Pepe es así

Francisco Merino | 5 de mayo de 2011 a las 9:41

CORDOBA C.

A Pepe Díaz le ocurre que se emplea con la misma vehemencia tanto dentro del campo como fuera de él. En el rectángulo verde no deja una gota de sudor por derramar si cree que debe hacerlo. Ante los micrófonos no deja una palabra por decir si siente que eso es lo que le pide el cuerpo. Corre tantos kilómetros por partido que parecen demasiados. Y habla tanto -porque le preguntan, ojo- que parece que le sobran declaraciones. Las últimas, a propósito del partido ante el Betis, sonaron especialmente duras porque, para qué engañarnos, salieron de la boca de uno de los nuestros. Pepe Díaz vino a decir, con cierta dosis de amargura, que El Arcángel será más verdiblanco que blanquiverde el domingo y que esta temporada su equipo “se encuentra más cómodo fuera que dentro”, aunque dejó claro un matiz: “Personalmente, ojalá jugara los 40 partidos en mi campo”.

Así lo percibe alguien que está dentro y que lo cuenta exactamente como lo vive. Dando la cara y enseñando todo: lo que le gusta y lo que no. Pepe es así. Seguramente le resultaría más sencillo no abrir la boca. O soltar cuatro tonterías para salir del paso. O escoger a algún amiguete que le haga de portavoz y le retrate siempre favorecido. Pero entonces Pepe Díaz sería otro. Cuando contó ante los periodistas sus impresiones sobre el próximo partido ante el líder de Segunda lo hizo a tumba abierta: hablaron a la vez el Pepe futbolista abnegado, el Pepe cordobés frustrado y el Pepe cordobesista dolido. Algunos no le entendieron o no le quisieron entender. Y a Pepe Díaz le cayeron unos cuantos palos porque en este mundo traidor hay verdaderos especialistas en hacerse los ofendidos cuando les interesa. El de Almodóvar utilizó la web oficial del club para aclarar que nunca quiso ir en contra de la afición del Córdoba. ¿Como iba a hacerlo? Él es uno más de ellos. Sólo expresó su dolor, que es el mismo que sienten otros por el mismo motivo. 

Por cierto, miren ustedes las gradas el próximo domingo. A ver a quién anima el personal. Y acuérdense, si les apetece, de lo que dijo Pepe Díaz. Él estará entonces corriendo sobre el campo, como siempre, tratando con mejor o peor fortuna de que el mejor equipo de la categoría no consiga demostrarlo en El Arcángel.

Los comentarios están cerrados.