La mar de Historias » vertido

Archivos para el tag ‘vertido’

Primer aniversario

Juan Carlos Cilveti Puche | 18 de agosto de 2020 a las 10:48

Este año, de no estar inmersos en la crisis del coronavirus, la Feria malagueña habría tenido la peor cifra crucerística de su historia. Si se hubieran cumplido las previsiones, entre los días 15 y 22 de agosto sólo un buque de turistas habría escalado en aguas malacitanas; un hecho que ratifica el escaso interés que las navieras dedicadas a este negocio tienen por las fiestas veraniegas malacitana.

Pero dejando a un lado esta circunstancia, hoy les contaré qué es lo que se coció en las aguas del puerto malagueño durante la Feria de 2019. Comenzando con el tráfico turístico, el año pasado, entre las jornadas del 14 al 24 de agosto atracaron seis buques de crucero; una cifra que constituyó la segunda mejor en la última década. Ante estos números, lo que más destacó en lo que hace referencia a los tráficos, fue el movimiento de portacontenedores que, durante esos días de fiesta, reflejó nueve escalas cumplimentadas por ocho barcos diferentes. Atendiendo al tránsito de mercancías, el puerto malacitano gestionó nueve atraques: cuatro de mercantes con graneles, dos de cocheros y tres escalas del buque de carga rodada Festivo.

En lo referente a las líneas regulares, Baleària mantuvo su ruta diaria con el ferry Sicilia, mientras que Trasmediterránea, además de los viajes con el Ciudad Autónoma Melilla que hizo un doblete en una jornada, añadió un refuerzo con el catamarán rápido Champion Jet 1.

Esbozados estos movimientos; unos tráficos nada influenciados por los días de fiesta salvo por el doblete del Melillero y el refuerzo del catamarán rápido, lo más destacado en aquellas jornadas festivas fue el escape de combustible que realizó el ferry Sicilia.

En la noche del jueves 15 de agosto, atracado en el muelle 3-A3, el buque de Baleària vertía a las aguas portuarias 9.000 litros de gasoil. Activados los protocolos anticontaminación, aquel escape que fue atacado desde el minuto cero fue controlado en pocas horas; quedando resuelto el problema en algo menos de 48 horas.

Un suceso del que se cumple ahora un año y qué sin duda alguna, olvidándonos de los cruceros o los portacontenedores, constituyó lo más destacado durante los días de Feria de 2019 en el puerto malacitano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERABarreras anticontaminación en el puerto de Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 18 de agosto de 2020.

Llegar antes, gastar poco y ganar lo máximo posible

Juan Carlos Cilveti Puche | 7 de abril de 2010 a las 16:10

EXPERTOS INTENTAN EVITAR QUE EL BUQUE ENCALLADO CAUSE UN DESASTR

Con el drama del Shen Neng 1 ya en escena, y con el daño ecológico-medioambiental ya en marcha; quizás, la pregunta o reflexión  que ahora toca hacerse, es, ¿por qué ocurrió lo que ocurrió?

Tras leer muchas de las notas que hasta la fecha se han publicado, y discriminar algunas informaciones que no parecen demasiado rigurosas, la historia queda así:

Buque que sale del puerto australiano de Gladstone con destino a un puerto de China llevando 65.000 toneladas de carbón. Sus tanques de combustible almacenan 975 Tm. de carburante.

Dejando las habituales vías de navegación comercial de la zona, el barco se desvía 15 millas de la ruta que debería haber tomado y encalla en la noche del sábado día tres de Abril. Lo hace en una zona de la  gran barrera de coral australiana del Pacífico Sur. El accidente se produce en un área con fondos mixtos de tierra y coral a 70 kilómetros al este de la ciudad de Great Keppel Island, en la costa del estado australiano de Queensland.

Tras el accidente, el buque empieza a tener pérdidas de combustible; pérdidas que provocan una mancha que comienza a dañar (contaminar) la zona.

Con todo esto, y con el añadido, según las últimas informaciones, de que las tareas  de rescate y lucha contra la contaminación podrían retrasarse de 24 a 48 horas (por las condiciones del tiempo), el barco sigue vertiendo combustible, amén de que existe un cierto riesgo de que el buque sufra alguna rotura estructural. En unos primeros momentos, se habló del peligro de que el barco se pudiera partir; aunque, parece ser que esta hipótesis, por el momento, no es del todo cierta.

Ante esta situación, y mientras los equipos de rescate y limpieza se coordinan para ver cómo actuar, y los portavoces de diversas asociaciones ecológicas avisan de lo grave de esta situación, el Shen Neng 1 sigue encallado en un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad (Unesco 1.981).

Gran_barrera_de_coral blog

Y ahora viene la pregunta:

¿Cómo ha podido ocurrir esto?

Si necesidad de ser un entendido en la materia, cualquiera que lea lo anteriormente expuesto, notará que hay algo que llama poderosamente la atención.

¿Cómo un barco se desvía tanto de una ruta comercial más o menos establecida?

La respuesta está muy clara. Un desvío de esta magnitud (15 millas que son algo más de 24 kilómetros) sólo puede deberse a motivos de “celeridad”; me explico.

Aunque los ecologistas australianos llevan años anunciando que la gran barrera de coral se convertirá en una autopista para el tráfico de carbón entre Australia y China; estos avisos  parece que no han calado lo suficiente en las autoridades que deben controlar el tráfico marítimo de la zona. Con deficiencias notables en lo que significa esta coordinación (y eso que hay radiobalizas, faros y prácticos que operan en determinadas zonas), el tráfico no termina de estar regulado.

Y aunque hay varias rutas comerciales de navegación; rutas que evitan pasar demasiado cerca de esta zona, la posibilidad de buscar otras vías para llegar más rápido existe.

Ante esta permisividad, y ante la posibilidad de ahorrar tiempo, determinados armadores intentan reducir gastos y aumentar ganancias navegando por áreas por las que debería estar totalmente prohibido circular.

Un lema tan viejo como la historia de la navegación: Llegar antes, gastar poco y ganar lo máximo posible,  que en determinadas ocasiones provoca accidentes como el de este Bulk Carrier de bandera china.   

 

Para los amantes de los datos, aquí les dejo la ficha del Shen Neng 1:

Año de construcción: 1.993.

Astilleros (El buque se construyó en dos astilleros diferentes):

Sanoyas Hishino Meisho Corp. Kurashiki, Japón. Casco.

Sumitomo Heavy Industries Ltd. Oppama, Japón.

Bandera: China.

Armador registrado: Shenzhen Energy Transport.

Registro bruto: 36.575 TRB.

Eslora: 225 m.

Manga: 32,300 m.

Calado: 13,291 m.

Anteriores nombres: Bestor (1993. Bandera de Liberia), Bestore (1993. Bandera de Isla de Man), Shen Neng 1 (2007. Bandera de China)

Tripulación: 23