Archivos para el tag ‘Carlos Arias’

Las notas de la jornada 38

Francisco Merino | 17 de mayo de 2012 a las 17:55

Sobresaliente: Pepe Díaz

Después de su despliegue de raza y eficiencia en El Collao, el de Almodóvar se ganó la titularidad en El Arcángel y honró la camiseta blanquiverde con uno de sus partidos más emotivos frente al Nàstic. Volvió a marcar, contagió con su pasión al resto y se ganó el respeto de la grada una vez más. Un futbolista necesario en el Córdoba.

.

Notable: López Garai

Lee el fútbol con naturalidad y no se le ve hacer ningún gesto innecesario. Su valor está más allá de las intervenciones con la pelota. Apoya a los centrales si es menester, distribuye con criterio y refuerza el valor de los compañeros. Que le pregunten a Taira. 

.

Aprobado: Afonso Taira

El joven portugués debutó como titular en la Liga y tuvo un desempeño más que decoroso. Le ayudó bastante el experto López Garai, cuya atención al aspecto defensivo permitió al luso filtrar su talento con algunas acciones de excelente técnica. Tiene mucho camino por delante.

.

Suspenso: Carlos Arias

El meta sudamericano ofreció otro capítulo desgraciado. Definitivamente, su retorno no ha sido lucido. Encajó dos goles en casa, que sumados a los tres de la jornada anterior, afean su buena estadística anterior. Pudo hacer bastante más en los tantos del Nástic.

.

YA TE DIGO…

Por nuestro afán de seguir adelante nos hacen goles y metemos al rival en un partido en el que no habían hecho nada. Hay que ser más maduros en ese aspecto”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras la victoria ante el Nàstic (4-2).

.

Las notas de la jornada 37

Francisco Merino | 7 de mayo de 2012 a las 16:31

Sobresaliente: Pepe Díaz

Su actuación en El Collao fue excelente, un prodigio de productividad para el equipo. Salió al campo en el minuto 77 y el primer balón que tocó fue para firmar un golazo de falta, que recibió cuando forcejeaba en carrera con Pina, que fue expulsado. Colocó el partido con 3-2 y el adversario en inferioridad. Luego resolvió con maestría, cuando el Córdoba lo pasaba mal después de la absurda expulsión que se ganó Tena, en la acción que significó el empate. Con su coraje y entusiasmo contagió a un equipo que después del 3-1 estaba medio muerto. Se ha ganado un puesto de titular.

.

Notable: Juan Fuentes

De lo mejor en una línea defensiva que estuvo en un mal tono en Alcoy. Se dejó el pellejo corriendo la banda y sumó una asistencia más a su estadística de la temporada. Sirvió un balón perfecto al corazón del área para que Borja García anotara el 2-1. Estuvo más concentrado que otras veces. Sus buenos días se notan en el equipo. 

.

Aprobado: Sebastián Dubarbier

Seguramente no sea un prodigio de la ortodoxia futbolística. Corre mucho, quizá demasiado para algunos, pero compensa sus desaplicaciones con un derroche de pasión y vocación por hacer daño al rival. Le pega a puerta cada vez que ve la oportunidad. Puede ser uno de los hombres clave en el final del campeonato para el Córdoba.

.

Suspenso: Carlos Arias

La lesión de Alberto García le dio una oportunidad al boliviano, que no tuvo una noche lucida. Su error en el segundo gol, en una acción aparatosa, condicionó el partido al colocarse los locales con una amplia e inesperada ventaja. No transmitió seguridad y pudo recibir alguno más, pues en El Collao la inspiración se escapó prácticamente a todos los componentes de la retaguardia. Gaspar, Tena o Ximo contribuyeron también a afear la actuación del Córdoba con fallos de bulto.

.

YA TE DIGO…

“Estoy orgulloso de ser entrenador del Córdoba sólo y exclusivamente por cómo nos ha tratado la gente”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras el empate ante el Alcoyano (3-3).

 

 

Las notas de la jornada 4

Francisco Merino | 12 de septiembre de 2011 a las 20:26

Sobresaliente: Charles

Se quedó en el Córdoba para hacer precisamente lo que está haciendo: marcar goles. Y de los que valen puntos. Firmó los dos que llevan los blanquiverdes en la Liga: uno, ante el Almería, valió un punto; otro, contra el Numancia, los tres. El brasileño erró un penalti ante los sorianos con el empate a cero. El público empezó a animar. Luego anotó el gol y pidió perdón por su fallo anterior. No hacía falta. Charles se ha ganado algo más difícil que la admiración: el respeto.

.

Aprobado: Carlos Arias

No era fácil su papel en la meta del Córdoba, donde suplía a un criticado -seguramente de modo excesivo- Alberto García. El internacional boliviano sacó adelante la prueba con un aprobado muy alto. Dos partidos, cero goles encajados. Un pase de ronda en la Copa y el primer triunfo liguero. De momento ha hecho méritos para afianzarse en una portería que tendrá que dejar por obligación si es convocado por la selección de su país el próximo mes de octubre.

.

 Suspenso: La afluencia de público

Va a tardar aún un tiempo en recomponerse el idilio entre el Córdoba y su afición, que acude en menor número que nunca en los últimos tiempos. Poco más de seis mil espectadores presenciaron en El Arcángel la victoria blanquiverde ante el Numancia. El consuelo es que la tendencia es similar en todos los campos de la categoría.

.

YA TE DIGO…

“Acabamos una semana con la moral alta, por las nubes, pero sin tirar cohetes, sabiendo que esto acaba de arrancar y nos queda mucho camino por recorrer”

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras la victoria ante el Numancia.

Un título, una esperanza y un alivio

Francisco Merino | 28 de agosto de 2011 a las 22:29

No le han ido mal las cosas al Córdoba en el primer fin de semana serio. Es una manera de hablar, claro. Por lo de la seriedad, digo. Todos los días anteriores también lo fueron y seguramente eso ha tenido mucho que ver en la amplia sonrisa que lucen ahora los blanquiverdes, dentro del club y en su entorno, en este final de agosto. Para poder festejar hay que tomarse las cosas muy en serio, por más que haya habido momentos y episodios que parecían una broma pesada. A veces parece -porque hay algo más que indicios- que todo se viene abajo en el Córdoba CF, condenado a vivir en eterna construcción. Pero también hay instantes en los que se producen chispazos prometedores, pistas que incitan a pensar que a lo mejor esta vez sí sucede algo. En las últimas horas se ha producido una conjunción de fogonazos que han iluminado al Córdoba, un equipo -un club- que pelea por levantarse con casi todo en contra.

Primero llegaron los chicos del juvenil, que pese al relevo generacional han cogido la estela de sus antecesores. De momento, se entretuvieron en derrotar al Real Madrid (y 24 horas después también al Benfica, ya en Pozoblanco) en El Arcángel para conquistar el Trofeo Ciudad de los Califas. Es el primer título que entra en las vitrinas del club durante el mandato del nuevo presidente, Carlos González, que contempló desde el palco cómo dieron dentelladas los cachorros blanquiverdes. Es la cuarta vez que el Córdoba consigue la copa en 32 años de vida del torneo juvenil más señero de nuestro país. Hay que seguir la pista a estos chavales.

Los jugadores del Córdoba aplauden al público de El Arcángel.

Después llegó la cita grande, el reencuentro con la Liga, la visita de un ex Primera -con el once repleto de jugadores recién caídos de la élite- como el Almería, con Lucas Alcaraz al frente. El Córdoba casi ganó. El público se marchó más feliz que otra cosa y el técnico granadino bastante mosqueado por un penalti no pitado a favor de su equipo en el último suspiro. El regreso de Paco Jémez trajo alegría, que no es poca cosa para un graderío que el curso pasado vio cómo se despoblaban sus asientos a un ritmo dramático. No iban ni los socios. Se ha cambiado el tiovivo por una montaña rusa.

Y en la tarde de ayer, por fin, llegó a la ciudad el guardameta boliviano Carlos Erwin Arias, después de una rocambolesca historia de permisos, visitas al consulado, vuelos anulados y otros contratiempos que hicieron pensar a algunos que se podrían repetir episodios dantescos como el de Gabriel Roth, aquel argentino que un día se fichó -y se pagó- pero que jamás pisó Córdoba. Aún sigue jugando en el Rangers chileno y en su historial hablan de un pasado en El Arcángel que nadie vio. Qué cosas.