La mar de Historias » record

Archivos para el tag ‘record’

El AIDASTELLA

Juan Carlos Cilveti Puche | 4 de agosto de 2020 a las 11:19

Hoy, de no estar inmersos en la crisis del coronavirus, el puerto malacitano habría recibido al buque de crucero Aidastella. En una escala entre las ocho de la mañana y las seis de la tarde, este barco, ya habría cumplimentado cinco atraques, teniendo previsto finalizar 2020 con un total de 10 visitas.

Ante estos números y con la previsión, aunque tal vez mejor decía decir la esperanza, de que este buque podría ser el primero que retomar la actividad crucerística en septiembre, hoy les contaré la historia malagueña de este barco.

Construido en los astilleros alemanes Meyer, el Aidastella, séptimo de una serie denominada Sphinx, iniciaba su vida de mar en marzo de 2013. Con 71.304 toneladas de registro bruto, 253 metros y una capacidad máxima para 2.700 pasajeros repartidos en 1.096 camarotes de 14 categorías diferentes, este barco, luciendo sus llamativos labios a proa y sus ojos que recuerdan a los de las barcas de jábega, realizaba su primera escala malacitana en abril de 2015. Procedente de Cádiz y con destino a Mallorca, el Stella, atracado en el muelle norte de la estación marítima de levante se estrenaba en una visita de once horas y media trayendo a su bordo a 2.218 turistas.

Con posterioridad a aquel estreno, este barco de 14 cubiertas ha realizado hasta el momento un total de 20 escalas; unos atraques en los que cabría destacar su amplio programa de excursiones y sus ya clásicas rutas en bicicleta; una de las principales señas de identidad dentro las actividades en tierra de los buques de Aida Cruises.

Convertido como la gran mayoría de sus hermanos de naviera en unos habituales y con la esperanza de que los barcos de los labios rojos a proa programen en un futuro cercano rutas con salidas y llegadas desde Málaga, el Aidastella participó en abril de 2019 en un día de récord. En aquella jornada, además de pernoctar por primera vez en aguas malagueñas, nuestro protagonista de hoy compartió atraque con cinco buques turísticos más. Y ya, con este hecho histórico en su biografía, el Stella, en octubre de ese mismo año coincidió en un mismo día con su hermano Aidacara, siendo aquella fecha la primera en que dos buques Aida atracaban juntos en el puerto malacitano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAIDASTELLA en una de sus escalas malagueñas.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 4 de agosto de 2020.

SOVEREIGN In memoriam

Juan Carlos Cilveti Puche | 28 de julio de 2020 a las 9:57

 

El viernes 29 de mayo de este año, entre las doce de la mañana y las seis de la tarde, el buque de crucero Sovereign realizó su última escala malagueña. Algo más de dos meses después de este atraque, en concreto el pasado día 23 julio, este barco era varado en las playas turcas de Aliaga para ser desguazado.

Y aunque su normal trayectoria crucerística en aguas malagueñas no ha sido muy significativa, sólo se le pueden contabilizar 13 escalas, sus últimos meses de vida sí que están muy relacionados con el puerto malacitano.

Así pues, con esta muy especial significación, hoy les contaré la trayectoria de este barco; un buque construido en los astilleros franceses Chantiers de l’Atlantique y que dio nombre a una clase de tres gemelos. Bautizado el 15 de enero de 1988 con el nombre Sovereign of the Seas, este barco propiedad de Royal Caribbean iniciaba su vida mar un día después desde el puerto de Miami. Considerado en aquella fecha el buque de crucero más grande del mundo, este barco, además de participar de otras muchas innovaciones, fue el segundo tras el Song of America en lucir un mirador de 360 grados alrededor de su chimenea. Esta estructura denominada como la corona vikinga, y que es una característica distintiva de Royal Caribbean, fue ampliada superando la que llevaba de 180 grados el Song of Norway el primer buque de turistas de esta compañía.

Después de cumplimentar unos exitosos años bajo la contraseña de esta naviera, en 2008 transferido a Pullmantur Cruises, comenzando en marzo de 2009 nueva andadura rebautizado como Sovereign. Ya con esta compañía y tras una primera escala malagueña en noviembre de 2011, dos años más tarde, este buque visitaría por segunda vez Málaga luciendo los mismos colores y logotipo con los que hace tan solo unos meses se despediría para no volver.

Con 13 escalas con pasaje mas tres atraques ya inmerso en la crisis del coronavirus, el Sovereign, que permaneció 58 días amarrado en Málaga instauró las pitadas solidarias y donó alimentos a los más desfavorecidos; unas tristes circunstancias que ahora, a la espera de que comience su destrucción en Turquía, ya lo han convertido en una parte de la historia marítima del puerto malagueño.

Sovereign marcha a Gibraltar 17-V-20 (104)SOVEREIGN saliendo de Málaga tras permanecer 58 días atracado.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 28 de julio de 2020.

Registro bruto

Juan Carlos Cilveti Puche | 9 de junio de 2020 a las 13:10

Hoy comenzaré dándoles la definición de un término muy significativo a la hora de hablar de un barco. El arqueo o registro bruto, medido en toneladas, es la capacidad o volumen total de todos los espacios que se encuentran por debajo de la cubierta superior de un buque más los espacios cerrados que se disponen en la superestructura. Y si bien este dato tiene mucha utilidad para diferentes asuntos marítimos y portuarios; es determinante para las medidas de seguridad, el número de tripulantes o las tarifas portuarias entre otras muchas cosas, el GT (del inglés gross tonnage), nos da una idea el tamaño del barco en conjunto.

Hecha esta explicación y antes de hablarles del protagonista de esta columna, les mencionaré algunos de los buques con mayor GT registrados en los últimos tiempos. Con un registro bruto de 403.342 toneladas y una longitud de 382 metros, en el primer puesto de esta lista se encuentra el buque Pioneering Spirit dedicado desde 2016 a trabajar en la construcción y desmantelamiento de plataformas de petróleo y gas. Con una eslora de 380 metros y un registro bruto de 236.638 toneladas, el segundo puesto internacional lo ocupa el tanque químico FSO Asia, seguido por el portacontenedores MSC Gülsün de 232.618 toneladas de GT y 399 metros.

Vistos estos barcos y sin olvidarnos del buque de crucero Harmony of the Seas que, en sus dos visitas malagueñas mostró su registro de 226.838 toneladas (el mayor hasta la fecha de un buque de crucero), ahora les contaré el atraque que hace unos días tuvo el puerto malagueño.

Procedente de La Coruña y con destino a Cartagena, el muelle número siete albergó al bulk carrier Spring Glory que, consignado por la agencia Servimad Global, llegaba para descargar 14.500 toneladas de soja. Y aunque no se trató de la operativa más grande, este año un barco ya descargó 33.000 toneladas de granel agroalimentario, la presencia del Spring Glory destacó por ser la del granelero con mayor registro bruto que ha estado en las aguas malacitanas en los últimos años. Con un GT de 51.265 toneladas y 229 metros, a estos números habría que añadir el récord de tener 38 metros de manga; una anchura que nunca se había visto en un barco de estas características.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERASPRING GLORY atracado en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 9 de junio de 2020.

Un atraque histórico

Juan Carlos Cilveti Puche | 2 de julio de 2019 a las 13:42

Hoy les contaré una historia crucerística de record; toda una aventura que, con su parte positiva y negativa,  nunca se había dado en las aguas del puerto malagueño. El pasado jueves, minutos después de las 13:00 quedaba atracado en el muelle norte de la estación marítima de levante el buque de crucero Arcadia.  Realizando un viaje de 19 noches con inicio y final Southampton, este barco que navega bajo la contraseña de la compañía  P&O Cruises llegaba con 2.012 pasajeros.   Pero con independencia de esta circunstancia, la habitual de los buques de turistas que hacen escala en Málaga, el Arcadia atracaba con una avería; un problema mecánico que afectaba al sello que recubre a su hélice de babor. Avisadas todas las autoridades marítimo portuarias, la agencia consignataria Cabeza Marítima gestionaba esta reparación; un arreglo subacuático que requería un equipo de 20 submarinistas además del posicionamiento un pequeño barco de apoyo.

Pero sin entrar en detalles sobre esta reparación y dejando a un lado el hecho de la reducción del número de escalas que tenía previstas este buque en su itinerario de 19 noches, esa sería la parte negativa de esta aventura, me gustaría, mirando en positivo, ver lo que de significativo ha tenido la larga estancia en el puerto de este buque de crucero.

Cumplimentados hasta la fecha un total de 21 atraques en Málaga desde que el Arcadia entrara en servicio en marzo de 2005, este buque de 289 metros de eslora que puede embarcar a un total de 2.388 pasajeros, participa de la peculiaridad de haber sido el único barco de turistas que ha amarrado la terminal de contenedores malagueña; un hecho que ocurría el tres de mayo de 2009 con motivo del desembarco de un pasajero enfermo.

Pero dejando a un lado aquel rápido atraque que ya lo hace destacar en la historia marítima de Málaga, la larga estancia de estos días lo significa aún más frente una circunstancia que no se había visto en aguas malacitanas. Nunca hasta la fecha, un buque de crucero en tránsito y con pasajeros a bordo había estado tres noches en puerto. Toda una aventura causada por una avería que convierte la visita del Arcadia, que por cierto se marcho en la medianoche del domingo, en una escala crucerística de récord.

OLYMPUS DIGITAL CAMERABuque de crucero ARCADIA en su histórica escala en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 2 de julio de 2019.

Dos viajes redondos

Juan Carlos Cilveti Puche | 26 de diciembre de 2017 a las 10:08

Habitualmente, las últimas semanas de diciembre no destacan demasiado en lo que al tráfico portuario se refiere. Reducido considerablemente el número de  atraques, los buques que navegan en línea regular son los que, de una forma ininterrumpida, cumplen con sus viajes sin tener en cuenta las fechas en las que nos encontramos.

Al respecto de estos barcos, hoy les contaré un hecho histórico protagonizado el ferry Fortuny, el  melillero titular que desde abril de 2015 cubre a diario la ruta del mar de Alborán. Construido por encargo de Trasmediterránea en los astilleros gaditanos del Grupo Izar entre  1999 y 2001, este superferrie de 26.916 toneladas de registro bruto y 172 metros de eslora que puede embarcar a un total de 1.200 pasajeros disponiendo además de 1.500 metros lineales de garaje para vehículos y carga rodada, protagonizó el pasado día 21 de diciembre dos viajes redondos a Melilla en un mismo día; una circunstancia que nunca se había dado en los cien años de historia de esta ruta.

Y aunque hace muchas décadas hubo dos ferries que realizaban conjuntamente estas navegaciones (uno salía de Málaga y otro de Melilla y ambos se cruzaban en el camino), y  dejando a un lado a los buques de alta velocidad que en los refuerzos veraniegos de 2002 y 2003 efectuaban varios viajes diarios, jamás hasta la fecha un ferry al uso había cumplimentado una navegación doble como la que les estoy narrando.  Tras llegar de Melilla el pasado día 21 a las 06:00, el Fortuny salía dos horas más tarde para regresar a aguas malacitanas a las 22:30 y partir nuevamente a las 00:30 del día 22. Todo un acontecimiento histórico ocurrido en diciembre que además se volverá a repetir en esta semana.

Fortuny 16-II-171FORTUNY que realizó la pasada semana cuatro viajes a Melilla en un día.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 26 de diciembre de 2017.

Fugaz primera escala

Juan Carlos Cilveti Puche | 13 de septiembre de 2016 a las 9:44

Si existiera un ranking de las primeras escalas crucerísticas más breves en la historia del puerto malagueño, el primer puesto lo ocuparía la visita que realizó hace unos días el buque Serenissima; una escala de menos de dos horas que incluso pasó desapercibida para la Autoridad Portuaria.

Pero dejando a un lado esta última circunstancia, hoy les narraré algunas curiosidades de este pequeño buque que con otro nombre ya visitó Málaga en 2005.

Construido en los astilleros noruegos de Trondheim entre los años 1959 y 1960 para la compañía Hurtigruten, este barco, que fue bautizado como Harald Jarl, comenzaba su vida marítima realizando viajes costeros con pasaje y carga.

Tras sufrir una reforma en 1983 y realizar algunos cruceros por aguas escandinavas, este buque, que también fue usado como hotel flotante, se ponía a la venta en 1989; un hecho que llevó a la creación de un grupo amantes de los barcos que pretendió sin éxito que el Harald Jarl se vendiera aun propietario que no fuera noruego.

Adquirido en 2002 por la compañía Elegant Cruises y rebautizado como Andrea, este veterano, reconvertido  en Suecia en un buque de crucero y expediciones comenzó  a navegar en rutas turísticas  centradas fundamentalmente en el Norte de Europa y el Mediterráneo.

Tras ser detenido en 2009 en el puerto croata de Split por la quiebra de su armador, en 2012, un grupo empresarial ruso compraba el buque para restaurarlo con su forma original. Rebautizado como Serenissima y bajo la gestión de una compañía denominada Serenissima Cruises, este clásico tiene previsto regresar a Málaga en octubre de este año. Una magnífica oportunidad para ver un barco que muy podríamos calificar como de otra época.

OLYMPUS DIGITAL CAMERABuque de crucero ANDREA, ahora SERENISSIMA en su visita a Málaga en 2005.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 13 de septiembre de 2016.

Éxito agridulce

Juan Carlos Cilveti Puche | 25 de noviembre de 2010 a las 9:03

Si cualquier empleado del puerto (con mayor o menor responsabilidad), tuviera una varita mágica con la que pudiera modificar los tráficos que llegan a Málaga, sin duda alguna, cambiaría algunos de los 300 buques de crucero que hasta la fecha han llegado este año, por un buen puñado de “mercantes” con  cualquier tipo de carga.

Con los muelles vacíos de barcos, y con el tráfico de mercancías; ya sean carga general, graneles, o carga en contenedores en un estado de coma profundísimo, el éxito crucerístico de este año, se torna en un éxito, cuando menos agridulce.

Con esta triste realidad, y con el agravante de que las previsiones para el próximo año apuntan a mayores éxitos crucerísticos y bastante menos movimiento de carga, nuestro puerto triunfa con los turistas y se hunde en lo demás.

Y aunque la apuesta por los buques de crucero es una apuesta muy meditada y muy bien trabajada (ahora se empiezan a recoger los exitosos frutos de esta labor), la asignatura pendiente para los responsables de nuestro puerto, sigue siendo el tráfico de mercancías.

Un puerto como el de Málaga, no puede ni debe vivir en exclusividad de los barcos de turistas; un mercado, o mejor dicho, un negocio muy voluble y caprichoso que hoy está aquí y mañana tal vez no.

Con la alegría de haber alcanzado las 300 escalas crucerísticas,  y mi más sincera felicitación a todos los que han trabajado para conseguir este record, me quedo con la espinita de la carga. Una agridulce sensación, por otra parte, muy portuaria.

Columna publicada en  el diario de hoy 25 de Noviembre de 2010.