Archivos para el tag ‘Real Unión de Irún’

Entre unos y otros

Francisco Merino | 21 de mayo de 2011 a las 21:41

Lucas Alcaraz se tapa la cara durante el Ponferradina-Córdoba en El Toralín. Foto: LOF.

Últimos estertores de la Feria. El Córdoba, abofeteado por todo tipo de rivales y circunstancias, se pone a hacer pucheros mirando hacia su afición. Se la va a jugar otra vez. La vida, quiero decir. Y no en sentido metafórico, sino real. Si pierde la categoría, se muere. Ya lo advirtió Lucas en las vísperas del duelo ante el Albacete Balompié, que fue etiquetado en su momento por el granadino como uno de los partidos más importantes de la historia del club. Los blanquiverdes se exhibieron con un 5-1. El de ayer, por lo visto, no lo era tanto. El Córdoba salió vapuleado y con su estima por los suelos. Tendrá que reponerse pronto. O no. Ya da lo mismo. Lo único que tiene que hacer, el pequeño detalle que le queda por cumplir en su compromiso con la afición es sumar el punto 50. Ayer debió hacerlo, pero el orgullo de la Ponferradina pudo más que lo que el Córdoba puso sobre el terreno de juego berciano. Su presencia y poco más.

En su última comparecencia en El Arcángel aún no tiene agarrada la permanencia de forma matemática. ¿Les suena la escena? Pues sí, volverá a ocurrir. Como el curso pasado ante el Real Unión de Irún. La gente hasta hizo la ola. Prepárense para escuchar durante esta semana las típicas apelaciones al cordobesismo, aliñadas con discursos apocalípticos sobre las consecuencias de un desliz en este momento crítico. Vendrán nuevas consignas con sabor a viejo, tan necesarias como irritantes. Vuelven las pancartas. Todos unidos es posible. El Arcángel no se rinde. Mover al cordobesismo a base de eslóganes está resultando un ejercicio de difícil digestión, un sucedáneo del verdadero motor de los seguidores. A falta de ilusión, el CCF busca en la desesperación global el combustible para el último arreón. Todo el mundo anda loquito por terminar de una vez esta pesadillesca Liga 2010-11. Lo estabas esperando… decía el lema de la campaña que se lanzó para recibir al Betis a comienzos del mayo cordobés. Qué premonición. Lo estaban esperando, por supuesto. Más bien se lo temían. Y, como en un bucle dramático, vuelve a suceder. Córdoba-Las Palmas, el partido de la salvación. Ahí terminará una feria y comenzará otra. Qué cruz.