La mar de Historias » Vapor de rurdas

Archivos para el tag ‘Vapor de rurdas’

El vapor CID (II)

Juan Carlos Cilveti Puche | 16 de febrero de 2021 a las 9:40

Retomando la historia del vapor Cid que les conté en mi anterior columna, hoy les narraré como este buque, que durante 15 años visitó mensualmente Málaga en una línea regular con pasaje y carga, durante unos meses entre 1859 y 1860 se convirtió en un barco hospital.

Iniciada la denominada Primera Guerra de Marruecos, el gobierno español alquiló algunos barcos para transportar a las tropas heridas; siendo el Cid el primero que se habilitó para tal efecto. Con la ventaja de ser un vapor de ruedas laterales, algo que en teoría le daba una mayor estabilidad a la hora de navegar con soldados maltrechos, este buque reformó sus bodegas para convertirlas en salas de hospitalización. Sin que se sepa el número fijo de heridos que podía embarcar, en el Cid se colocaron una serie de literas, de dos alturas, para los heridos. Equipada cada cama con un cabecero, un colchón, dos sábanas, dos mantas y un arcón para cada soldado, este barco convertido hospital que disponía de un amplio botiquín y llevaba uno o dos médicos, cinco practicantes, un farmacéutico y varios enfermeros, se estrenó en la evacuación de tropas el 27 de noviembre de 1859 cuando trajo a Málaga a 160 heridos. Después tener que lidiar en esta primera singladura con un caso de cólera, probablemente este contagio fue el que desencadenó la epidemia malagueña de esta enfermedad acaecida a principios de 1860, el Cid, tras aquel estreno cumplimento seis viajes documentados al puerto de Málaga; unas navegaciones que finalizaban el 20 de enero de 1860 cuando procedente de Tetuán desembarcó a 157 militares.

Con la circunstancia de que este vapor, debido a la posición de sus ruedas laterales no podía atracar y tenía que fondear en alguna de las dársenas del puerto, los desembarcos de los heridos debían que hacerse con una grúa a una barcaza; unas maniobras que ralentizaban mucho las llegadas a tierra.

Tras una última entrada malagueñas como buque hospital; en aquella ocasión, el 19 de abril de 1860 carboneó y siguió viaje hacia Barcelona con algunos heridos, el Cid, una semana más tarde se reincorporaba a sus trabajos en línea y, como había hecho desde el inicio de su carrera regresó a Málaga con pasaje y carga.

Lord-Elgin-4-770x472Vapor de ruedas.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 16 de febrero de 2021.

El vapor CID (I)

Juan Carlos Cilveti Puche | 9 de febrero de 2021 a las 9:32

Hoy les contaré la biografía de un barco histórico; un muy desconocido buque que durante toda su vida de mar mantuvo una estrecha relación con el puerto de Málaga. Construido en los astilleros de Mahón en 1848, el vapor Cid, adscrito a la Sociedad de Navegación e Industria, fue botado el 27 de agosto de ese mismo año, entrando en servicio en enero de 1849. Gemelo de un hermano mayor llamado Nuevo Balear, el Cid era un vapor de ruedas laterales; el segundo que se construía en España para realizar navegaciones de cabotaje. Sin demasiados datos sobre él, este buque de 56 metros de eslora y 8 de manga estaba construido en roble italiano con un forro en su casco de cobre. Desplazando 118 toneladas, el Cid, que podía transportar pasaje y tenía una capacidad para 118 toneladas de carga, tras viajar desde Mahón a Barcelona donde se le instaló la máquina de vapor de 130 caballos que lo propulsaba, comenzó su vida de mar en una línea comercial entre Marsella, Barcelona y Cádiz. Realizando dentro de esta ruta escalas fijas en: Ciotat (una localidad cercana a Marsella), Valencia, Alicante, Cartagena, Almería, Málaga y Algeciras, además de paradas no regladas y según necesidades en: Civitavecchia, Génova, Nápoles y Gibraltar, el vapor Cid comenzó a anunciarse en la prensa malacitana en enero de 1849, fecha en la que comenzó sus navegaciones. Reseñadas dos llegadas fijas al mes, una procedente de Almería y otra desde Algeciras o Gibraltar con tan sólo siete días de diferencia, la primera escala que aparece en una lista de buques entrados en el puerto de Málaga corresponde al martes 10 de abril de 1849. Desde aquella fecha, las entradas malagueñas del Cid se hicieron habituales hasta el 30 de julio de 1863, día en el que procedente de Algeciras, este vapor realizaba su última escala en aguas malacitanas.

Tras 15 de años de vida, este vapor, que no encontró un comprador tras ponerse a la venta, muy probablemente fue desguazado. Una histórica y muy desconocida biografía que les ampliaré próximamente cuando les cuente cómo el Cid, reconvertido durante algunos meses entre 1859 y 1860 en un barco hospital, trajo al puerto malacitano a militares heridos procedentes de África.

France-Spain_Portugal_Steamer-LebretonVapor de ruedas similar al CID.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 9 de febrero de 2021.