La mar de Historias » tesoros

Archivos para el tag ‘tesoros’

El tesoro de 1954

Juan Carlos Cilveti Puche | 13 de octubre de 2015 a las 8:25

A principios del verano de 1954, en los corrillos portuarios malagueños se comenzó a hablar de que un tesoro llegaría al puerto. Sin más datos sobre el asunto, las elucubraciones se dispararon, y en los muelles malacitanos se comenzó a hablar de un descomunal cargamento de oro, plata e incluso piedras preciosas.

Y aunque el paso de los meses calmó mucho aquella expectación, en septiembre, la agencia consignataria Cabo Hermanos anunció la llegada de un buque inglés que procedente de Asia realizaría un descarga especial. Con aquella información regresaron los comentarios, y el tesoro esperado volvió a ser el centro de todas las charlas en el puerto.

Habiendo iniciado su viaje en Ceilán y teniendo como final de trayecto la localidad inglesa de Liverpool, el mercante de la compañía Harrison Line Factor, tras realizar una escala previa en Orán, atracaba en el muelle número dos el miércoles 13 octubre.

Completado el amarre, de la bodega de proa de este barco de 141 metros de eslora construido en 1948, se descargaron 15 misteriosas cajas que fueron subidas a dos camiones que esperaban a pié de muelle. Cumplimentados todos los trámites pertinentes y mientras el Factor cargaba algunos suministros, los camiones dejaron el recinto portuario malacitano con destino a Madrid.

Ejecutada la operativa, finalmente los curiosos portuarios malagueños pudieron saber cual era el tesoro que se había desembarcado. Aquellas 15 misteriosas cajas albergaban una serie de colmillos de elefante. Una muy especial mercancía procedente de la lejana y exótica tierra de los elefantes que nada tenía que ver con los cargamentos de oro, plata y piedras preciosas que habían imaginado los trabajadores del puerto.

Factor-02Mercante FACTOR que trajo a Málaga un cargamento de colmillos de elefante.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 13 de octubre de 2015.

Un barco sospechoso…

Juan Carlos Cilveti Puche | 26 de enero de 2011 a las 20:23

Estos barcos, generalmente suelen levantar sospechas, amén de provocar más de una animadversión. Les hablo de extraño CDT. FOURCAULT; un barco que según los “papeles” se dedica a la investigación (Search & Rescue Vessel), aunque en realidad, no es otra cosa que un  buscador de pecios y… ¿tesoros?

Antes de decirles más, le recomendaría que visitaran la web del barco: www.fourcault.be así se podrán hacer una idea de las múltiples actividades a las que se dedica.

La pasada semana fondeaba en la bahía de Málaga (en un lugar no permitido), el barco en cuestión; y las alarmas, comenzaron a sonar. Alertadas todas las autoridades que deben alertarse por la presencia de un barco como este, comenzaron las elucubraciones. La primera de ellas, hacía referencia a que el buque venía tras la pista del submarino C3; uno de los más famosos y apreciados pecios del litoral malagueño.

blog1

CDT. FOURCAULT fondeado frente a las costas de Málaga.

Con esta y otras elucubraciones sobre la mesa, el pasado sábado día 22, el barco entraba en el puerto de Málaga quedando atracado en el muelle Nº 2.

blog3

Atracado en el muelle Nº 2.

Y aunque ya lo había fotografiado desde la mar, me fui a verlo de cerca. Lo que había visto desde lejos me sorprendió aun más en la corta distancia. Sin ser un buque militar, su color gris naval fue lo que primero que me llamó la atención. También me sorprendió la gran cantidad de medios auxiliares que se podían ver a bordo: lanchas planeadoras, lanchas semirígidas,  zodiacs, motos de agua; y por supuesto, su helicóptero.

blog2

Pero sin duda alguna, lo que más me llamó la atención fue su popa. Bajo el mástil popel que lucía la bandera de Panamá se podía leer la matrícula de Amberes (Antwerpen). Verdaderamente sorprendente. Bandera panameña y puerto de registro belga; todo un reto geográfico.

blog4

blog4 2

Detalle de la popa: bandera de Panamá y matrícula (sin pintar) de Antwerpen.

Si se fijan los aros salvavidas también reseñan Antwerpen (Amberes).

Ante esta irregularidad, creo que sobran mayores comentarios. Tras esto y tras ver los dos dobermans que vigilaban la escala de acceso al buque, hice mutis por el foro.

En definitiva; un barco sospechoso, y mucho…

Por cierto, hoy miércoles día 26,  sobre las tres de la tarde, el barco dejaba el puerto de Málaga. A estas horas anda camino del Estrecho.

Una aclaración más:

Si el buque estuviera en trámites de cambio de bandera (pudiera ser), lo normal hubiera sido esperar a tener todos los papeles referidos al cambio y entonces, pintar popa y aros. No es nada lógico que si está tramitando el abanderamiento en Panamá, lleve la bandera y lo demás no.

 Esto huele mal.