Lecturofilia » Archivo » LA CIENCIA CONTRA EL CRIMEN

LA CIENCIA CONTRA EL CRIMEN

Agustín Velasco | 4 de junio de 2010 a las 8:08

leccion de anatomia

Estoy seguro que desde que aparecieran las famosas series del CSI las disciplinas relacionadas con la criminología y la investigación forense han sufrido un considerable auge en las elecciones de los universitarios españoles. Gracias a la serie todos nos hemos familiarizado con las complejas prácticas que llevan a esclarecer los crímenes más complicados. En La ciencia contra el crimen (Ed. Nowtilus) de Janire Rámila podemos encontrar un práctico compendio de todas las ramas forenses e investigación criminal que en la actualidad son práctica común para la policía científica: la perfilación psicológica, la perfilación geográfica, la toxicología, la antropología forense, el ADN y la biología forense, la dactiloscópia, la entomología forense y la balística.

Esta licenciada en Crimonología por el Instituto Vasco de Criminología, licenciada en Derecho por la Universidad del País Vasco y licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra, realiza un ejercicio de síntesis muy interesante y didáctico, que sin entrar en profundidades técnicas logra crear un claro mapa de las disciplinas antes mencionadas. No sólo condimenta el texto con curiosidades y anécdotas de lo más llamativas (ideales para soltar entre amigos y quedar como el más interesante de la reunión) sino que concluye cada capítulo con una pequeña guía cinematográfica que repasa las películas más trascendentes donde las ramas tratadas son de alguna manera protagonistas.

  • ciencia contra el crimenTítulo: La ciencia contra el crimen
  • Autora: Janire Rámila
  • Editorial: Nowtilus
  • Páginas: 256
  • Precio: 12,95 €

Rámila va repasando casos reales, asesino famosos, otro no tanto pero igualmente interesantes, del siglo XII d.C. en China a nuestros días, de Jack el Destripador al francotirador de Washington. Pero quizás lo más interesante (para mí) ha sido constatar cómo técnica que para nosotros es el pan de cada día tienen un origen bastante reciente, mientras que otras que nos parecen exóticas ya se empleaban hace siglos.

Para que os hagáis una idea de la clase de curiosidades que podréis encontrar basta mencionar el caso de la célebre bruja y envenenadora francesa La Voisin (nombrada en el capítulo dedicado a la toxicología), que vivió en tiempos de Luis XIV y que entre sus prácticas la autora destaca cómo espolvoreaba a los animales domésticos de arsénico para cuando fueran acariciados desprendieran el mortal polvillo que era inhalado por la incauta víctima, o cómo lavaba la ropa con jabón y arsénico para que el envenamiento se produjera por contacto a través de la piel.

Especialmente truculento es el capítulo de la entomología forense en que se trata el proceso de descomposición de los cadáveres… Nunca más dejarás que una mosca se pose en ti.

Próximamente: La semana Pendergast