La mar de Historias » Golpe de mar

Archivos para el tag ‘Golpe de mar’

La arribada del LAIDA

Juan Carlos Cilveti Puche | 15 de diciembre de 2020 a las 13:25

De vez en cuando, las crónicas portuarias reseñan entradas imprevistas de barcos. En demanda de refugio por mal tiempo o por haber sufrido cualquier tipo de avería o accidente, las arribadas, que así es como se denominan estas entradas, constituyen una búsqueda forzada de abrigo ante cualquier tipo de problema a bordo.

Con el recuerdo de los atraques malagueños de emergencia de los portacontenedores Al Zubara, Svendborg Maersk y Maersk Seoul que respectivamente perdieron contenedores por golpes de mar, y sin olvidar las dramáticas imágenes de barcos incendiados como el Maersk Kampala o el buque de carga rodada italiano Repubblica di Roma, hoy les contaré la arribada de un barco de bandera española ocurrida a finales de noviembre de 2013.

Portando un cargamento de 138 tubos de gran calibre entre los puertos de Cartagena y Casablanca, el buque Laida sufría una pérdida de carga a la altura del Cabo de Gata. Debido a un fuerte temporal, 18 de las unidades que iban sobre cubierta se perdían; una circunstancia que obligó al barco a poner rumbo a Málaga para reestructurar su carga.

Llegado en la madrugada del 29 de noviembre, la emergencia de su entrada le llevó a quedar provisionalmente atracado en el muelle de levante. Planificada mientras tanto la operación que se debía realizar, pocas horas después de su amarre el Laida pasaba al muelle número seis, lugar donde se reestructuraría su carga.

Construido en los astilleros vizcaínos Murueta en el año 2003, el Laida, con 3.911 toneladas de registro bruto y 99 metros de eslora es un carguero multipropósito matriculado en Santa Cruz de Tenerife. Mostrando el color rojo de la gran mayoría de los buques de la Naviera Murueta, este buque, ya atracado en el muelle número seis iniciaba los trámites para la recolocación de la carga que la mala mar había dejado sobre su cubierta.

Completada una visita e inspección realizada por técnicos de la Capitanía Marítima, la totalidad de los tubos que quedaban en cubierta, cada uno de ellos tenía una longitud de 14 metros, fueron descargados por una gran grúa móvil. Estibados nuevamente a bordo del Laida, el buque finalmente dejaba las aguas malagueñas en la jornada del 3 de diciembre.

OLYMPUS DIGITAL CAMERALAIDA con los tubos que no cayeron a la mar atracado en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 15 de diciembre de 2020.

Cristales rotos

Juan Carlos Cilveti Puche | 16 de febrero de 2016 a las 8:28

Las averías de todo tipo y los pequeños accidentes, constituyen una constante en cualquier barco que esté en activo. Particularizando en los buques de crucero, en la mayoría de los casos, estos incidentes pasan inadvertidos para los pasajeros, aunque en determinados ocasiones, el turista que viaja a bordo de uno de estos barcos sí que sufre directamente las complicaciones de cualquiera de estos problemas.

Adelantando un día su previsión de llegada, el 24 de noviembre de 2015, el buque Tere Moana atracaba en el muelle número dos. Procedente de Motril y con destino a Gibraltar, este barco de 3.500 toneladas de registro bruto, 100 metros de eslora y una capacidad máxima para 88 pasajeros repartidos en 44 camarotes (todos ellos con ventanas exteriores salvo ocho que disponen de un pequeño balcón), amarraba en aguas malacitanas tras haber sufrido un golpe de mar. Sin demasiados daños a la vista, quizás, lo más aparatoso de aquel incidente se podía apreciar en dos de los cristales que cubrían las ventanas de uno de sus camarotes en la cubierta número cuatro en la banda de estribor. Con un portillo cubierto por una plancha de madera, y otro mostrando significativas grietas en un cristal que aun se mantenía intacto, aquella rotura, de haber estado ocupados esos dos camarotes (desconozco si lo estaban o no), habría significado el inmediato realojo de sus habitantes a otro, amén de alguna que otra contraprestación para evitar cualquier tipo de reclamación.

Un leve incidente ocurrido a pequeño barco que originalmente fue clasificado en 1999, el año de su construcción, como un yatch-cruise, y que hoy, además de realizar viajes por ríos, navega en itinerarios crucerísticos por mar abierto.

Tere Moana 25-XI-159Daños en las ventanas de los camarores del TERE MOANA.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 16 de febrero de 2016.

Otro accidente con muertos. Mala racha en el sector crucerístico

Juan Carlos Cilveti Puche | 4 de marzo de 2010 a las 9:09

http://www.youtube.com/watch?v=3nePmb0tDXc

Ayer tarde volvíamos a conocer otra funesta noticia ocurrida a bordo de un barco de crucero.

El buque Louis Majesty (Louis Cruises), que navega desde hace unos meses con asiduidad por aguas andaluzas; en concreto toca con frecuencia los puertos de Almería, Cádiz y Málaga, sufría un golpe de mar a la altura del Cabo de Begur, en Gerona, a unas 25 millas de la costa.

Al parecer una ola gigante (se habla de una ola de entre seis y ocho metros) golpeaba la proa del barco a la altura de la cubierta número cinco; la cual, corresponde a la cubierta 3 (Atlantic) para el uso del pasaje.

Tras el impacto dos pasajeros fallecieron y 30 resultaron heridos de diversa gravedad.

El golpe de mar se produjo a las 16:30 horas. Tras ocurrir el incidente, se activaron todas las medidas de emergencia oportunas y el buque puso rumbo al puerto de Barcelona, en  donde quedó atracado a las 21:00 horas.

El Louis Majesty realizaba un crucero Marsella-Génova, tocando los puertos de Tánger,  Casablanca, Tenerife, Lanzarote, Cádiz, Cartagena, Barcelona (donde anuló su escala prevista por el mal tiempo y al que tuvo que entrar de arribada en la noche de ayer) y Génova.

Una triste noticia que se suma a las ocurridas hace unos días a bordo de los buques Costa Europa y Costa Serena; incidentes en los que también se produjeron víctimas mortales.

Louis Majesty 18-II-10 blog

Louis Majesty en su primera escala de 2010 en el puerto de Málaga

 

Les dejo el plano de la cubierta Atlantic del Louis Majesty, la cual, fue la que recibió el golpe de mar. Como podrán ver se trata de una cubierta, sin camarotes y totalmente destinada al uso del pasaje. En esta hay salones, bares, tiendas, restaurantes etc.

Cubierta ATLANTIC Louis Majesty