Archivos para el tag ‘marina mercante’

Malagueña salerosa

Juan Carlos Cilveti Puche | 3 de julio de 2012 a las 19:22

La marina española, tanto la mercante como la de guerra, han tenido desde siempre una muy curiosa tradición musical que, hoy día, salvo en muy contadas ocasiones, se ha perdido.

Cuando un buque de bandera nacional llegaba a un puerto extranjero, como norma general y mientras se realizaba la maniobra de atraque (igualmente ocurría cuando el barco desatracaba), sonaba por megafonía algún tipo de alegre canción que indicaba que el buque que estaba maniobrando era de nacionalidad española.

Esta tradición que el tiempo fue relajando y que salvo determinados barcos con pasaje y buques de guerra siguieron escenificando, fue algo muy habitual, por ejemplo, en navieras tales como La Compañía Trasatlántica Española y Pinillos; las cuales,  durante  varias décadas (a finales del siglo XIX y principios del XX) mantuvieron viva con un variado repertorio de pasodobles  que sonaban en las escalas que sus barcos realizaban por todo el mundo.

Cuando las líneas regulares trasatlánticas patrias dejaron de existir, la tradición musical desapareció y sólo la Armada continuó haciendo sonar música en los atraques y desatraques.

Y aunque los habituales sones que nuestros barcos de guerra usan para mantener viva esta tradición son marchas militares, hace unos días, el puerto de Málaga pudo vivir una experiencia musical fuera de lo común.

Mientras el patrullero Tagomago P-22  realizaba su maniobra de atraque para establecer aquí, de forma permanente, su base de operaciones, por la megafonía del buque sonaba la conocida canción “Malagueña salerosa”. Sin duda alguna, un muy bonito detalle por parte del comandante del buque que quiso agasajar de una forma musical a la que desde ahora será su nueva casa.

TAGOMAGO P-22 atracando.

Les dejo un vídeo con la canción.

http://www.youtube.com/watch?v=kjw-I_pizp0

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (3 de Julio de 2012).

Sin pena ni gloria

Juan Carlos Cilveti Puche | 15 de junio de 2010 a las 8:23

Hace tiempo, un lector me recriminaba que hubiera empleado la expresión sin pena ni gloria para referirme a la visita a Málaga de un buque dedicado a actividades teatrales. Hoy, con la esperanza de que nadie salga al paso de mis comentarios, volveré a usar esta frase para contarles la estancia malagueña de un barco muy diferente.

El pasado 21 de mayo, atracaba en el muelle de Levante el buque escuela norteamericano Empire State. Gestionado por el New York State University Maritime College (Universidad de Nueva York), este buque, propiedad de una institución subsidiaria del Gobierno de los Estados Unidos, llegaba a Málaga para realizar una corta escala de descanso, enmarcada dentro de uno de los habituales viajes de instrucción que esta universidad realiza para futuros marinos.

Con una apasionante historia que se iniciaba en 1961; este barco, tras algo menos de treinta años navegando como buque de carga para diversas navieras, y después de haber lucido dos nombres diferentes (originariamente se llamó Oregon y posteriormente Mormactide), en 1989 se convertía en buque escuela de la marina mercante.

Mostrando una estampa que recuerda a los buques de las clases Victory y Liberty; aquellos mercantes que durante la segunda guerra mundial comunicaron los Estados Unidos con Europa, el Empire State  rendía su segunda visita al puerto de Málaga.

Manteniendo unas muy estrictas medidas de seguridad; excesivas para tratarse de un buque supuestamente civil, la escala malagueña de tres días de este precioso buque, pasó totalmente desapercibida. Otro barco que añadir a la afortunadamente escasa lista de buques más o menos significativos que han pasado por nuestro puerto sin pena ni gloria.

Empire State blog

Estampa clásica del Empire State atracado en el muelle de Levante.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (15 de Junio de 2010)