Archivos para el tag ‘Pastore’

¿El segundo ‘esplendor’ parisino?

Antonio Galiano | 12 de enero de 2012 a las 1:14

Y el renacimiento llegó también a París, en forma de petrodólares. Al igual que hiciera en Manchester o Málaga, el dinero de Oriente Medio ha desembarcado en Europa en busca de un club al que empezar a comprarle gloria. Y esta vez le tocó al París Saint Germain, que ha comenzado a resurgir poquito a poco, pero ha acabado por animarse.

Este verano sorprendió haciéndose por 43 millones de euros con los servicios de uno de los jugadores más cotizados del mercado, el por entonces futbolista argentino del Palermo Javier Pastore, pretendido entre otros por el Real Madrid y el Barcelona. A éste le siguieron jugadores de rango menor como Momo Sissoko, conocido en el fútbol español por haber militado en el Valencia, o el central uruguayo Diego Lugano -perro viejo donde los haya-, hasta completar un desembolso de 85 millones. Pero ahora parece que a los dueños cataríes del club regente del Parque de los Príncipes les ha terminado de subir la fiebre.

La Navidad ha servido a los dirigentes del equipo para revolucionar el club y animar el mercado de fichajes a nivel europeo. Primero, pese a ir primeros en la Ligue 1 -que no ganan desde 1994-, destituyeron a su entrenador, Antoine Kombuarepara suplirlo con uno de los técnicos de más caché de Europa, el ex del Chelsea y campeón de la Liga de Campeones con el Milán, Carlo Ancelotti, que ha llegado al club de la mano de su predecesor en el banquillo rossonero, Leonardo, ahora director deportivo del PSG.

Con la llegada del italiano a París se ha desatado una amalgama de rumores que amenazan con convertir al equipo parisino en otro pudiente al estilo Chelsea, City o el propio Málaga. Uno de los que ha sonado con más fuerza ha sido el nombre de David Beckam, que, con 36 años, acababa contrato con Los Ángeles Galaxy. Finalmente, el inglés ha descartado su fichaje por “razones familiares”. A este le han seguido ofertas al madridista Kaká, Pato, Carlos Tévez -apartado del equipo en el City y pretendido por el Milán-, el japonés Honda, Luis Suárez, Maicon, Gallas, Taiwo etc… Una cascada de rumores sobre estrellas sin concretar que parece un suculento aperitivo de cara al verano, aunque también hay sitio para jugadores ya de vuelta como el ya ex barcelonista Maxwell, que buscará en París los minutos de los que no disfrutaba en el equipo de Pep Guardiola.

Pese al recelo que despierta ya la práctica habitual de algunos jeques de convertir a un equipo y su afición en su juguete favorito, es bonito que se recupere para el fútbol europeo a un equipo que, aunque algo sobrevalorado, llegó a disfrutar de una relativo puesto y cariño en Europa en la década de los noventa, en la que consiguió armar un equipo que llegó a hacer con una Recopa europea en 1996.

¿Quién no recuerda en España a aquella bestia negra del Real Madrid que lo dejaba fuera en la competición en la que se lo encontrara? Con esa bestia de calidad que se dio a conocer al mundo desde París para recalar en el Milán y convertirse allí en Balón de Oro y uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol africano, George Weah; un zurdo de técnica exquisita que servía los balones al liberiano que acabó campando por el Newcastle y siendo imagen de los productos capilares de L’Oreal, David Ginola; el brasileño Rai, hermano del recientemente fallecido Sócrates y un 10 que logró ser campeón del mundo con Brasil, aunque el conservador Carlos Alberto Parreira no le diera mucha bola en Estados Unidos; o con Bernard Lama, un portero internacional de pantalón largo negro que lo paraba todo cuando se encontraba con el Real Madrid y que llegó a dar positivo por marihuana en 1997, lo que le costó la salida del club.

Después de éstos, algunas copas de Francia y una deriva de campeonatos en Liga con algún coqueteo con el descenso y sólo amenizada durante alguna temporada por un joven Ronaldinho, que pasó por allí antes de coronarse y abdicar como rey del fútbol en el Barcelona de Frank Rijkard -imprescindible el Informe Robinson sobre él-. Básicamente, los cuatro jugadores nombrados anteriormente pusieron al equipo de moda en Europa y sembraron un falso halo de clásico contemporáneo en los niños de la generación de los 80. Una generación ya más crecidita que podría ver ahora el autentico esplendor parisino de la mano catarí.