Archivos para el tag ‘Gurpegui’

El día que Guardiola dijo basta

Jesús Ollero | 20 de septiembre de 2010 a las 12:54

La performance de Guardiola tras el Atlético-Barcelona me ha provocado náuseas. No por lo que ha dicho, sino por las reacciones que ha tenido. Escuchar a la prensa madrileña, en particular a algún as de nombre compuesto, a otro con nombre de galletas o a un tercero que dice que da balonazos que dejan marca, te conduce sin reparos a cierta repugnancia. Estoy de acuerdo en todo lo que ha dicho Guardiola, un tipo que no me resulta simpático porque siempre he pensado que sus indiscutibles virtudes tácticas esconden a un pésimo perdedor y a un deficiente fichador. O sea, que es un entrenador y punto, no lo que desde Barcelona se pretende vender. Pero estoy de acuerdo en todo con él. Incluso en sus tiritos. Ya está bien y ya veremos si la prensa capitalina tiene lo que debería tener para realizar idénticas insinuaciones a mi admirado Mourinho. Traigo un tweet de JJ Santos (otro que tampoco es santo de mi devoción): “Cada vez soy más de Guardiola. Cuanto más sutil e irónico se muestra en las ruedas de prensa, más zoquetes y torpes se manifiestan sus enemigos”. ¡Claro!

“Hemos jugado de escándalo”, dijo Guardiola con una pose evidente. Por supuesto. Quien lo dude no sabe nada de esto. El Calderón es el único campo que se le resistía a Guardiola. Encima venía tras la cagada con el Hércules y contra un equipo que salvo el resbalón en Grecia está muy al alza. Y para colmo se exhibe de cabo a rabo, en Madrid, y se cruza con toda esa caterva que le desprecia, seguramente y como apunta el autor de Football Vintage, Borja Pardo, porque se expresa mucho mejor que la mayoría de ellos. ¿Por qué iba a dejar pasar la oportunidad de sacar pecho y darle una palmadita condescendiente a quienes aguardan como lobos cualquier detalle para atacarle y restarle méritos?

Plantearse que el Barcelona no hace el mejor fútbol que jamás hayan visto los ojos de todo aquel que no pudiera disfrutar del Brasil del 70 desliza una ignorancia descalificante. Va a resultar que el Barcelona ha ganado todo lo que ha ganado por la estupidez esa del Villarato (¡por dios, qué nivel!). “Sí, Villarato, hemos debido ganar por el árbitro, no preocuparos […] Estoy tan lejos… Puede ser que haya penalti, pero de verdad que ya lo asumimos. No preocuparos, nos beneficia todo el mundo. Si así estáis más tranquilos, quedáos tranquilos”.

Hace dos semanas, después de caer lesionado, Mourinho dijo tener “miedo a que le den una ostia” a Cristiano Ronaldo. Guardiola lanzó un recado a los periodistas (y a todos en general) para que tengan cuidado sobre lo que dicen, piden y exclaman. Ayer, con la salvaje entrada, tobillera, innecesaria y nauseabunda, de Ujfalusi a Messi, Guardiola pidió que se dejen de emplear frases como “a Messi hay que pararle por lo civil o por lo criminal”. “Ustedes han visto también, y ustedes que escriben artículos, tienen una responsabilidad sobre los comportamientos con sus insinuaciones”. Guardiola destacó que jugando “con esta agresividad” el Atlético puede optar a todo. “Con esto no quiero decir que el Atlético haya sido violento”. Messi estará dos semanas de baja: “Messi es el jugador menos tramposo, no se tira, sólo intenta jugar bien y que lo hagan los demás. Los árbitros no tienen que proteger a Cristiano o a Messi, sino a todo el mundo”.

En fin, ver la bilis que destilan algunos periodistas sólo hace que le dé más la razón a Guardiola. Aquí, en el sur, también hemos padecido a implacables analistas que han llegado a llamar portero de discoteca a Pablo Alfaro y que han lanzado campañas para que Javi Navarro no fuera internacional. Y cadenas televisivas que sólo ofrecían imágenes de equipos andaluces (lo hacían en particular con el Sevilla) cuando algún defensa llegaba tarde con la mala suerte de hacerle daño a una superestrella. Esto es lo que se viene a decir en Madrid sobre Ujfalusi, de quien no cuestionamos su nobleza, salvo porque quienes ahora le defienden son los mismos que dudaban de las intenciones de los anteriormente citados.

Aprovecho para recuperar la entrada de Gurpegui al Kun Agüero hace una semana en San Mamés. Más o menos del mismo porte. De momento, las tres entradas tobilleras mencionadas se han saldado con lesiones menores: de la semana de Agüero a los diez días de Cristiano Ronaldo hasta llegar a los previsto quince días para Messi. Pero en una de estas la cosa se pondrá mucho más fea