Archivos para el tag ‘burdeles’

Sexo y prostitución, un binomio incendiario

Magdalena Trillo | 4 de septiembre de 2018 a las 19:58

Sexo y prostitución. Probablemente sea uno de los temas que más aristas y más complejidad conlleva desde el punto de vista de la gestión institucional y de la opinión pública.

Socialmente es fácil llegar al consenso de que hay que erradicar la explotación sexual, acabar con las redes internacionales que se enriquecen explotando a las mujeres (incluso niñas y con el cultivo de la pobreza y la inmigración ilegal) y con todos esos “clubs de alterne” que nadie quiere ver. Les damos licencias de apertura y, aunque podamos intuir, que no todo lo que sucede es legal, consentimos. Es lo más fácil.

Sobre el ejercicio de la prostitución, el debate se turbia. ¿Tenemos derecho las mujeres a vender nuestro cuerpo? No voy a ser políticamente correcta hablando ni escribiendo como no lo he sido al publicar De oficio, puta.

Lo que más me llama la atención es que se trata de un debate realmente necesario en nuestra sociedad que no nos atrevemos a abordar sin complejos. Si miramos los datos y las historias que retratan esa prostitución que muchas mujeres entienden y defienden como una forma de vida y como una elección, sinceramente cuesta situarse en el escalón de la moralidad. El lado oscuro pesa mucho pero no debería terminar convirtiéndose en un muro.

Sobre todo, cuando desde el mundo académico son numerosas las publicaciones, artículos y estudios que se están realizando con un rigor, una seriedad y una profesionalidad realmente sorprendente. El título de mi artículo es justo un guiño a uno de estos trabajos científicos.

Después de leer decenas de aproximaciones sobre el tema, lo que más me llama la atención es la solidez de los dos bandos: de quienes se posicionan a favor de legalizar la prostitución y de quienes lo rechazan de forma tajante.

prostitutas

Por eso creo que es tan importante que un Gobierno como el de Pedro Sánchez, que ha hecho gala de ser el más feminista de toda Europa en toda nuestra historia reciente (cuantitativamente hablando), sea capaz de afrontar el desafío. No será fácil pero no podemos distraernos en la superficie del debate ni contentarnos con más anuncios improvisados y dimisiones de bajo perfil. Zapatero tuvo que dejar La Moncloa para que se pudiera valorar el salto histórico que España dio en igualdad durante su mandato; Pedro Sánchez (y Carmen Calvo con todo su equipo) todavía tienen la oportunidad de subir algún escalón más.

gobierno sánchez