Precisamente el juez Piñar condena a Juana Rivas…

Magdalena Trillo | 29 de julio de 2018 a las 12:26

Juana Rivas 2017

“No había necesidad. ¿Juana Rivas se inventó los malos tratos? Que se investigue. ¿Hay denuncias falsas en España? Que se investiguen. Pero nada de esto se dirimía esta semana en el Juzgado de lo Penal 1 de Granada. ¿Juana Rivas se saltó la ley cuando se escondió con sus hijos? El magistrado Manuel Piñar así lo concluye pero lo hace con una sentencia que, justo como le recrimina a la madre de Maracena, parece más fabricada que ejemplar”.

Con este párrafo termino mi artículo de hoy en #LaColmena del domingo: Juana Rivas y el peculiar caso del juez Piñar. Creo que hay que respetar las resoluciones judiciales, pero no con los ojos tapados. Hay que analizarlas, interpretarlas y valorarlas. Y ver qué hay detrás. Sobre todo cuando vivimos tiempos controvertidos en los que no siempre la Justicia es justa ni garantiza la igualdad.

¿No había otro juez en toda Granada para asumir el caso de la madre de Maracena? El reparto judicial es otro principio sagrado, pero ¡qué casualidad! y ¡qué fatalidad! Un magistrado que se ha significado claramente machista, que se ha posicionado en contra de las actuaciones institucionales para atajar la violencia de género, que tiene un historial detrás de polémicas y controversias con sentencias realmente escandalosas…

Juana Rivas 2018

Y porque, justo en este caso, el magistrado Manuel Piñar ha querido ser ejemplar lanzando un mensaje a todas las mujeres sobre las denuncias falsas de malos tratos a partir de una realidad que ni siquiera se ha llegado a investigar: da por hecho que Juana Rivas se lo ha inventado todo y tenía que ser castigada… ¡Pero es que justo él no tenía esa misión!

Se parece este caso peligrosamente al de #LaManada. Casi más grave que la condena es lo que se argumento, cómo lo hace, lo que reprocha, lo que recrimina, lo que da por probado…

Los comentarios están cerrados.