Fede Vico, el que viene

Francisco Merino | 18 de enero de 2012 a las 20:06

cor-girona

Ha sido declarado especie protegida. El Córdoba arropa a uno de sus talentos emergentes con ese celo que se pone cuando se es consciente de que ahí, en ese chaval que aún es menor de edad, se esconde la llave del futuro. Fede Vico ha salido a jugar unos cuantos ratos últimamente y su impacto ha resultado inmediato. Está con ganas de comerse el mundo. Se le notó en el memorable duelo copero ante el Espanyol, cuando ingresó en la cancha supliendo al portugués Taira. También dejó su sello en Cornellá El Prat y en La Condomina, donde cubrió las plazas de Quero y López Silva con el pleito ya en marcha. Siempre saliendo desde el banquillo, Vico contribuyó a que el equipo mejorará sus prestaciones -repasen marcadores, recuerden sensaciones- y tomó parte en acciones determinantes. Está más hecho. Es más valiente que osado, más solidario que individualista. Mejor, en suma.

El mediocampista internacional ha ido puliendo su estilo y añadiendo nuevas facetas a sus cualidades innatas. El verano pasado, el Córdoba apostó por él cuando los pretendientes se agolpaban a la puerta. Real Madrid, Valencia, Betis, Sevilla, Manchester City… El revuelo fue considerable en torno a este zurdo del que todo el mundo hablaba. Aún más cuando se convirtió, con 16 años y 203 días, en el segundo debutante más joven de la historia  del club –sólo 9 días mayor que Carlos Alias, que lo hizo 39 años antes– y el Córdoba logró atarle por cinco temporadas. Y todavía no ha cumplido los 18 años. La visión de la foto de Hervás con Del Nido ha marcado el inicio de la cuenta atrás para el adiós del fino mediocentro. A partir de ahora, por razones tanto futbolísticas como sentimentales, habrá muchos ojos puestos en Fede Vico.

Los comentarios están cerrados.