La camiseta de Callejón y el ridículo Comité de Competición

Jesús Ollero | 24 de septiembre de 2010 a las 17:59

Vamos a obviar el hecho de que en nuestro país hay una cadena que monta un reportaje a mayor gloria de su producto estrella y se permite el lujo de comparar a una polemista malhablado y de enorme tirón popular con Eva Perón y Lady Di. Obviar esto es muy importante, porque en caso contrario no merece la pena perder el tiempo en criticar a los comités que sancionan estupideces.

Lo de José Callejón es de traca. Vale que está tipificado que no se pueden enseñar camisetas, quitarse la propia y hacer cosas raras durante el partido. Pero entre quitarse la camiseta como hizo Iniesta con ese gol con el que siempre soñaremos y lo que hizo Callejón hay una diferencia: que los árbitros españoles a veces se comportan como seres ridículos y que están amparados en los ridiculísimos comités.

Esto es lo que consignó el colegiado Teixeira Vitienes sobre la celebración de Callejón al marcarle al Almería el pasado fin de semana: “El Jugador Nº 8, D. José María Callejón Bueno, del R.C.D Espanyol de Barcelona, en la celebración del gol conseguido por su equipo, se levantó levemente la camiseta mostrando una camiseta debajo de ésta con una rostro serigrafiado no identificado”.

El Comité de Competición, el invento más desastroso que recuerdo, ha acordado sancionar a Callejón con una multa de entre 2.000 y 3.000 euros por enseñar ligeramente una camiseta cuyo contenido no ve el árbitro. Amarilla y multa. ¿Amarilla? Pues no, el árbitro no le enseñó la amarilla. Se la otorga directamente Competición. ¿Alguien entiende algo? Da igual que sea Dani Jarque, fallecido en agosto de 2009 siendo capitán del Espanyol. “Creo que hay que tener sensibilidad y coherencia” dice el estupefacto multado. Mucho le pide a semejante organismo. Ya sobra que el árbitro haga constar algo de lo que no tiene certeza, pero la sanción a posteriori de Competición es de un ridículo espectacular.

Los comentarios están cerrados.