La mar de Historias » exportación

Archivos para el tag ‘exportación’

El cañonero ruso

Juan Carlos Cilveti Puche | 20 de septiembre de 2011 a las 8:30

Lo que hoy les contaré, quizás sea una de las historias personales, referidas a barcos, que más me han intrigado en los muchos años que llevo investigando asuntos marítimos malagueños. Un amigo portuario, me contaba hace unos años, la historia de un buque de guerra ruso que, en la primera década del siglo XX, llegaba a Málaga para cargar unas cajas de vino y pasas de la tierra. Aquel hecho, nada anormal por otra parte (durante siglos se exportó a Rusia mucho vino y muchas pasas malagueñas), me resultó algo extraño, ya que protagonista de este transporte, en vez de ser un mercante al uso, era un buque de guerra de la marina zarista.

Con aquella historia y con el reto de investigar sobre ella, a los pocos días de nuestra charla, mi amigo me enseñaba una foto; una instantánea que mostraba un barco de guerra atracado de punta en lo que él afirmaba que era el puerto de Málaga.

Con mis dudas al respecto, inicié la investigación; y la comencé, intentando identificar al buque en cuestión. No sin alguna dificultad, y con la ayuda de un estudioso británico especializado en barcos de guerra rusos, finalmente, pude conseguir el nombre del barco. Construido en San Petesburgo entre los años 1906 y 1907, el buque, era el cañonero Korietz, un barco de 960 toneladas de desplazamiento perteneciente a un grupo de cuatro gemelos denominados clase  Giliak. Tras indagar con ahínco, no encontré ninguna referencia de la llegada de este buque a Málaga, aunque sí, algunas notas sobre barcos de guerra zaristas que realizaban cargamentos especiales de vino de la tierra.

Con la certeza de que sí hubo barcos de guerra rusos que se llevaron vino, hoy aun me queda la duda de si el Korietz estuvo realmente en Málaga.

Cañonero ruso KORIETZ atracado supuestamente en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (20 de Septiembre de 2011).

Hay que apostar por la carga ‘sucia’

Juan Carlos Cilveti Puche | 21 de diciembre de 2010 a las 14:01

Sería absurdo a la par que injusto, responsabilizar a los principales gestores del puerto de nuestra ciudad de la caída de los tráficos de mercancías. Y aunque algunas estadísticas nacionales, y en concreto una, no reflejen muy a las claras las pésimas cifras con las que se cerrará el presente año; lo que sí está claro, es que 2010 pasará a la historia marítima malagueña como el año del derrumbe total de la carga sucia.

Con la paradoja del éxito crucerístico y la incertidumbre sobre el futuro de los contenedores, las otras mercancías, no parece que por el momento, tengan demasiada cabida en los muelles malagueños. Ante esta  difícil situación; y sin olvidar que este año se marchaban de nuestro puerto una tolva ecológica y una gran grúa (elementos ambos destinados a operaciones de carga y descarga de graneles), la pregunta está muy clara. ¿Cómo hemos llegado a esta  dramática situación?

Independientemente del hecho de que los gestores portuarios, en las últimas décadas, no hayan apostado demasiado por este tipo de tráficos (en alguna otra ocasión ya les he comentado que esta es la  gran asignatura pendiente del puerto de Málaga), y que quizás, todos hayan querido exprimir algo no demasiado exprimible,  el verdadero problema de esta situación, habría que buscarlo fuera de los muelles.

Con un escaso tejido industrial muy poco implicado en la exportación por vía marítima, la historia se reduce a un leve y agónico goteo de “puñaditos” de mercancías que, embarcados en el puerto de Málaga no solucionan absolutamente nada.

Con la añoranza de aquellas decimonónicas exportaciones malagueñas por mar, y con el recuerdo de aquella central de graneles que en la década de los años noventa (1990), por diferentes motivos, no terminó de cuajar; ahora, inmersos en una muy compleja coyuntura, el futuro se ve, cuando menos, complicado. Una dramática situación que necesitaría de una apuesta muy seria para que a Málaga, volviera la carga sucia.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (21 de Diciembre de 2010).

Esta columna va integrada en una doble página marítima que les recomiendo.