Archivos para el tag ‘Nao Victoria’

El Festival Marítimo

Juan Carlos Cilveti Puche | 23 de octubre de 2018 a las 9:07

La pasada semana finalizó el denominado Festival Marítimo de Málaga. Este interesante evento que se prolongó durante siete días, reunió en el muelle número dos a las naos Santa María  y Victoria, además de al galeón Andalucía, unas replicas históricas consideradas como las más fieles reproducciones de los barcos que protagonizaron la era de los descubrimientos entre los siglos XV al XVIII.

Con la posibilidad de embarcarse para conocer cómo eran aquellas naves y cómo se navegaba en aquellos años, muchos malagueños han podido conocer de primera mano la historia de estos buques; unos barcos tripulados por unos heroicos marinos y exploradores que, además de buscar fortuna y gloria, establecieron rutas comerciales por todo el mundo.

Pero sin entrar en estas consideraciones y dejando también a un lado lo que de negativo tuvo la lluvia en la celebración del evento, hoy me gustaría comentarles qué  podría significar para Málaga  la instauración regular y continuada un verdadero festival marítimo.

Y aunque existen muchos ejemplos, creo que las denominadas Fiestas Marítimas Internacionales de Brest podrían explicar muy bien  lo qué es y lo qué genera un evento de estas características.  Con un pasado íntimamente vinculado a la mar, la localidad bretona de Brest en el Finisterre francés, celebra desde 1992 un festival marítimo considerado en la actualidad como el más significativo de los muchos que se celebran por todo el mundo.

Organizado cada cuatro años, durante una semana, este puerto recibe a todo tipo de barcos clásicos; un encuentro de veleros  que se acompaña de un intenso y variado programa turístico. Con unas cifras verdaderamente escalofriantes, el festival de 2016, el último celebrado hasta la fecha,  movilizó  a 700.000 visitantes que acudieron a ver a los 1.500  barcos que participaron en este evento.

Ante estos números y teniendo en cuenta que Málaga ya vivió una experiencia similar en 2002 cuando formó parte de la desaparecida regata Cutty Sark, tal vez sería bueno retomar la idea de institucionalizar una evento marítimo de altura; un encuentro de barcos clásicos que muy bien podría tener como reclamo a las tres naves que hace unos días nos visitaron.

IMG_6239Buques que conformaron hace unos días el Festival Marítimo de Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 23 de octubre de 2018.

¡Costa a la vista!

Juan Carlos Cilveti Puche | 1 de abril de 2011 a las 9:17

La Nao Victoria llega a Málaga para presentar el proyecto Costa a la vista; una campaña de sensibilización ambiental que recorrerá gran parte del litoral de Andalucía.

Aunque la Nao Victoria llegaba al puerto de Málaga el pasado lunes, ayer, representantes de diversas instituciones locales y autonómicas, daban a conocer este proyecto. Se trata de una campaña que bajo la denominación Costa a la Vista pretende divulgar diferentes aspectos relacionados con la biodiversidad y el medio ambiente de las costas andaluzas.

Con el atractivo añadido de ser un proyecto itinerante a bordo de la  Nao Victoria (réplica del buque que circunnavegó la tierra entre los años 1519 y 1522), esta campaña multidisciplinar pretende ofrecer una amplia y documentada visión  ecológica del presente y futuro del litoral andaluz. Con una serie de conferencias y una exposición a bordo, donde se muestras aspectos relacionados con las características de nuestras costas, el ecosistema, los hábitats, las amenazas y oportunidades para una gestión sostenible, amén de reseñar la buena práctica que sobre la conservación de los espacios litorales se está llevando a cabo de diferentes países de Europa, esta campaña  que recorrerá  279 millas náuticas entre los meses de marzo y abril, tocará los puertos de Cádiz, Málaga, Motril, Carboneras y Benalmádena.

Nao Victoria blog

La NAO VICTORIA atracada ayer en el puerto de Málaga.

Con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, Consejería de Medio Ambiente, así como de diversas universidades y centros de investigación,  la Fundación Nao Victoria vuelve a traer a Málaga ofreciendo un interesante proyecto divulgativo la réplica del primer barco que completó una vuelta al mundo.

La Nao Victoria que permanecerá atracada en el  muelle número dos de nuestro puerto hasta el próximo día 3, podrá ser visitada en horarios de mañana y tarde durante todo el fin de semana.

Artículo publicado en el diario Málaga Hoy (1 de Abril de 2011).

 

Independientemente de la noticia en sí (cualquier proyecto que pretenda estudiar y preservar la mar es muy de agradecer), me gustaría hacer un comentario puramente náutico; no sé si será hilar demasiado fino…

La Nao Victoria embarca un total de 24 tripulantes; de ellos, siete son marinos profesionales y el resto voluntarios universitarios.

En el siglo XVI; en  la época de este buque, era muy frecuente que en estas naves se embarcaran gentes sin mucha o ninguna relación con la mar. Aunque las famosas levas masivas (especialmente en buques de guerra) se realizaron, en nuestro país, bastantes años después; en estos buques, sí que había embarques de gentes que por diversas circunstancias (seguramente para salir de una situación de miseria en tierra) decidían hacerse a la mar.

Salvando todas las distancias, me parece curioso (esto ya lo pensé cuando me visité por primera vez la Victoria, hace de esto algunos años), que a bordo de este barco vaya un considerable número de voluntarios.

No sé si la Fundación Nao Victoria, que por lo que he podido ver cuida mucho los detalles, pensó en esto a la hora de dotar a sus barcos con tripulantes voluntarios.

Sea como sea, el tema me parece un curioso e interesante guiño a la historia.

La Nao Victoria

Juan Carlos Cilveti Puche | 8 de diciembre de 2010 a las 19:52

Ayer, procedente de Cádiz, llegaba a Málaga dentro de un viaje promocional “La empresa de la primera vuelta al mundo”, la Nao Victoria.

Siempre impresionante de ver en nuestros días, este barco, réplica del que circunnavegó por primera vez nuestro planeta (Expedición de Magallanes 1519-1522), me lleva a pensar, cómo un barco de estas dimensiones (25,90 metros de eslora, 6,60 de manga y un calado de 2,90 metros), pudo realizar aquella proeza.

Con infinidad de limitaciones; la primera su forma de navegar (siempre con vientos de popa), ver hoy día esta fiel réplica de lo que fue uno de los barcos de aquella expedición, cuando menos me hace pensar.

Nao Victoria 7-XII-10 (2)

NAO VICTORIA entrando ayer (7 de Diciembre) en Málaga.

Desde la primera vez que visité este barco, y ya lo he hecho en varias ocasiones, siempre (sin duda influido por la profesión), se me ha venido a la cabeza el tema de  las condiciones higiénico- sanitarias de los marinos que se embarcaban a la aventura en uno de estos buques.

Con unas condiciones de vida infrahumanas, salir vivo de uno de estos viajes, en uno de estos barcos, era, sin duda alguna, toda una suerte.

Y aunque podría contarles algunas cosas al respecto; para no caer en el morbo fácil, prefiero recomendarles un libro.

Con el título LA MEDICINA NAVAL ESPAÑOLA EN LA ÉPOCA DE LOS DESCUBRIMIENTOS, este libro narra cómo era la vida a bordo de un barco entre los siglos XV y XVI. Cómo se vivía, la higiene, la salud, las enfermedades, las curas, los médicos; en definitiva, una magnífica obra que nos da luz al respecto de las condiciones de salud y enfermedad en los barcos que por entonces navegaban, especialmente, con rumbo al nuevo mundo.

Publicado por Labor, el autor de esta obra es doctor Fernando López-Ríos Fernández.

Pero independientemente de que les pudiera interesar esta recomendación, si tienen oportunidad, no dejen de visitar la Nao Victoria. Merece la pena retrotraerse, aunque sea sólo por unos minutos, a lo que vivieron aquellos aguerridos marinos del siglo VXI.

Después de Málaga, el barco visitará Almería y Sevilla.

Nao Victoria 7-XII-10

NAO VICTORIA atracada en el muelle Nº2 del puerto malagueño.