Archivos para el tag ‘sirena’

Dos gemelos

Juan Carlos Cilveti Puche | 12 de noviembre de 2019 a las 11:10

Hace unos días, el puerto malagueño recibió a dos buques de cruceros gemelos. Adscritos a diferentes navieras y manteniendo una característica en común, hoy les contaré las historias de estos barcos; unas biografías que están muy relacionadas con Málaga.

Rebautizados en la actualidad como Sirena y Azamara Pursuit, estos hermanos que navegan para Oceania Cruises y Azamara Cruises, comenzaron respectivamente sus vidas en 1999 y 2001. Formando parte de un ambicioso proyecto auspiciado por la naviera Renaissance Cruises, estos barcos conformaron una serie de ocho que, luciendo su número de orden precedido por la inicial de la naviera se construyeron entre 1998 y 2001 en los astilleros franceses  Chantiers de l’Atlantique. Denominados como buques de la Clase R, estos gemelos fueron en su momento una verdadera revolución en la industria crucerística. Con 30.200 toneladas de registro bruto y 180 metros de eslora, los R podían albergar a un total de 684 pasajeros repartidos en 9 de las 11 cubiertas que tenían.

Destinados fundamentalmente al mercado norteamericano, Málaga se convirtió en un puerto de escala habitual y entre julio de 1998 y septiembre de 2001 los R. One, R. Two, R. Five, R. Six y R. Seven fueron unos asiduos del muelle número dos.

Tras la quiebra de Renaissance Cruises en 2001, estos ocho gemelos comenzaron a ser adquiridos por navieras que mantuvieron todos sus estándares de lujo; unas características comunes que se ha mantenido e incluso mejorado.

Pero regresando a nuestros protagonistas de hoy, les diré que ninguno ellos visitó Málaga luciendo sus denominaciones originales. El  Sirena, antiguo R. Four, sin  realizar escalas como Tahitian Princess, se estrenó en aguas malacitanas en 2015 como Ocean Princess, regresando con su  actual nombre un año después.

Con menos edad pero con más recorrido, el Azamara Pursuit, antiguo R. Eight, ha visitado el puerto malagueño como Minerva II, Royal Primcess y Adonia, todos los nombres que ha llevado desde que dejó de ser un R.

Dos barcos que coincidían hace unos en Málaga y que, a pesar de sus cambios, mantienen la esencia de haber sido unos buques revolucionarios en  la industria crucerística internacional.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAGemelos de la Clase R hace unos días en el puerto de Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 12 de noviembre de 2019.

Respetuosa consideración

Juan Carlos Cilveti Puche | 3 de agosto de 2010 a las 7:45

Aunque el uso de las sirenas en los barcos está específicamente reglamentado, en algunas ocasiones y bajo determinadas circunstancias, el que un buque “pite”, depende en gran medida del criterio de su capitán.

En ferries y buques de crucero, es bastante habitual que cuando el barco deja su atraque, el capitán ordene dar tres pitadas; algo tradicional en la mayoría de puertos del mundo y que podría entenderse como un saludo de despedida.

En el año 2002, en concreto entre los meses de julio y octubre, el buque de crucero Odysseus realizó una serie de escalas semanales en Málaga. Dentro de un itinerario crucerístico por el mediterráneo, cada martes, este viejo barco construido en 1962 por la Sociedad Española de Construcción Naval de Bilbao, atracaba a media tarde en nuestro puerto. Procedente de Motril, el Odysseus, que durante las 14 escalas que realizó simultaneó los muelles número dos y 3 A-2, tras unas horas en Málaga, a las doce de la noche continuaba su viaje con destino a Tánger.

Tras visitar el barco (no podía dejar pasar la oportunidad de conocer un buque de construcción española del año 62), conocí a su capitán, un joven marino griego con el que muy pronto, martes a martes, entablé una buena amistad.

Entre las muchas conversaciones que tuvimos (unas veces frente a algunas tapas en algún típico local malagueño y otras ante alguna especialidad griega a bordo de su barco), un día le pregunte el motivo por el cual no pitaba al dejar el puerto. Y aunque este capitán era partidario de este tipo de saludos, al salir a las doce de la noche, no consideraba adecuado hacer sonar su sirena estando atracado tan cerca de la ciudad. Sin duda alguna, una respetuosa consideración.

Odysseus blog

El Odysseus maniobrando en la dársena de Guadiaro.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (3 de Agosto de 2010).