basseterre, capital de la exótica isla antillana de San Cristóbal y Nieves, la barcaza Ans, propiedad de una empresa de origen holandés dedicada a suministrar embarcaciones para diversos trabajos marinos, llegaba a aguas malacitanas para realizar una serie de reparaciones en seco y a flote.

Tras permanecer varias semanas amarrada en el muelle seis, el 14 de enero, la barcaza, con la ayuda de los dos remolcadores malagueños de la Clase H,  finalmente entraba en el dique flotante. Cumplimentados todos sus trabajos en seco, el 11 de febrero, la plataforma regresaba al muelle seis donde se culminaba su reparación a flote.

Una vez lista y con la intención de navegar remolcada hasta Italia, la barcaza Ans, desde mediados de marzo permanece a la espera de dejar las aguas malagueñas; una circunstancia que se está retrasando y que ya ha motivado, en varias ocasiones, el tener que moverla para facilitar así el tráfico comercial de buques en el muelle seis.

Una historia aun sin final que podría mantener a esta plataforma de matrícula antillana muchos meses en el puerto de Málaga.

Barcaza ANS atracada en el muelle seis tras su reparación.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (28 de mayo de 2013).

Baile de nombres

Juan Carlos Cilveti Puche | 26 de febrero de 2013 a las 12:29

Hace unos días, el barco de bandera holandesa Clipper Athena entraba en el dique flotante malagueño. Con la previsión de permanecer en seco algo menos de dos semanas para efectuar una serie de reparaciones, este buque de carga general, es el más grande que hasta la fecha ha varado en el dique Andalucía.

Pero con independencia de esta circunstancia y  dejando a un lado el hecho de que se trate de su primera visita a Málaga, lo más significativo en la biografía de este joven barco, es su  dilatado y curioso historial de nombres.

Construido en 2006 en los astilleros holandeses Damen Shipyard Hoogezand por encargo de la compañía Drenth Ship Consult (afincada también en los Países Bajos), el barco iniciaba su vida comercial con el nombre Norgenstond I. Un año después, fletado por la naviera alemana Beluga Shipping (esta compañía fue una de las primeras en probar grandes parapentes a proa de los barcos para complementar su propulsión), el buque pasó a llamarse Beluga Locomotion.

Tras llevar durante unos meses, en 2008, el nombre Kent Locomotion y volver a navegar ese mismo año, otra vez, como Beluga Locomotion, en diciembre de 2009, el barco recuperaba su nombre original y su casco que siempre había sido de color azul se pintaba de rojo.

Apenas unos meses después, en concreto en mayo de 2010, este carguero de 8.999 toneladas de registro bruto, nuevamente pintado de azul, era renombrado como Kent Sunrise.

Justo dos años después y por tercera vez en su corta biografía, el buque recuperaba su primer nombre; uno hecho que sólo duraría unos meses cuando en octubre de 2012 el barco era rebautizado con su actual nombre Clipper Athena.

Un curioso y complicado baile de nombres para el buque más grande que, hasta la fecha, ha entrado en el dique flotante malagueño.

El CLIPPER ATHENA en el dique flotante malagueño.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (26 de Febrero de 2013).

Maniobra accidentada

Juan Carlos Cilveti Puche | 20 de diciembre de 2011 a las 13:35

Aprovechando que el fast ferry Alcantara se encuentra reparando a flote antes de ser vendido, hoy les contaré una historia que su gemelo, el Almudaina, vivió en el puerto de Málaga hace algunos años.

En la primera semana de mayo de 2005, antes de que comenzara la temporada veraniega de viajes rápidos que la Trasmediterránea había instaurado en 2002  en el Mar de Alborán, el titular de esta ruta, llegaba a Málaga para realizar una serie de reparaciones en seco. Después de pasar unos días en el dique flotante, el Almudaina, ya puesto a punto, estaba listo para iniciar su trabajo.

El 13 de mayo, día en el que el ferry rápido debía salir del dique, amanecía nublado y ventoso. Con el  práctico a bordo y el remolcador Fuengirola situado a proa con un cabo de remolque, el dique comenzaba a hundirse y se iniciaba la maniobra.

Ya a flote y  muy lentamente, el Almudaina empezaba a moverse, mientras, el remolcador vigilaba que el buque saliera del dique sin tocar sus paredes. Varias rachas de viento que el Fuengirola no pudo controlar con su tiro, llevaron al fast  ferry a apoyar su banda de babor contra uno de los laterales del dique.  Ya con media eslora fuera, el Almudaina salió rozando su casco mientras el remolcador tiraba intentando minimizar los daños.

Finalizada la accidentada maniobra, el ferry quedaba atracado en el muelle 3 A3, y allí, se pudieron ver los desperfectos que el buque había sufrido. El roce con la pared del dique, además de haber hecho desaparecer la pintura a popa, había dañado una de las planchas del casco.

El Almudaina fue reparado a flote, y tras dos salidas para hacer pruebas de mar, finalmente iniciaba su trabajo en  la línea rápida entre Málaga y Melilla.

ALMUDAINA en el momento del accidente.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (20 de Diciembre de 2011).

45 metros más

Juan Carlos Cilveti Puche | 8 de octubre de 2011 a las 8:40

El dique flotante de Mario López dejará el puerto de Málaga para ser ampliado.

Durante un mes, la dársena de Heredia se verá algo extraña. El dique flotante Andalucía que ocupa desde hace algo más de 20 años el muelle número cinco, dejará temporalmente las aguas del puerto malagueño para viajar remolcado a San Roque donde su eslora se verá aumentada en 45 metros.

Este proyecto, madurado por la empresa Mario López S.A. durante algo más de un año, finalmente se hará realidad, y el próximo lunes,  el remolcador Sertosa Dieciocho se llevará al dique para ser reformado.

Además de este alargamiento, que se realizará con una serie de estructuras modulares que ampliarán su longitud hasta 146 metros, el dique malagueño sufrirá una importante renovación en las estructuras de acero de sus fondos. Todas estas obras, se efectuarán en las  instalaciones que los astilleros del grupo Mario López Cernaval tienen en la localidad sanroqueña de Campamento.

Con la previsión de que el dique esté nuevamente operativo en Málaga en la segunda quincena del mes de noviembre, el alargamiento de esta estructura flotante potenciará considerablemente el sector de las reparaciones navales en el puerto de Málaga; una mejora que permitirá albergar en el interior del dique Andalucía barcos de hasta 150 metros de eslora.

Tanque químico SICHEM CASTLE. Último buque reparado en el dique (septiembre de 2011) antes de su reforma.