Lecturofilia » Archivo » Malas, malísimas

Malas, malísimas

Agustín Velasco | 21 de febrero de 2010 a las 15:05

chicas cafe
No entiendo ciertas etiquetas literarias, como la de ‘Chick Lit’. No puedo encontrar mayor atentado machista contra la dignidad de las escritoras que escriben para su generación. Esta etiqueta es como quisiera decir, “ey, tío, no compres ese libro que es cosa de nenas y tu eres muy machote para eso”. ¡Qué insensatez!, de todo los libros se aprende, y de la llamada chick lit es de la que más puede aprender el hombre sobre la mujer con la que tiene que relacionarse porque está escrito por mujeres y no “para mujeres”, sino para su generación, hombres y mujeres, adultos y jóvenes. Esta genial (lo de genial es un sarcasmo) etiqueta se la debemos a Cris Mazza y Jeffrey DeShell que editaron una antología de literatura post feminista en 1995 que llevaba por título Chick Lit: Ficción post feminista.
 
¿Se puede encuadrar Malas, malísimas (Ed. Debols!llo) de Zulima Martínez en este género? Evidentemente sí, ya que trata de experiencias vitales de la mujer actual. Pero quitémosles las connotaciones machistas y acérquense los lectores sin prejuicios, no saldrán decepcionados, es más, aprenderán más de cuatro cosas, como que no es oro todo lo que reluce en esa armadura brillande la super woman de nuestros días.
  • malas malisimasTítulo: Malas, malísimas
  • Autora: Zulima Martínez
  •  Editorial: DeBols!llo
  • Páginas: 191
  • Precio: 7,95€
Este libro, ópera prima de su autora, va sobre las grandes mentiras sobre la super woman, esa mujer que tiene éxito en el trabajo, concilia de mil maravillas su vida personal, segura de si misma, glamurosa… o al menos auténtica. La autora utiliza como hilo conductor las reuniones periódicas en el Café Solo de cuatro amigas desde tiempos de la Universidad, cuatro mujeres bien distintas que a sus treinta años siguen siendo en gran parte desconocidas las unas para las otras. Gala, una eficaz relaciones públicas y organizadora de eventos, conoció a Cloe, una dibujante, e un taller de literatura. Empezaron a colaborar en unos cómics sobre unas superheroínas poco ortodoxas que titularon Malas, malísimas. A ellas se unirían después Aya (que con el tiempo se convertiría para sus amigas en una gris funcionaria) e Ingrid, sobrina de la dueña del bar donde se reúnen.
 
Zulima ha sabido trazar bastante nítidamente cuatro arquetipos de nuestro tiempo: la super woman sin vida propia (Gala), la creativa frustrada (Cloe), la mujer que opta siempre por la certidumbre en la vida (Aya) y la que va a contracorriente de manera silenciosa (Ingrid). Todas tienen una parte que ocultan a las otras, una gran mentira que encubrir o que al menos prefieren no exponer, pero la amistad podrá con todas las mentiras y todos los silencios. ¿Un ejemplo de mentira?: ¿Cómo es posible que todo el armazón de la super woman se venga bajo sólo por haber perdido el móvil?
 
Mención a parte merece la historia de la dueña del bar, que ocupa todo el capítulo V, que conforma un relato dentro de otro relato. Totalmente innecesario, se podría quitar y la historia conservaría su coherencia, pero igualmente enriquecedor, porque cambia el estilo y el ritmo narrativo y cobra trascendencia. Ángela es ese espejo en que sin saberlo, ni lo sabrán, se miran las jóvenes.

Sobre la autora profundizaremos más adelante en una entrevista.

 

Próximamente: Pan. Hecho en casa y con el sabor de siempre (Ed. Grijalbo) de Xavier Barriga

Empezado: El Legado del Escorpión (Vision Libros) de Juan José Ruíz Ruíz

  • Marta

    Me he leido el libro, y creo que hay una equivocación en la descripción de personajes. Gala es la la super woman sin vida propia y Cloe la creativa frustrada.
    Por otro lado, estoy totalmente de acuerdo en que no es un libro exclusivamente para chicas, a ellos también les puede gustar.
    Es un libro muy ameno, te sorprende y te hace sacar unas cuantas sonrisas.

  • Agustín Velasco

    Tienes razón, Marta. Bailé los nombres… las cosas de la dislexia. Lo he corregido.

  • […] prometí la semana pasada, vamos conocer más de Zulima Martínez, autora de Malas, malísimas (Ed. DeBols!llo). Una autora novel, es decir, todo por descubrir de ella. Es emocinante engancharte a un/a escrito/a […]

  • […] el boletín de enero de novedades editoriales descubrí la opera prima de Zulima Martinez. ¿Cuál es vuestro compromiso (si existe) con los autores nóveles españoles? No estamos […]

  • Maria Trendy

    Excelente post, escribo chick lit y me parece genial que los hombres lo lean, aunque la mayoría no piensa como tú que me dice eso es cosa de mujeres, jejeje. Me encantó tu blog, te sigo, saludos desde Uruguay