De interés general

Francisco Merino | 17 de mayo de 2012 a las 18:30

Benditos sean el aluvión de partidos que se avecinan, la escenificación de la salida del concurso de acreedores y esa semana de Feria que decreta el estado de felicidad -haya o no motivos, qué más da- para una ciudad que asiste atónita al espectáculo nunca visto -desde los tiempos de Franco- de un equipo que lucha por el ascenso a Primera División. Benditos sean porque llenarán la agenda de actos y evitarán esos farragosos tiempos muertos en los que al personal le puede dar por reflexionar, algo estupendo y esencial para conducirse por la vida pero, a menudo, ingrato y hasta peligroso si hablamos de fútbol. Ahí es mejor abonarse al pensamiento único y a la realidad patrocinada, señalando despectivamente al que piensa -equivocadamente o no- de modo distinto. A lo que vamos. El Córdoba ganó en el Colombino de Huelva por 0-1, un resultado muy bonito cuando se trata de dar la imagen de formación seria y eficiente, capaz de preservar la integridad de su portería y sacar el máximo partido de las ocasiones que crea o que se le presentan, que las dos sirven. Este juego va de ganar. De sumar más puntos que el resto. Los debates sobre la estética dan mucho juego en los primeros meses, pero a estas alturas sobran.

El 0-1 ante el Recre supo a gloria a los aficionados, que se preparan para una semana de mayo trascendental: dos partidos en El Arcángel, ante Cartagena y Murcia, pueden sellar el billete para las eliminatorias de ascenso. Antes habrá que comparecer en Gerona, un recinto tan complicado como cualquiera en estas jornadas finales, propicias para que se produzcan resultados de lo más rarito. Lo mejor que tiene el Córdoba es que depende de sí mismo, un privilegio que debe defender hasta las últimas consecuencias. Puede hacerlo. El equipo siente el desgaste, es normal y lógico, pero es ahora cuando debe encontrar un suplemento de energía en su entorno. El entusiasmo se palpa en los círculos futbolísticos -el mundo peñístico, los medios de comunicación…- como no se veía desde hace muchísimo tiempo. Quien quiera ver francotiradores apostados alrededor de El Arcángel, un resurgir de aquellos profetas del desastre que esperaban la desgracia blanquiverde para soltar el clásico “ya lo decía yo…”, es muy libre de hacerlo. Pero, perdónenme, me parece una postura errada. Ahora no. Es mucho lo que está en juego. El ascenso del Córdoba a Primera es un asunto de interés general. El curso 2011-12, el de la crisis a gran escala, ha servido para construir un milagro. Lo habitual por estas fechas era padecer angustias por ganar como fuera para que todo acabara. Ahora se lucha para alargar la competición hasta el límite. Hay nervios en el ambiente, claro que los hay. En todo el mundo. Lo que antes les ocurría a los demás está pasando aquí. Habrá que aguantar toneladas de tensión, zancadillas y travesuras de despacho. Hay muchos intereses en juego. El Córdoba tendrá que dar respuesta en variados terrenos, desde el césped a la moqueta. Pero mientras el momento cumbre llega, disfrutemos del camino teniendo claro, si es posible, que el rival es el que se sitúa en frente y no el que tenemos al lado.   

 

Las notas de la jornada 38

Francisco Merino | 17 de mayo de 2012 a las 17:55

pepediaz contento

Sobresaliente: Pepe Díaz

Después de su despliegue de raza y eficiencia en El Collao, el de Almodóvar se ganó la titularidad en El Arcángel y honró la camiseta blanquiverde con uno de sus partidos más emotivos frente al Nàstic. Volvió a marcar, contagió con su pasión al resto y se ganó el respeto de la grada una vez más. Un futbolista necesario en el Córdoba.

.

Notable: López Garai

Lee el fútbol con naturalidad y no se le ve hacer ningún gesto innecesario. Su valor está más allá de las intervenciones con la pelota. Apoya a los centrales si es menester, distribuye con criterio y refuerza el valor de los compañeros. Que le pregunten a Taira. 

.

Aprobado: Afonso Taira

El joven portugués debutó como titular en la Liga y tuvo un desempeño más que decoroso. Le ayudó bastante el experto López Garai, cuya atención al aspecto defensivo permitió al luso filtrar su talento con algunas acciones de excelente técnica. Tiene mucho camino por delante.

.

Suspenso: Carlos Arias

El meta sudamericano ofreció otro capítulo desgraciado. Definitivamente, su retorno no ha sido lucido. Encajó dos goles en casa, que sumados a los tres de la jornada anterior, afean su buena estadística anterior. Pudo hacer bastante más en los tantos del Nástic.

.

YA TE DIGO…

Por nuestro afán de seguir adelante nos hacen goles y metemos al rival en un partido en el que no habían hecho nada. Hay que ser más maduros en ese aspecto”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras la victoria ante el Nàstic (4-2).

.

Las notas de la jornada 37

Francisco Merino | 7 de mayo de 2012 a las 16:31

_MG_1837.jpg

Sobresaliente: Pepe Díaz

Su actuación en El Collao fue excelente, un prodigio de productividad para el equipo. Salió al campo en el minuto 77 y el primer balón que tocó fue para firmar un golazo de falta, que recibió cuando forcejeaba en carrera con Pina, que fue expulsado. Colocó el partido con 3-2 y el adversario en inferioridad. Luego resolvió con maestría, cuando el Córdoba lo pasaba mal después de la absurda expulsión que se ganó Tena, en la acción que significó el empate. Con su coraje y entusiasmo contagió a un equipo que después del 3-1 estaba medio muerto. Se ha ganado un puesto de titular.

.

Notable: Juan Fuentes

De lo mejor en una línea defensiva que estuvo en un mal tono en Alcoy. Se dejó el pellejo corriendo la banda y sumó una asistencia más a su estadística de la temporada. Sirvió un balón perfecto al corazón del área para que Borja García anotara el 2-1. Estuvo más concentrado que otras veces. Sus buenos días se notan en el equipo. 

.

Aprobado: Sebastián Dubarbier

Seguramente no sea un prodigio de la ortodoxia futbolística. Corre mucho, quizá demasiado para algunos, pero compensa sus desaplicaciones con un derroche de pasión y vocación por hacer daño al rival. Le pega a puerta cada vez que ve la oportunidad. Puede ser uno de los hombres clave en el final del campeonato para el Córdoba.

.

Suspenso: Carlos Arias

La lesión de Alberto García le dio una oportunidad al boliviano, que no tuvo una noche lucida. Su error en el segundo gol, en una acción aparatosa, condicionó el partido al colocarse los locales con una amplia e inesperada ventaja. No transmitió seguridad y pudo recibir alguno más, pues en El Collao la inspiración se escapó prácticamente a todos los componentes de la retaguardia. Gaspar, Tena o Ximo contribuyeron también a afear la actuación del Córdoba con fallos de bulto.

.

YA TE DIGO…

“Estoy orgulloso de ser entrenador del Córdoba sólo y exclusivamente por cómo nos ha tratado la gente”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras el empate ante el Alcoyano (3-3).

 

 

Las notas de la jornada 36

Francisco Merino | 30 de abril de 2012 a las 13:11

borjita

Sobresaliente: Borja García

Llevaba ya un tiempo sin marcar y se reencontró con el gol, un acontecimiento que festejó con tanta rabia como el graderío. El madrileño no llegó al Córdoba con la función primordial de perforar las porterías contrarias, pero la cuestión es que ya lleva 14 dianas en la Liga y figura en la clasificación de los principales especialistas. Su tanto frente a Guadalajara y su talento para la creación en ataque llevaron una alegría al cordobesismo.

.

Notable: Charles

Marcó después de muchas jornadas sin hacerlo. Lo necesitaba tanto como el propio Córdoba, que se aferrará a la inspiración de su delantero brasileño en un final de campeonato apasionante. Charles demostró ante el Guadalajara que su afán competitivo es uno de los motores del Córdoba. Presiona, va a por todas y es capaz de calentar el ambiente como ninguno. Si además hace goles, recuperará el brillo de su estrella. 

.

Aprobado: Tena

Una de las grandes novedades y sorpresas en la alineación de Paco Jémez, que retocó todala formación para inyectar nuevos bríos. Lo consiguió en buena parte gracias al papel de Tena, cuya experiencia resultó -en ausencia de Gaspar- clave para mantener el orden en una defensa de tres centrales, con el propio Tena, David Prieto y Ximo Navarro. No se complicó la vida y sus momentos de mayor sufrimiento le llegaron, como a sus compañeros de línea, en las acciones a balón parado.

.

Suspenso: Airam

El canario no se encontró cómodo en el partido ante el Guadalajara. No encontró el modo de asociarse con sus compañeros después de los primeros minutos, en los que estuvo más activo. Después se fue apagando y tomó alguna que otra decisión equivocada. Un taconazo a destiempo le reportó algunos pitos desde la grada. Poco después, Paco Jémez le sacó del campo.

.

YA TE DIGO…

“Estoy orgulloso de ser entrenador del Córdoba sólo y exclusivamente por cómo nos ha tratado la gente”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras la victoria ante el Guadalajara (3-2).

 

 

Etiquetas: , , ,

¿Ahora vamos a cambiar la cara?

Francisco Merino | 23 de abril de 2012 a las 12:49

“Primero te ignoran. Luego se ríen de ti. Después te atacan. Entonces ganas”.

Gandhi.

 

Harto de ver la vida pasar sin que suceda nada más allá de la clásica pesadilla por aferrar la permanencia, frustrado ante la contemplación del éxito ajeno y enrocado en una desquiciante espiral autodestructiva, el cordobesismo se encuentra hoy en una tesitura desconocida para toda una generación. Es un aspirante al ascenso a Primera División. Lo dice y suena verosímil, lo que en sí es ya un triunfo en toda regla. Más allá del resultado en el Santo Domingo de Alcorcón, cuya importancia no es decisiva -eso pregonaban en las vísperas todos los protagonistas, y es de esperar que no hayan cambiado de opinión-, el Córdoba está inmerso en el tramo final de una aventura apasionante e inesperada. Cuando se recurre al tópico de esos trenes que pasan muy de vez en cuando por la puerta y que hay que aprovechar, se olvida que uno puede usar el momento para subirse al vagón o para tirarse a la vía. Habrá que echar el resto, futbolísticamente hablando, pero también es necesaria una reflexión global sobre la forma de gestionar la sobredosis sentimental que se avecina: la presión, el miedo, la ilusión, la angustia… Balón al suelo.

Conviene fijar el desafío, señalar sin titubeos los obstáculos y dedicarse a superarlos del mejor modo que se pueda. Las explicaciones, después. Las fuerzas que quedan, en las piernas y en la cabeza, habrá que emplearlas en ese desafío increíble y posible de dar el salto a ese sitio que no se pisa desde hace cuatro décadas. Qué fuerte suena. Qué buen estímulo para quien no opte por abonarse al victimismo y decir, como en los concursos de la televisión, que se planta con lo que ya tiene en la mano ante la posibilidad de perderlo todo. El Córdoba, ocurra lo que ocurra, ya está ganando. Ya está ascendiendo. Nada hace indicar que haya perdido un ápice de su rebeldía. Está cansado, golpeado, presionado y nervioso, como es natural. Pero no se rinde. No debe hacerlo. Ahora, menos que nunca.

En Madrid cenaron juntos los jugadores, técnicos y directivos. Invitaba el presidente, Carlos González, que comparte con muchos de los jugadores que defienden la blanquiverde la etiqueta de debutante de impacto. Es su primer año al frente de un club de fútbol -y de uno que no es precisamente un paraíso, ni en lo económico ni en lo deportivo- y no se cansa de recibir parabienes en todos los palcos de la categoría. Además de en El Arcángel, donde la figura de los máximos rectores blanquiverdes ha sido tradicionalmente objeto de críticas por parte del núcleo duro de los descontentos. González ya tenía preparada la cita antes de saber el desenlace del partido. Fuera para reír o para llorar juntos, como declaró Paco Jémez, lo cierto es que la cumbre blanquiverde en Madrid puede considerarse como el episodio que marca el pistoletazo de salida para la recta final. El partido del siglo para toda una ciudad.

Lo de Santo Domingo resultó decepcionante, para qué engañarnos. El Alcorcón, un club humilde al que siguen poco más de dos mil parroquianos con tibio entusiasmo -allí, claro, están el Real Madrid, el Atlético, el Rayo… hasta el Getafe-, le soltó una sonora bofetada. Al equipo blanquiverde le quedó claro el diagóstico, al menos. Su problema es que no hace goles. Crudo y simple. Es una de sus cuentas pendientes en esta temporada, pero ha ido capeando sus efectos con una efectividad defensiva extraordinaria. Pero no se puede ser siempre perfecto. El Córdoba lleva tres encuentros seguidos sin hacer ni un tanto -las dos derrotas por 2-0 en Barcelona y Alcorcón, con el empate casero ante el Sabadell enmedio- y esa avería requiere reparación urgente. Hay siete partidos por delante, un calendario que sobre el papel parece más amable que el de otros adversarios -al menos no hay duelos directos- y una dinámica positiva que no se debe perder. Nadie dijo que esto fuera a ser sencillo. No lo va a ser, desde luego. El Córdoba nota los hachazos de la competición y sus puntos negros se le notan. Exactamente igual que a los demás.

 

Las notas de la jornada 35

Francisco Merino | 23 de abril de 2012 a las 12:18

lopez silva en alcorcon

Sobresaliente: López Silva

Es hoy por hoy el jugador más entonado dentro de los de la línea de creación. En Alcorcón se movió bien durante la primera parte, buscando asociaciones con los compañeros y romper en velocidad. Su simple presencia crea alarma en los adversarios, ya que se trata de un jugador con amplitud de recursos y velocidad para tomar decisiones. Se adapta a lo que le piden y da un poquito más. Vital en el final de temporada.

.

Notable: Dubarbier

Como lateral izquierdo se ha revelado como un elemento de alto valor. Su despliegue físico, a veces excesivo, le cuesta algún bajón a destiempo y hay acciones que le pillan sin resuello. Sube al ataque con una determinación encomiable, Tiene, además, capacidad de disparo y la ensaya siempre que tiene ocasión. Hace mucho y quiere hacer más, lo que no siempre es una virtud.

.

Aprobado: Alberto García

Con sus intervenciones evitó que el descalabro cordobesista en el Santo Domingo de Alcorcón tuviera un aspecto más feo. El meta catalán no pudo hacer nada en los goles que encajó. El primero, en un cabezado a bocajarro de Nagore después de un córner; el segundo, con toda la ventaja para Paco Montañés para driblarle y anotar.

.

Suspenso: Charles

Desde que regresó después de la lesión que provocó la agresión del ilicitano Edu Albacar, el brasileño acumula 527 minutos sin anotar un gol. En un año complicado por los distintos percances físicos que ha sufrido, el máximo goleador de la pasada campaña y uno de los futbolistas más cotizados del club representa, en estos momentos, algo más que una esperanza para afrontar la batalla por el play off. El Córdoba le necesita en mejor tono. En Alcorcón corrió y bregó, como siempre, pero no vio puerta.

.

YA TE DIGO…

“Con este acierto de cara al gol no tenemos ninguna opción de entrar en el play off”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras la derrota en Alcorcón (2-0).

.

 

Las notas de la jornada 34

Francisco Merino | 16 de abril de 2012 a las 13:31

gaspar y arteaga

Sobresaliente: Gaspar Gálvez

Con él como jefe de la zaga se vive mejor. Aporta colocación, jerarquía y una buena dosis de confianza a todos sus compañeros de línea. Ante el Sabadell estuvo en su línea de siempre, aunque ni siquiera él pudo evitar el atribulado desempeño de su compañero Ximo Navarro, acentuado por el esperpéntico criterio del canario Hernández Hernández al enseñar las amarillas. Ximo acabó expulsado en el minuto 55 y a Gaspar le tocó multiplicarse. El equipo no encajó.

.

Notable: López Garai

Otro de los jugadores que hoy por hoy son imprescindibles para mantener los niveles del Córdoba en lo más alto. El de Barakaldo retornó al once después de cumplir su partido de sanción por amarillas -se le echó de menos en el Miniestadi de Barcelona- y su aportación se notó. Abarcó mucho campo y distribuyó con criterio, aunque le costó zafarse de la presión de los jugadores sabadellenses. Mostró su polivalencia ocupando el centro de la defensa después de la expulsión de Ximo y hasta la entrada de Alberto Aguilar.

.

Aprobado: López Silva

El onubense no se esconde ni en las situaciones más complicadas. Al contrario. Ante el Sabadell, en un partido raro y espeso, fue de menos a más. Buscó las entradas por dentro y el último pase a los puntas, aunque recibió una vigilancia estrechísima, lindando lo ilegal.

.

Suspenso: Javi Hervás

Es evidente que no anda en su mejor momento de forma. Paco Jémez volvió a sustituirle en el descanso después de que el canterano tuviera una actuación intrascendente. Nunca se encontró cómodo ni tuvo presencia. Recibió pitos por parte del público, que le exigía más. Tiene calidad futbolística y fortaleza mental para superar este bache. El Córdoba le necesita en su mejor versión ante lo que se avecina.

.

YA TE DIGO…

“Los voy a levantar muy fácil: les voy a enseñar la clasificación y van a ver que siguen quintos. Se van a venir arriba echando leches”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras el empate ante el Sabadell (0-0).

.

 

Las notas de la jornada 33

Francisco Merino | 9 de abril de 2012 a las 10:59

ximo

Sobresaliente: Ximo Navarro

Aunque Deulofeu le cogió la espalda en la jugada que propició el 1-0, fue mejorando sus prestaciones y terminó siendo el líder de una retaguardia que sufrió mucho con la movilidad de los puntas azulgranas y las veloces entradas por las bandas. Cuando el Córdoba actuó con tres atrás, se desdobló y estuvo siempre al quite, atento y concentrado. Su disposición para hacer lo que haga falta es encomiable.

.

Notable: López Silva

Hasta en sus peores tardes es una amenaza constante para el adversario. No fue el del Miniestadi uno de sus encuentros estelares, pero el onubense al menos mostró mucho interés en revisar su posición para ser más útil a un equipo, el suyo, que lo pasaba francamente mal. Por las bandas encontró más tapones y se dedicó a intentarlo por dentro, aunque sin demasiada fortuna ni apoyo.

.

Aprobado: Pepe Díaz

Llevaba muchos partidos sin salir al campo y Paco Jémez lo sacó en los últimos minutos, en un desesperado intento por revolucionar un duelo que ya estaba demasiado cuesta arriba. El de Almodóvar no fue determinante para un cambio de resultado, pero sí mostró su talante de siempre: se dejó el alma peleando por todos los balones, provocó alguna falta y jugó como si fuera el minuto uno. Da todo lo que tiene en cualquier circunstancia.

.

Suspenso: Javi Hervás

En un partido exigente, el canterano estuvo perdido. Sin el balón y sin determinación para pelear por la recuperación, Hervás fue un elemento intrascendente. Paco Jémez decidió dejarle en la caseta en el descanso para alinear a Fede Vico. Era un buen escaparate y la luz se le apagó.

.

YA TE DIGO…

Ha sido problema de que hoy no estuvimos lúcidos con el balón en los pies, ni siquiera en saques de banda. Conté seis o siete en los que les dimos el balón a ellos. Tuvimos el día tonto y eso nos llevó a prácticamente no tener opciones de ganar”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras la derrota ante el Barcelona B (2-0).

 

 

Las notas de la jornada 32

Francisco Merino | 2 de abril de 2012 a las 12:30

gol de lopez silva

Sobresaliente: López Silva

Su capacidad para convertirse en una amenaza ofensiva contínua es brutal. Desgasta al adversario con su movilidad y lo aniquila psicológicamente con acciones como su gol ante el Hércules, el segundo para los blanquiverdes y el que dejó la sentencia prácticamente firmada. Su toque sutil, elevando la pelota al palo contrario en el que Falcón rumiaba su desgracia, resultó una auténtica delicia. El onubense llevaba un largo listado de disparos al poste o al larguero en este campeonato. Ante los albiazules se desquitó y firmó otro tanto para enmarcar.

.

Notable: López Garai

Ha alcanzado un grado de trascendencia dentro del equipo que ratifica su historial. Conoce la categoría como pocos pero, sobre todo, tiene un nivel de comprensión del juego excepcional. No realiza un solo movimiento inútil, todas sus acciones tienen un sentido. Da equilibrio, reparte el balón con criterio, es polivalente y aporta personalidad y empaque. En partidos grandes se crece. Ante el Hércules ofreció una lección más de saber estar.

.

Aprobado: Dubarbier

Rindió a buen nivel como lateral izquierdo, supliendo al lesionado Fuentes. El argentino se ha tomado su incorporación al Córdoba como la oportunidad para regenerar una carrera que se había estancado después de sufrir un descenso a Segunda B con el Tenerife y un doloroso ostracismo en el Lorient francés. Se le notan las ganas en cada acción. Se come la pelota y hace kilómetros por su banda. A veces va demasiado acelerado. Desborda bien, coloca balones y no desdeña el disparo a puerta desde lejos si ve el hueco.

.

Suspenso: Tote

No anda en su mejor momento un futbolista que figura, por expediente y sueldo, entre las estrellas del Hércules y de toda la competición. En Córdoba apareció poco en ataque y apenas dejó muestras de su talento con la zurda. Eclipsado, perdido y muy incómodo, fue sustituido en la segunda parte por su entrenador Mandiá. Su decreciente nivel futbolístico y sus críticas al club que le paga le convierten en un candidato firme a coger la puerta de salida dentro de unos meses.

.
YA TE DIGO…

“Ahora empieza lo bueno y los errores se pagarán carísimos, porque llega el tramo de la liga en el que se pone a los jugadores y a los equipos en su sitio. No hay piedad con los que fallan. Para ello veo al equipo muy entero y con confianza”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras la victoria ante el Hércules (3-1).

 

Juanín, capitán para siempre

Francisco Merino | 31 de marzo de 2012 a las 11:36

alineacion  con juanin

Como suele ser norma, su condición de héroe no respondió a un plan premeditado. Llegó al Córdoba casi de tapadillo, sin más detalles en su expediente que el paso por las categorías inferiores del Betis y una cesión de un año al Extremadura. El 14 de agosto de 1960 se presentó un chaval de 20 años al que los técnicos llevaban algún tiempo espiando con sigilo. Veían en él a un futbolista talentoso, que se movía con un empaque impropio de su edad: cabeza siempre levantada, pases medidos al pie del compañero,visión panorámica para leer los movimientos antes de que se produjeran… Un prodigio. Era un medio con gol o un goleador que no conocía el egoísmo –rara especie, sin duda– y que siempre hacía mejores a los que que estaban a su lado. Todas las anotaciones ilusionadas en las libretas de los técnicos del Córdoba quedaron ratificadas en el campo por un futbolista que rebasó los límites marcados por el más optimista de los ojeadores, aquellos especímenes geniales que vivían de su intuición cuando el vídeo o internet sonaban a película de ciencia ficción.

Juanín firmó su contrato el mismo día que Santiago Gómez Pintado, conocido como Montejano, que había pasado por el Real Madrid. Este experimentado medio sólo jugó seis partidos y se marchó para dedicarse, con éxito, al mundo empresarial en el ramo de los automóviles. En 1995 le disputó unas elecciones a la presidencia del club blanco a Florentino Pérez y Ramón Mendoza, comicios que ganó el añorado dirigente de las cinco ligas con la quinta del Buitre. Uno se puede relacionar con el fútbol desde un despacho o sobre el césped. Juanín escogió la segunda vía. En su primer año como blanquiverde fue el único de la plantilla que jugó todos los partidos, todos los minutos, y lo hizo todo. Y todo bien. En la memorable tarde del Colombino, aquel 0-4 en Huelva que abrió al Córdoba las puertas del cielo futbolístico, dejó su sello con una de sus actuaciones más emotivas.

Marcó el primer gol del Córdoba en Primera. Fue en El Arcángel y ante el Valladolid. Victoria por 1-0. Benegas, Simonet, Mingorance, Navarro, Martínez, Marañón, Riaji, Juanín, Miralles, Vázquez y Homar, con Roque Olsen en el banquillo. En el minuto 59, Juanín batió al conjunto pucelano que entrenaba el histórico ex barcelonista Ramallets, que ese año sería cuarto en la Liga. Juanín se erigió en el líder de manera natural, sin tener que alzar la voz. Sus compañeros le reverenciaban como a un veterano, cuestión en la que seguramente le ayudó una alopecia precoz que le confería un aire de madurez que se hizo más notorio cuando el brazalete de capitán adornó su brazo derecho. Tras demostrar que estaba hecho de otra pasta, fue uno de los pilares del mejor Córdoba en su más de medio siglo de existencia, ése que fue quinto en la Liga 64-65 y que aún posee un récord insuperable en España: invicto toda la campaña en El Arcángel y con sólo dos goles encajados al calor de su hogar. Juanín era un creador en el mejor equipo defensivo que se haya visto. Paradojas cordobesas.

De los tiempos en los que no existía el marketing sólo queda la memoria. Quienes le vieron actuar aseguran, sin un atisbo de duda, que Juanín fue un portento, un jugador total. Incluso sus mayores detractores -pocos, pero los hay- le sitúan entre los mejores de siempre. Al resto no hace falta preguntarles. Sólo hay que mirar los ojos de los aficionados veteranos cuando recuerdan las jugadas de un hombre que siempre conservó su nombre en diminutivo, una ironía para adornar un fútbol majestuoso.

Juan García Díaz, “Juanín” (Nerva, 1940), se formó en la cantera del Betis y jugó un año cedido por los hispalenses al Extremadura. Fichó por el Córdoba en 1960 y vistió la camiseta blanquiverde durante casi dos décadas (desde 1960 hasta 1979). Luego desempeñó labores técnicas, siendo segundo del brasileño Vavá y de Roque Olsen, asumiendo el mando absoluto de la plantilla durante efímeras etapas en Segunda B. Desde 1962 a 1969 jugó siete temporadas consecutivas en Primera División con el Córdoba, disputando 186 encuentros y marcando un total de 43 goles. El club recibió ofertas para traspasarlo, pero nunca se movió del Córdoba. En la actualidad, Juanín dirige una escuela de fútbol para niños junto a otro ex cordobesista, Diego Moreno.