La mar de Historias » REMOLQUE

Archivos para el tag ‘REMOLQUE’

El remolcador remolcado

Juan Carlos Cilveti Puche | 18 de octubre de 2011 a las 9:46

En lo que llevamos del presente año, el remolcador de bandera española Sertosa Dieciocho, ha visitado el puerto Málaga en cuatro ocasiones para, desde aquí, iniciar diferentes remolques de altura. Tras quedar abortadas dos de estas maniobras; las correspondientes a la primera salida del Santísima Trinidad, así como la del pesquero ruso Tralnmeyster Mogutov, este buque de 32 metros de eslora construido en el año 1977 en los astilleros vigueses de Enrique Lorenzo y Cía.  S.A., regresaba hace unos días a Málaga para trasladar al dique flotante. Ya con todo preparado, y como ocurría en sus anteriores actuaciones, el Sertosa Dieciocho, necesitaba de la ayuda de los remolcadores malagueños de puerto para sacar a mar abierto a su remolque.

Y aunque los remolcadores de puerto están para eso; para tirar o empujar en las maniobras en las que sea necesaria su colaboración, lo que no termina de encajar demasiado, es que un buque especializado,  que en la mar debe impulsar de forma autónoma a un barco o  a un artefacto flotante, necesite de otro buque similar él para que lo remolque en una maniobra.

Ante esta paradójica situación, que por otra parte, tiene varias explicaciones muy simples (se podría hablar de  carencia de medios técnicos, de edad, y sobre todo de dinero), el Sertosa Dieciocho maniobraba de salida con el dique flotante Andalucía conectado a uno de los remolcadores de la ‘clase H’.  Unidos proa con proa por medio de un cabo de maniobra, el remolcador malagueño Vehinte tiraba del Sertosa Dieciocho para separarlo del muelle, y una vez libre, seguir remolcándolo hasta salir del puerto. Una curiosa maniobra que, salvo con este barco, nunca se había visto en  las aguas de Málaga.

VEHINTE tirando del SERTOSA DIECIOCHO

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (18 de Octubre de 2011).

Mala suerte

Juan Carlos Cilveti Puche | 3 de mayo de 2011 a las 9:13

Los que crean en la mala suerte, sin duda alguna, verán un importante influjo de esta en lo que hoy les contaré.

El martes 29 de marzo, llegaba al puerto de Málaga el remolcador de bandera española Sertosa Dieciocho. Este viejo mercenario de la mar construido en el año 1977, al igual que otros buques similares, navega de puerto en puerto movilizando cualquier cosa susceptible de ser remolcada.

Contratado para llevarse con destino a Cartagena al pesquero ruso  Tralmeyster Mogutov, el Sertosa Dieciocho, atracaba a primeras horas de la mañana en el muelle número cuatro; y al instante, comenzaba con las tareas de preparación del remolque.  Ya con todo listo, unos problemas de última hora no contemplados por el armador del pesquero, cancelaban la salida, y el remolcador dejaba Málaga de vacío.

Diez días más tarde, en concreto el 8 de abril, el Sertosa Dieciocho regresaba al puerto malagueño. Aun con el pesquero ruso atracado en el muelle de Heredia, el remolcador entraba en Málaga para cumplir una nueva misión. Con el propósito de llevarse al Santisima Trinidad a Alicante, el buque de bandera española quedaba atracado en el muelle número dos.

Después de estar todo preparado y tras un primer intento fallido de salida, finalmente, el Sertosa Dieciocho maniobraba con el artefacto flotante, aunque la historia de este remolque terminaba metros antes de salir de la bocana malagueña.

Tras este segundo chasco (permítanme la expresión), el veterano remolcador, nuevamente, y otra vez sin el remolque por el cual había sido contratado, dejaba Málaga constituyendo un hecho verdaderamente singular.

Una muy curiosa historia cargada de  infinidad de detalles que muchos podrían achacar a la mala suerte.

SERTOSA DIECIOCHO atracado en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (3 de Mayo de 2011).

La maniobra de “El Trinidad”

Juan Carlos Cilveti Puche | 9 de abril de 2011 a las 20:00

En la jornada de ayer (8 de Abril), se vivía en el puerto de Málaga un hecho esperpéntico; una situación bochornosa que, leyendo entre líneas, daría para hablar y escribir mucho.

Tras ser vendido, el artefacto flotante SANTISIMA TRINIDAD, se preparaba para salir remolcado a su nuevo puerto de destino, Alicante.

Esto es lo que ocurría en el transcurso del viernes 8 de Abril:

A primeras horas de la mañana, procedente de Algeciras llegaba el remolcador SERTOSA DIECIOCHO, quedando atracado en el muelle número dos justo en la proa del TRINIDAD. Nada más atracar, comenzaban las labores para dejar fijado el remolque.

Con la previsión de salir a las once de la mañana, la maniobra se iniciaba una hora más tarde. Remolcador de tiro preparado, práctico a pie de muelle, amarradores en posición y remolcador VEHINTE a popa del artefacto flotante.

Tras una primera dificultad (fijar un cabo de remolque a popa),  la maniobra no terminaba de arrancar.  Ya con este cabo dado, y firme, la cosa seguía sin avanzar. Al parecer, y ya con todo preparado, hacía falta el visto bueno de un inspector de Capitanía que no llegaba. Ante esta segunda complicación, surgió una tercera, ya que los amarradores decidieron no atender la maniobra hasta que no se les saldara una deuda pendiente.

Con todo esto, la salida del SANTISIMA TRINIDAD seguía retrasándose; eran 13:00 horas. Minutos después, el práctico se marchaba; y con su marcha, se daba por abortada la maniobra. Media hora más tarde, el VEHINTE podía liberar el cabo de popa (no había nadie a bordo del TRINIDAD que liberara este cabo) y volver a su muelle de atraque.

Cinco minutos antes de las tres de la tarde; y al parecer con todos los problemas que habían llevado a la suspensión de la maniobra de la mañana solucionados, se posicionaban todos los actores de esta historia para ejecutar la salida del artefacto flotante.

Coordinados como si se tratara de una de las infinitas maniobras que realizan a diario estos profesionales, finalmente el SANTISIMA TRINIDAD se movía por la dársena del muelle dos.

Con el SERTOSA DIECIOCHO tirando y el VEHINTE a popa manteniendo un cabo, el TRINIDAD dejaba la dársena de Guadiaro. En ese mismo instante (15:45) la fijación de proa del artefacto flotante se rompía, y el cable de remolque del SERTOSA quedaba libre. Debido a la inercia  que llevaba, el TRINIDAD libre a proa, se dirigía hacia el buque de crucero COSTA ATLANTICA que se encontraba atracado en el muelle norte de la estación marítima de levante. Gracias al cabo que mantenía a popa el VEHINTE se pudo evitar la colisión.

Santisima Trinidad 8-IV-2011 blog

Una vez frenado el movimiento del TRINIDAD, el VEHINTE sacaba al artefacto flotante a mar abierto. Tras un fallido intento por parte del SERTOSA de fijar nuevamente el cable de remolque (el SANTISIMA TRINIDAD no dispone de zonas para esto), el VEHINTE se hacía cargo de mantener el control del artefacto.

Tras salir los dos buques de crucero que se encontraban atracados en Málaga, sobre las 18:30 horas, Capitanía Marítima ordenaba que el SANTISIMA TRINIDAD regresara a puerto. Para realizar esta maniobra salía el VEHINTICUATRO que fijaba un cabo en la amura de estribor del TRINIDAD.

Muy lentamente, el artefacto flotante quedaba atracado en el muelle número 9 (atraque roro), finalizando la maniobra a las 20:30 horas.

Tras leer esto, creo que se podrían decir muchas cosas; y también, se podrían aplicar muchos calificativos al respecto de lo ocurrido.

Remolcar a un artefacto flotante como el SANTISIMA TRINIDAD (algo que durante años ha permanecido atracado sin el más mínimo mantenimiento) me parece algo  muy serio e incluso peligroso.  El que una deteriorada pieza metálica se rompa a las primeras de cambio, me hace pensar en que, tal vez, habría que haber revisado con más detenimiento determinadas cosas. Gracias a Dios (permítanme la expresión), el incidente ocurría dentro del puerto. ¿Qué hubiera ocurrido si esta rotura se hubiera producido tras un par de días de navegación?

En definitiva, una jornada esperpéntica que abre un abanico de futuribles posibilidades. ¿Cuánto tiempo estará el TRINIDAD en el muelle de contenedores? ¿Dejará el artefacto flotante Málaga?  ¿Lo veremos deteriorarse abandonado en aguas malagueñas?; en fin, una película (la segunda parte) que aun no tiene final.

Si desean ver más imágenes pueden hacerlo en

 Málaga Marítima

Además pueden también encontrar más sobre el tema en:

http://www.malagahoy.es/article/malaga/947293/salida/con/vuelta/atras.html

Una curiosa coincidencia

Juan Carlos Cilveti Puche | 18 de enero de 2011 a las 14:22

Hoy les hablaré de sobre curiosa coincidencia. Esta pasada semana (muy probablemente habrán leído la noticia o habrán visto las imágenes por televisión), una gabarra cisterna de 86,5 metros de eslora cargada con 2.400 toneladas de ácido sulfúrico, zozobraba mientras navegaba por las aguas del río Rhin. Sin conocerse aun las causas del accidente, el Waldhof, que así es como se llama este barco, literalmente se daba la vuelta para quedar (afortunadamente sin verter el ácido que transportaba), tumbado a flote sobre su costado de babor.

Con la noticia de este accidente como trasfondo, les diré que desde el pasado sábado 18 de diciembre, el puerto de nuestra ciudad, alberga a dos gabarras muy parecidas a la que hace unos días se accidentaba en aguas alemanas.

Denominados técnicamente como ‘Chemical/Products Tanker, Inland Waterways’ (cisterna para vías navegables interiores o aguas costeras), estos barcos, a los que más bien habría que llamar gabarras cisterna autopropulsadas, navegan por ríos y aguas cercanas a la costa transportando todo tipo de sustancias químicas.

Pero volviendo a las dos gabarras que se encuentran atracadas en nuestro puerto, les diré que la Energy y la Transport (estos son sus respectivos nombres), tras ser vendidas por sus antiguos armadores a un nuevo propietario, llegaban remolcadas a Málaga, en tránsito, procedentes de Rotterdam. Abarloadas la una a la otra en el muelle número cuatro, y ya con el remolcador que se las llevará, listo para iniciar su nuevo viaje; estas gabarras cisternas, a la espera de formalizar algunos inesperados trámites de última hora, aguardan el momento para salir remolcadas  con destino al puerto fluvial nigeriano de Warri.

Transport y Energy blog

Gabarras cisterna TRANSPORT y ENERGY atracadas en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (18 de Enero de 2011).

Como complemento a esta columna les dejo unas fotos del accidente del WALDHOF en el  Rhin.

barc04 blog

 

barco3 blog

 

barco6 blog

Fotos: Agencias (EFE, REUTERS y AFP)

Los dos remolcadores malagueños ya están en Egipto

Juan Carlos Cilveti Puche | 26 de agosto de 2010 a las 13:46

Hace unos días, les contaba la historia de los remolcadores DIHECISIETE y VEHINTIUNO, que tras cambiar de nombre y bandera en Málaga, salían con destino al puerto egipcio de Sokhna el pasado día 30 de Julio.

Ayer, el inspector de la compañía compradora de estos barcos, el cual,  ha supervisado toda esta operación, me remitía unas cuantas fotos del viaje de los remolcadores.

Aquí les dejo algunas.

r1blog

Los remolcadores, ya renombrados como RAMSES y AHMOSE saliendo del puerto de Málaga. 30 de Julio de 2010.

r2 blog

Imagen del viaje. El RAMSES remolcando al AHMOSE. 2 de Agosto de 2010.

Foto P&O Maritime Services.

r3blog

Tras su escala en Port Said, una instantánea del AHMOSE cruzando el Canal de Suez. 12 de Agosto de 2010.

Foto P&O Maritime Services.

r4blog

Los dos remolcadores atracados en Sokhna, su puerto de destino. 23 de Agosto de 2010.

Foto P&O Maritime Services.

r5blog

Primera maniobra del AHMOSE en el puerto egipcio de Sokhna. 23 de Agosto de 2010.

Foto P&O Maritime Services.

En la web de la Sucursal Española World Ship Society www.sewss.org podrán encontrar más datos. En el Foro hay una nota más detallada y en el apartado Publicaciones-Artículos-Reportajes, un reportaje fotográfico del viaje.

Fotos curiosas: REMOLCADO

Juan Carlos Cilveti Puche | 13 de marzo de 2010 a las 20:09

Hoy ha llegado a Málaga un buque averiado.

El Marschenland, que así es como se llama este barco de bandera belga, navegaba con destino al puerto de Málaga (procedente de Casablanca) para cargar dolomita.

Tras sufrir una avería en su máquina mientras viajaba con rumbo al puerto malagueño, y pedir auxilio, el buque llegaba hoy remolcado por un remolcador de Algeciras (el Sertosa Dieciocho).

La maniobra de entrada al puerto de Málaga la han realizado los remolcadores Diheciocho y Vehinte.

Aquí les dejo una foto curiosa.

Diheciocho y Vehinte remolcando al Marschenland

Diheciocho y Vehinte remolcando al Marschenland

También les dejo un enlace por si desean más información:

http://www.sewss.org/index.php?option=com_fireboard&Itemid=70&func=view&catid=2&id=183