Archivos para el tag ‘marina de guerra francesa’

Atracados juntos

Juan Carlos Cilveti Puche | 29 de mayo de 2018 a las 8:18

Esta pasada semana, el puerto recibía la visita dos veleros muy similares. En concreto, les hablo del Mutin y el Arosa, unas embarcaciones adscritas respectivamente a la marina de guerra francesa y la Armada española destinadas al adiestramiento de marinos. Con muchas similitudes aunque también con algunas diferencias, empezaré contándoles que ambos barcos, atendiendo a la más absoluta ortodoxia que hace referencia a su aparejo, son queches; un tipo de velero con unas características muy determinadas.  Montando siempre dos mástiles y con la particularidad de que su timón está por delante del palo de mesana, el situado más a popa, los queches comenzaron a navegar a finales de siglo XVII operando como pesqueros y barcos de carga en rutas de cabotaje. Tras desaparecer una vela cuadra que iba posicionada en su palo mayor, las velas triangulares y trapezoidales se convirtieron en las habituales de estos buques; una opción que dio más velocidad a unas embarcaciones que muy pocas ocasiones superaban los 30 metros de eslora.

Mantenido este aparejo, el norte de Europa se convirtió en el principal campo de acción de estos veleros; unos barcos que debido a sus muy especiales características fueron usados principalmente para la pesca de altura. A finales del siglo XIX,  los queches se convirtieron en una opción muy demandada a la hora de construir yates, un hecho que marcó, en las primeras décadas del siglo XX,  la desaparición de estos barcos para usos comerciales.

Con estos antecedentes y volviendo a los dos barcos que visitaron el puerto hace unos días, les diré que el Mutin, el primero que llegó, es el barco en activo más antiguo de la marina de guerra francesa. Construido en 1926 siguiendo los cánones de los veleros de la flota atunera gala de la época, este queche, desde su construcción siempre ha operado como buque escuela, una circunstancia muy diferente al del Arosa, un velero de manufactura británica que navegó como yate privado desde 1931 a 1981, fecha en el que la Armada española se hizo cargo de él. Unos barcos muy similares que durante unos días atracaron juntos en el muelle número dos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAMUTIN y AROSA atracados juntos en el muelle número dos.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 29 de mayo de 2018.

Los gemelos franceses

Juan Carlos Cilveti Puche | 21 de junio de 2011 a las 8:40

Si están medianamente al tanto del tráfico de barcos que llegan al puerto de Málaga, sabrán que de vez en cuando, aparecen por aquí algunos buques de guerra. Ya sea de forma individual o en agrupaciones, estas unidades, en la mayoría de las ocasiones atracan en el puerto malagueño en lo que podríamos denominar escalas de descanso.

El pasado 10 de junio, y después de haber anunciado su visita con un mes de antelación, entraban en  Málaga cinco buques pertenecientes a la marina de guerra francesa.

Tras cumplir la habitual parafernalia propia de este tipo de barcos (deben entrar y atracar en un determinado orden), en menos de una hora, los buques quedaban amarrados en el muelle número dos.

Y aunque el que lleguen a  puerto varios barcos de guerra no es nada excepcional, es este caso, la singularidad de estos buques sí  que constituyó un hecho relevante. Pertenecientes todos a una misma clase; y por consiguiente, gemelos, los cinco barcos de guerra franceses, todos ellos con nombres de felino, además, visitaban Málaga por primera vez.

Leopard, Tigre, Jaguar, Panthere y Lion, que así es como se llamaban estos  pequeños barcos de guerra (43 metros de eslora, 8,3 de manga y un desplazamiento de 470 toneladas a plena carga), pertenecen a un grupo de ocho unidades gemelas destinadas a servir de buques escuela para oficiales y suboficiales  de la marina gala, amén de trabajar, fundamentalmente en aguas atlánticas, como barcos de vigilancia marítima controlando especialmente la polución marina.

Una  breve escala de descanso de sólo tres días que permitió ver  atracados en el puerto de Málaga  a cinco buques de guerra gemelos; algo  verdaderamente excepcional  no demasiado frecuente de ver.

Los cinco gemelos atracados en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (21 de Junio de 2011).