La Noria » Archivo » Gaesco 3, Urbanismo 0

Gaesco 3, Urbanismo 0

Carlos Mármol | 25 de noviembre de 2010 a las 5:24

No hace falta ser marxista, con perdón, para entender el urbanismo en términos económicos. De plusvalía. Los promotores utilizan hace tiempo esta terminología. Tampoco es necesario ser un jurista especializado en las difíciles aguas del derecho urbanístico –en Andalucía el corpus legal abarca 91 normas distintas– para entender el acuerdo que ayer rubricaron, en el foro de la reunión anual de los constructores españoles, el Ayuntamiento y la patronal del sector, Gaesco.

Digámoslo en términos financieros: lo de ayer es un reconocimiento de deuda. Luego habrá que pagar. ¿Qué débito? El que el Ayuntamiento tiene con los promotores después de haber desviado a los proyectos estrella del alcalde todos los recursos que éstos pusieron para cohesionar la Sevilla de los próximos 15 años. No es raro que la Gerencia no diera el texto. Ni tampoco que intentase camuflarlo bajo el paraguas del Plan Impulsa. Se quería decir el qué. No el cómo. Gato encerrado.

Para los promotores el convenio es un éxito: confirma la mayor (el dinero que pagaron era para sus suelos, no para toda la ciudad), algo que estaba en discusión; tienen un escrito oficial que sostiene que no tendrán que poner más dinero y no evita la reclamación judicial de aquellas empresas que quieran judicializar el conflicto. El negociador de cámara, tan hábil como casi siempre, habló hasta envolver a su paisano. Las circunstancias ayudaban: determinados promotores habían advertido al entorno del alcalde –por cierto, ¿quién decidió desviar el dinero del PGOU?– que no habría denuncias, sino “querellas por estafa”. En la Alcaldía la idea de padecer otro frente judicial –con Mercasevilla en activo– daba pavor. Había que hacer algo. Y se ha hecho: un convenio que es la certificación de una culpa.

Algo, por otro lado, tan cristiano como la espada del rey San Fernando. El problema será para el sucesor. ¿Qué más da? Pagamos todos.

Los comentarios están cerrados.