Archivos para el tag ‘investigación’

El cañonero ruso

Juan Carlos Cilveti Puche | 20 de septiembre de 2011 a las 8:30

Lo que hoy les contaré, quizás sea una de las historias personales, referidas a barcos, que más me han intrigado en los muchos años que llevo investigando asuntos marítimos malagueños. Un amigo portuario, me contaba hace unos años, la historia de un buque de guerra ruso que, en la primera década del siglo XX, llegaba a Málaga para cargar unas cajas de vino y pasas de la tierra. Aquel hecho, nada anormal por otra parte (durante siglos se exportó a Rusia mucho vino y muchas pasas malagueñas), me resultó algo extraño, ya que protagonista de este transporte, en vez de ser un mercante al uso, era un buque de guerra de la marina zarista.

Con aquella historia y con el reto de investigar sobre ella, a los pocos días de nuestra charla, mi amigo me enseñaba una foto; una instantánea que mostraba un barco de guerra atracado de punta en lo que él afirmaba que era el puerto de Málaga.

Con mis dudas al respecto, inicié la investigación; y la comencé, intentando identificar al buque en cuestión. No sin alguna dificultad, y con la ayuda de un estudioso británico especializado en barcos de guerra rusos, finalmente, pude conseguir el nombre del barco. Construido en San Petesburgo entre los años 1906 y 1907, el buque, era el cañonero Korietz, un barco de 960 toneladas de desplazamiento perteneciente a un grupo de cuatro gemelos denominados clase  Giliak. Tras indagar con ahínco, no encontré ninguna referencia de la llegada de este buque a Málaga, aunque sí, algunas notas sobre barcos de guerra zaristas que realizaban cargamentos especiales de vino de la tierra.

Con la certeza de que sí hubo barcos de guerra rusos que se llevaron vino, hoy aun me queda la duda de si el Korietz estuvo realmente en Málaga.

Cañonero ruso KORIETZ atracado supuestamente en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (20 de Septiembre de 2011).

Deportes y barcos

Juan Carlos Cilveti Puche | 29 de junio de 2010 a las 8:16

Con el mundial de fútbol en marcha, hoy les contaré una curiosa historia relacionada con el deporte y los barcos.

Corría mayo de 2005, cuando el día siete de ese mes, llegaba al puerto de Málaga el buque de investigación Cornide de Saavedra. Luciendo el nombre de un importante geógrafo, naturalista y humanista gallego nacido en 1734 (José Andrés Cornide de Folgueira y Saavedra); este buque, adscrito al Instituto Español de Oceanografía, llegaba a nuestro puerto para embarcar a un grupo de investigadores de nuestra Universidad que, durante varios días, debían realizar una serie de estudios en el Mar de Alborán.

Aprovechando la ocasión, al día siguiente de su llegada, visitaba el buque. Además de reflejar la azarosa vida de este barco construido en 1970 en los astilleros gijoneses del Cantábrico y de Riera, había que reseñar la importancia del embarque de los  investigadores universitarios.

Tras ser recibido por el Capitán, comenzamos la visita en el puente de mando. Después de explicarme con todo lujo de detalles las especificaciones técnicas del buque, bajamos a uno de los laboratorios exteriores donde me relató los pormenores de la campaña de investigación que al día siguiente se iniciaba.

En el transcurso de esta charla (apenas llevaba media hora a bordo), el Capitán comenzó a mirar disimuladamente el reloj. Pasados unos minutos, muy amablemente me dijo que debíamos terminar, ya que en breve, comenzaba una carrera de fórmula uno.

Probablemente hoy, con el mundial futbolístico al rojo vivo (amén de otros muchos eventos deportivos que nos enganchan), a bordo del Cornide de Saavedra, al igual que en otros muchos barcos,  la única conversación posible será la deportiva.

Cornide de Saavedra 7-VI-05 blog

Cornide de Saavedra entrando en el puerto de Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (29 de Junio de 2010).