Archivos para el tag ‘Real Colegio Náutico de San Telmo de Málaga’

Un guiño al pasado

Juan Carlos Cilveti Puche | 8 de marzo de 2016 a las 9:02

Aunque las visitas oficiales de escolares al puerto están temporalmente paralizadas, la pasada semana, un grupo de alumnos del instituto Vicente Espinel (más conocido popularmente como Gaona), cumplimentaron un muy especial recorrido por el recinto portuario malacitano. Tras descubrir el edificio de la Autoridad Portuaria, un gran desconocido para muchos malagueños, algo más de cuarenta escolares de 3º y 4º de la ESO se embarcaron en la golondrina Joven María Segundo para efectuar una travesía que les permitió, además de ver los muelles desde la mar, salir a navegar por la bahía.

Organizada esta actividad como un premio para significar a los más destacados alumnos en la elaboración de una serie de trabajos con motivo del día de Andalucía, el instituto de la calle Gaona, además, ha querido realizar un significativo guiño a su pasado marítimo. Heredero de lo que fue el Real Colegio Náutico de San Telmo, este centro educativo, entre los años 1847 y 1924 impartió enseñanzas náuticas; un hecho que muchos malagueños pudieron descubrir hace no demasiados meses cuando el instituto Vicente Espinel organizó una exposición denominada Gaona y el mar.

Con estos antecedentes, y con la más que probable posibilidad de retomar en breve la actividad docente en temas relacionados con el mundo de la mar y los barcos, los alumnos que hace unos días visitaron el puerto y salieron a navegar, constituyen un vínculo entre el pasado y el presente de este centro educativo.

Y aunque muy probablemente ninguno de los estudiantes que participaron en esta actividad desarrolle una vocación marítima, lo que sí está claro, es que el instituto Vicente Espinel, o si lo prefieren, Gaona, vuelve a mirar a la mar.

IMG_0761Alumnos de Gaona desembarcando de la golondrina JOVEN MARIA SEGUNDO.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 8 de marzo de 2016.

Gaona y el mar

Juan Carlos Cilveti Puche | 17 de noviembre de 2015 a las 8:14

Los asiduos a esta columna, seguro que recordarán que en varias ocasiones he escrito sobre el Real Colegio Náutico de San Telmo de Málaga. Hoy, retomo el tema para contarles la excelente iniciativa que han tenido un grupo de profesores del instituto Vicente Espinel al organizar una colosal exposición denominada “Gaona y el mar. El Real Colegio Náutico de San Telmo y las enseñanzas de náutica en el instituto de Málaga”; una muy interesante muestra de lo que fue el colegio de pilotos malacitano entre los años 1787 y 1847, amén de su posterior conversión en escuela de náutica hasta su desaparición en 1923.

Con el especial atractivo de poder ver la corbeta didáctica San Telmo, el barco que los estudiantes de las artes de la mar usaban para aprender las maniobras (la verdadera joya de historia marítima malagueña), la exposición, nos enseña un buen número de documentos de aquel ilustrado colegio de marinos; una escuela en la que se formaron cerca de 600 colegiales que desde Málaga navegaron por todo el mundo.

Completada esta exposición con una serie de charlas y mesas redondas, “Gaona y el mar” ha recuperado la memoria olvidada de la institución marítima más importante que Málaga ha tenido en su historia, una circunstancia que no habría sido posible sin el apasionamiento y la rigurosidad de los profesores Víctor Heredia, Rafael Maldonado y Francisco Pareja, amén de todo el claustro y, por qué no decirlo, de los alumnos del instituto Vicente Espinel.

Un muy acertado y recomendable evento que se prolongará hasta principios del próximo mes, y que permitirá conocer a todo el que se acerque al aula de náutica de Gaona un trozo, quizás el más destacado, de la amplísima historia marítima de Málaga.

2015-11-11 10.08.43Aula de náutica del Instituto Vicente Espinel.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 17 de noviembre de 2015.

El barco de San Telmo

Juan Carlos Cilveti Puche | 16 de julio de 2013 a las 10:17

Aunque las procesiones que congregan a los fieles de la Virgen del Carmen, ya sea por tierra o por mar, constituyen los más importantes cortejos de gentes relacionadas con el ámbito marítimo, hubo una época, en que otras personas, no vinculadas directamente a esta advocación pero muy relacionadas con el mundo de la mar y los barcos, también salieron desfilando por las calles de Málaga.

Tras constituirse el  Real Colegio Náutico de San Telmo en 1787, y después de quedar perfectamente organizada toda su compleja infraestructura, los alumnos de lo que podríamos denominar como la primera facultad universitaria que existió en Málaga, salían a la calle acompañando a las diferentes procesiones religiosas que por entonces recorrían la ciudad.

Ataviados con sus uniformes de gala y acompañados por sus profesores, los colegiales de número y los porcionistas (así se denominaban los alumnos que cursaban sus estudios en esta institución), participaron en calidad de acompañantes en los más significativos eventos religiosos que hasta 1849, fecha en la que el colegio dejó de existir, se sucedieron en Málaga.

Y aunque la presencia de los santelmistas siempre llamaba la atención, mucho más lo hacía el carro en el que los alumnos de la escuela de náutica transportaban el barco (una embarcación de casi tres metros de eslora aparejada como corbeta) con el que estos jóvenes aspirantes a marinos aprendían las artes de la navegación.

Un barco que aun hoy se conserva, y que, además de constituir la gran joya de la historia marítima malagueña, durante 62 años, el tiempo en el que este colegio de náutica estuvo en la ciudad, fue un fiel protagonista en todos los actos religiosos acaecidos en las calles de Málaga.

Corbeta didáctica del Real Colegio Náutico de San Telmo de Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (16 de julio de 2013).