Archivos para el tag ‘historia marítima’

Amarradores

Juan Carlos Cilveti Puche | 25 de junio de 2019 a las 9:06

La pasada semana, el buque de Salvamento Marítimo Clara Campoamor llegó otra vez a aguas malacitanas. Posicionado  desde febrero de este año en el mar de Alboran compartiendo base  entre Málaga, Almería y Motril, el  que está considerado como el mejor buque de la marina mercante española, era ubicado en uno de los de los tres atraques  que conforman  el muelle de Cánovas. Con infinidad de curiosas peculiaridades que poco a poco les iré desvelando en próximas columnas, el Clara Campoamor participa de una muy  singular circunstancia; un hecho explicable por su misión de rescatador que le posibilita entrar y, especialmente salir, con la mayor celeridad posible ante una emergencia sin tener que usar el servicio de amarradores.

Dicho esto y al haber mencionado a los amarradores, hoy les contaré algunos aspectos sobre esta profesión portuaria. Particularizando en Málaga, hasta la década de 1960, el trabajo de amarrar los barcos al muelle constituía una labor un tanto anárquica. Aunque había personas encargadas para esta misión, básicamente,  y sólo les hablo ya en el siglo XX, los consignatarios eran  los que decidían quién debían ejecutar estas funciones. Sobre un amplio grupo de trabajadores que habitualmente cumplimentaban estas misiones, los agentes representantes de los buques eran los contrataban sus servicios; una circunstancia muy similar a la que se deba con las collas de estibadores. De la mano de la autoridad marítima militar, estos diferentes grupos de trabajadores fueron unificados; un hecho que mejoró la situación laboral de los amarradores.

Organizados y creada en diciembre de 1979 la empresa SEPUMASA, la forma de trabajar de los amarradores malagueños ha cambiado considerablemente en las últimas décadas. Además de la uniformidad, el material empleado y las medidas de seguridad con la que ahora se amarran los barcos, los trabajos de este colectivo se han diversificado mucho; unas labores que en la actualidad se complementan con servicios tales como los barqueos a buques fondeados o la vigilancia ante la contaminación portuaria.

Un grupo de trabajadores portuarios que viven los 365 días del año a pie de muelle y del que en otra ocasión les seguiré hablando.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAmarradores en el atraque de un buque de crucero.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 25 de junio de 2019.

La goleta XARIFA

Juan Carlos Cilveti Puche | 4 de julio de 2017 a las 8:43

Hoy les hablaré de un velero que hace unos días atracó en el puerto; una goleta de tres mástiles y 90 años de edad cargada de historia y nombres propios. Construida en 1927 en los astilleros británicos J.S. White & Co., el primer propietario de este barco fue Franklin Morse Singer, un regatista hijo del creador de las máquinas de coser Singer y de la modelo que sirvió de inspiración para la Estatua de la Libertad. Bautizada como Xarifa, esta goleta de 50 metros de eslora, entre 1930 y 1951 cambio en varias ocasiones de armador, llevando durante estos años los nombres: Erasing, Radiant, Oiseau Blanc, Georgette y Capitana. Usado fundamentalmente como yate privado, además de cómo pesquero, buque oceanográfico y escenario para el rodaje de diferentes películas, por la cubierta de teca de este velero que inspiró una biografía sobre Cristóbal Colón que ganó el premio Pulitzer en 1943, pasaron personajes de la talla de Jacques Cousteau, Orson Welles, Jeanne Moreau o Rainiero de Mónaco que, en 1960, consiguió que esta goleta que volvía a lucir su nombre original, asentara su base en el principado y se convirtiera en un lugar de referencia para la diplomacia y la alta sociedad internacional

Tras permanecer en aguas monegascas hasta 2008 y ser durante algunos años la residencia del multimillonario italiano Carlo Traglio, en 2012, el Xarifa era comprado por una empresa que lo restauraba y reformaba en 2012 en unos astilleros de Vigo.

Una histórico velero que durante varios días permaneció atracado en el muelle número uno junto a la bicentenaria Farola; una estancia que como en otras ocasiones he referido al respecto de  determinados barcos con cierta significación, pasó sin pena ni gloria.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAGoleta XARIFA hace unos días en el muelle número uno.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 4 de julio de 2017.

Una semana histórica

Juan Carlos Cilveti Puche | 16 de mayo de 2017 a las 8:32

La decimonovena semana del año 2017, la comprendida entre los días 8 y 14 de mayo, sin duda alguna quedará reseñada como una de las más importantes en la historia del puerto malagueño. En tan sólo siete días, tres relevantes eventos de muy diferente calado se han ido sucediendo en la  habitual vida de los muelles malacitanos.

Reseñados de una forma cronológica, el primero de estos eventos se produjo el martes 9 de mayo cuando a bordo del  ferry Sorolla Trasmediterránea presentó un billete de lotería conmemorativo de su centenario. En esta celebración, la naviera titular de la línea con Melilla eligió el puerto malagueño para esta presentación a nivel nacional; una hecho que con toda seguridad también se ha hecho extensible más allá de nuestras fronteras.

Con un marcado carácter internacional, el 12 de mayo, el buque de crucero TUI Discovery 2 era bautizado en aguas malacitanas. Tras cumplimentar su primera escala un día antes, en la noche del viernes 12 una botella de champán golpeaba la proa del barco, y esta importante ceremonia que nunca se había dado en el puerto de Málaga se completaba  con un castillo de fuegos artificiales cuando el buque salía por la bocana.

Finalizado este bautismo (aunque sería más correcto llamarlo rebauismo ya que este barco había navegado antes con otro nombre), el sábado 13 de mayo, el bulk carrier de bandera bahameña Ugljan repostaba mientras permanecía atracado en el muelle siete. Con la distinción de ser el primer carguero en la historia del puerto que recibe combustible desde un buque cisterna posicionado junto a él se cerraba la decimonovena semana de 2017; una  semana que con toda seguridad pasará a los anales históricos del puerto malagueño.

semana historicaTres imágenes que pasarán a la historia del puerto de Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 16 de mayo de 2017.

Sucesos Marítimos

Juan Carlos Cilveti Puche | 7 de febrero de 2017 a las 10:22

Hoy les hablaré de un libro bastante desconocido escrito por un ilustre malagueño que, al menos aquí en su tierra, aun no ha sido suficientemente distinguido. Me refiero a la obra titulada: Sucesos marítimos ocurridos en la costa de la provincia de Málaga; un pequeño volumen de algo menos de cincuenta páginas donde Guillermo Rittwagen desgrana diferentes acontecimientos históricos relacionados con el mundo de la mar y los barcos.

Editado en Madrid en 1915 por la imprenta del Ministerio de Marina, este libro que se subtitula como una colección de efemérides navales, de una forma indirecta y con la particularidad de tratar asuntos malacitanos, muestra unas muy claras influencias de dos de los más significativos tratados publicados sobre la historia marítima española; dos voluminosas obras: Disquisiciones Náuticas y Armada Española desde los reinos de Castilla y Aragón escritas por el capitán de navío Cesáreo Fernández Duro entre los años 1874 y 1903.

Iniciada esta apasionante sucesión de hechos con la descripción de un combate naval ocurrido en 1279, Guillermo Rittwagen, que curiosamente se estrenó en la escritura  como redactor en el diario malagueño El Último publicando noticias sobre los barcos y los pasajeros que llegaban al puerto, dibuja en sus notas una larga e intensa historia marítima que culmina con una pequeña referencia a la marina mercante malagueña en los primeros años del siglo XX.

Un excelente libro que sin haber sido reeditado desde su primera publicación hace ya algo más de cien años, merecería poder volver a estar entre las manos de los malagueños; una circunstancia que serviría para acercarnos más a nuestra importante y muy desconocida historia marítima.

escanear0001Portada del libro SUCESOS MARÍTIMOS.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 7 de febrero de 2017.