Archivos para el tag ‘mala mar’

Una extraña escala

Juan Carlos Cilveti Puche | 24 de diciembre de 2012 a las 13:17

El miércoles 6 de abril de 2011, el buque AidaBella llegaba a las instalaciones crucerísticas malagueñas para cumplimenta su séptima visita de aquel año. Procedente del puerto de Cádiz y con unas condiciones climatológicas muy desfavorables, el barco necesitaba del auxilio de los remolcadores Vehinte y Vehinticuatro para atracar en el muelle Sur de la estación marítima de Levante. Cumpliendo con una, permítanme la expresión, estricta puntualidad germánica, el AidaBella, a pesar de la mala mar que se había encontrado, amarraba a las 6:50, diez minutos antes de la hora en la que estaba previsto su atraque.

Azotado por unas muy fuertes rachas de viento, el buque de 69.203 toneladas de registro bruto y 252 metros de eslora quedaba atracado con un total de 21 cabos de amarres; un nada habitual número de estachas que pretendía mantener al barco fijado al muelle de una forma segura.  Ante la posibilidad de la rotura de alguno de estos cabos, el buque pidió al remolcador Vehinte que, posicionado a proa, le empujara de forma permanente para no despegarse del muelle. Quince minutos después, el remolcador Vehinticuatro era requerido para mantener la popa del “Bella” pegada al muelle Sur.

Ante aquella complicada situación, quince minutos antes de las diez de la mañana, el buque, que no había desembarcado a ninguno de sus pasajeros, decidía dejar el puerto. Ayudado por los dos remolcadores malagueños, el AidaBella salía a mar abierto para capear el temporal con la intención de regresar si las condiciones climatológicas se lo permitían. Tras varias horas de espera navegando frente a las costas de Málaga, finalmente, el “Bella” cancelaba oficialmente su escala y ponía rumbo al puerto de Tánger.

AIDABELLA saliendo del puerto de Málaga el 6 de abril de 2011.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (24 de Diciembre de 2012).

Seis maniobras

Juan Carlos Cilveti Puche | 30 de noviembre de 2010 a las 9:10

Este pasado sábado, debido a las muy adversas condiciones meteorológicas, el puerto de nuestra ciudad vivió una jornada bastante complicada. Las fuertes rachas de viento y la mala mar que obligaron a varios de los barcos fondeados en nuestra bahía a levantar el fondeo y salir a capear el temporal, también afectó a los buques que en esa jornada debían entrar o salir de nuestro puerto.

Alertados desde la madrugada, los remolcadores malagueños vivieron un día muy ajetreado. A primeras horas de la mañana, bajo una fuerte lluvia y con intensas rachas de viento, el Diheciocho y el Vehinte iniciaban su primera maniobra del día. Con unas condiciones meteorológicas no demasiado favorables, estos dos remolcadores auxiliaban al buque tanque Abu Dhabi Star; el cual, llegaba a Málaga para realizar una reparación. Tras esta intensa maniobra que se prolongaba algo más de dos horas, el Vehinte ayudaba al Juan J. Sister en su salida; y posteriormente, auxiliaba al Isla de los Volcanes en su atraque en el muelle de Heredia.

Pasadas las cuatro de la tarde, el buque de carga general Karoline, pedía la ayuda de nuestros dos remolcadores para su atraque en el muelle seis. Finalizada esta maniobra, y con un viento que complicó mucho la operación, el portacontenedores Merito, era igualmente asistido por nuestros dos buques de la “clase H”.

Tras cinco intensas maniobras (las maniobras con viento siempre son complicadas), la jornada se completaba con la salida del buque de crucero Corinthian II; el cual, para evitar cualquier tipo de problema, desatracaba bajo la atenta mirada del remolcador Vehinte. Seis complejas maniobras que evidenciaron, nuevamente, el buen hacer los remolcadores malagueños.

ADU DHABI STAR MHblog

Buque tanque ABU DHABI STAR entrando en Málaga con la ayuda de los remolcadores.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (30 de Noviembre de 2010).